03.09.2012

Juan JosÚ CortÚs no se rinde en la lucha por la cadena perpetua


Juan JosÚ CortÚs, en una imagen de archivo /Europa Press

El padre de Mari Luz hace un balance de su lucha de los últimos cinco años por el endurecimiento de las penas para asesinos de niños y pederastas

 

Juan José Cortés, el padre de la pequeña Mari Luz, asesinada en 2008 por Santiago del Valle, sostiene que mantendrá su lucha por conseguir la cadena perpetua para los asesinos de niños. "Es la lucha que me ha tocado vivir y como entrenador aprendí que se pelea hasta el último minuto", aseguró en una entrevista con Efe, en la que hizo balance del trabajo que viene realizando en los últimos años, Cortés se refirió al trabajo que desarrolla en su propia Iglesia Evangélica, con la que está recorriendo España.

"Cuando estoy fuera me echan de menos en casa, es normal, pero la palabra de Dios hay que llevarla a donde se necesite, y los hombres de fe son los que apuestan por seguir luchando cada día", aseguró.

Así, según explicó durante la entrevista, "hay que vivir con la esperanza de que nuestros días en la tierra se acabarán, pero nos espera algo en el cielo", y destacó que su fe, y su pasión por el deporte, ya que es entrenador de fútbol, le han ayudado a seguir adelante. Cortés considera que se trata de "un trabajo bonito y supone conocer la Biblia, que es un libro histórico y la evidencia de que Dios existe", para recordar la importancia de la lucha por conseguir la cadena perpetua para asesinos de niños y pederastas.

A pesar de manifestar que "casi no tengo ganas de pelear", sostiene que no se puede quedar en casa. Y quizá por ello, y a pesar de su cansancio, defendió que es necesario seguir trabajando "para librar otra batallita", porque "nos merecemos una justicia justa en España". Además, el padre de Mari Luz, sentenció una vez más: "¡Qué pocas ganas tengo de viajar y de seguir peleando!. Pero el amor propio y el coraje no me permite quedarme en casa, porque tenemos que hacer justicia".

Sobre la posibilidad de volver a entrenar a un equipo de fútbol, quiso recordar que la noticia de la desaparición de su hija la tuvo precisamente cuando estaba en un banquillo de fútbol.
"Ojalá la vida pronto me brinde esta oportunidad y pueda seguir en el fútbol, porque entonces se produjo algo en mi corazón que me hablaba de no pisar más un campo de fútbol, pero tenemos ganas, ilusión y espero volver a entrenar", quiso subrayar al respecto.

Cortés, que es asesor del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, se mostró muy crítico con algunas decisiones de la justicia española, sobre todo con el hecho de que Rosa del Valle, condenada como cómplice del asesinato de su hija, pueda salir de la cárcel en septiembre, lo que pone de manifiesto "lo cruel que puede ser la Justicia en España".

 

(S. H.; Huelva Información)

Volver