13.06.2013

A propůsito del conflicto por los adornos en un cementerio de Zaragoza

Hace unos días nos llegó la noticia sobre las sanciones anunciadas por el Ayuntamiento de Zaragoza a los gitanos que ponen demasiadas flores y adornos en las tumbas de sus fallecidos. Una medida que consideramos intolerable y por la que hemos dirigido esta carta a don Laureano Garín, concejal del Ayuntamiento de Zaragoza:

 

 

Estimado Sr.

 

Hemos tenido conocimiento de la disposición del Ayuntamiento de Zaragoza por la que se anuncia fuertes sanciones a los miembros de la comunidad gitana por exceder el espacio que la Corporación Municipal determina en el Cementarlo de la capital para colocar flores y exvotos allí donde están enterrados sus familiares.

Estamos seguros, señor Concejal, de que usted tiene conocimiento de la gran fuerza que en nuestra cultura tiene el recuerdo, la veneración y hasta la vinculación que después de muertos siguen teniendo en nuestras vidas aquellos que ya se fueron de este mundo. No se extrañe, pues, de que manifestemos con todos los medios a nuestro alcance ese respeto, ese amor y ese dolor lacerante con que, a veces de forma estentórea, nos hacemos visibles.

Le ruego, pues, en nombre de la UNION ROMANI, federación representativa de buena parte de los gitanos de España, que quiera retirar esas sanciones y acceda a tener un diálogo fructífero con la comunidad gitana zaragozana en la seguridad de que juntos, en un clima de mutuo respeto y colaboración se encontrará la solución que garantice el respeto a nuestras costumbres y tradiciones así como a la libertad de todos.

 

Reciba un cordial saludo.

Juan de Dios Ramírez Heredia

Abogado

Presidente de Unión Romaní

 

 

Laureano Garín es concejal Delegado de Equipamientos y Cementerios, de Prevención, Extinción de Incendios y Protección Civil y de Mercados y Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza

Volver