1-15 de julio de 2005. Número 399

 

 

Sí, a la boda gitana
Juan de Dios Ramírez-Heredia publica un nuevo libro sobre la boda gitana

     1-15.07.2005 / Juan de Dios Ramírez-Heredia, abogado, periodista y presidente de la Unión Romaní, acaba de publicar su último libro. Se trata de un estudio titulado MATRIMONIO Y BODA DE LOS GITANOS y de los “payos” en el que se analizan los diferentes aspectos legales y sociales que rodean esta tradición gitana.

Matrimonio y Boda de Los Gitanos y de los "payos"
(Haga click en la imágen para pedir su ejemplar)


     En España viven más de 600.000 gitanos. Son ciudadanos que durante siglos han mantenido unas costumbres y tradiciones que constituyen su principal seña de identidad. Ellos quieren seguir siendo gitanos porque su cultura no afecta al orden público ni va en detrimento de la aceptación sin reservas que hacen del espíritu y la letra de la Constitución Española.
     Pero los Tribunales de Justicia han venido dando la razón, hasta ahora, a la Seguridad Social que niega a las gitanas la pensión de viudedad porque el matrimonio gitano no encuentra acomodo en el Código Civil. A pesar de que el cabeza de familia hubiera cotizado durante más de treinta años, tuviera siete hijos reconocidos y todos sus papeles en regla, incluido el Libro de Familia. ¿Por qué razón, pues, no hemos de instar a los poderes públicos para que inicien el procedimiento adecuado para lograr el reconocimiento pleno del matrimonio gitano? Juan de Dios Ramírez-Heredia dice que “ni el ordenamiento jurídico es inamovible, ni las leyes tienen por qué ser eternas. Sobre todo cuando las leyes son injustas, o las normas son ineficaces. Entonces es mejor cambiarlas”.
     En este libro se entremezclan dos líneas de investigación absolutamente diferenciadas: la jurídica y la antropológica. De tal manera que cuando aquí se habla de matrimonio se hace sobretodo, desde la óptica del Derecho. Y cuando se habla de boda se refiere al rito del matrimonio gitano, es decir, a la “ceremonia del pañuelo” que exalta “el valor gitano de la virginidad” tal como lo han venido haciendo los gitanos de todas las épocas.
     Dice Juan de Dios Ramírez-Heredia que el respeto a la identidad cultural del pueblo gitano se debe traducir en algo más que un simple reconocimiento teórico. Porque el valor de la dignidad humana que consagra y defiende nuestra Constitución no trata al individuo como a alguien ajeno a la comunidad en la que vive inmerso, sino que adquiere su propio sentido jurídico precisamente en la consideración comunitaria de la persona. Reconocer el matrimonio gitano, darle la eficacia y el reconocimiento jurídico que reclaman y aceptar la forma ritual de la boda gitana sería una magnífica forma de convertir en realidad el respeto a la identidad cultural gitana, en la medida en que tal respeto resulta exigido por la tutela de la dignidad humana.

 

La Unión Europea destinará fondos comunitarios
a la lucha contra la marginación de los gitanos

     1-15.07.2005 / El comisario europeo de Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, afirmó que utilizará fondos comunitarios para combatir la marginación de los gitanos y anunció que presentará, antes de finales de año, una propuesta contra la discriminación social.
   El comisario hizo este anuncio durante su intervención en la apertura en el Parlamento Europeo de un seminario denominado ‘La promoción de la política de derechos fundamentales de la Unión Europea y la Constitución: de las palabras a los actos o cómo traducir los derechos en realidad’.
   Aunque la comunidad gitana asciende ahora a 5,2 millones de personas en la Unión Europea, con el próximo ingreso de Bulgaria y Rumania, previsto para 2007, el número se incrementará en 2 millones de ciudadanos gitanos más, según datos de la Comisión Europea.
   En su discurso Spidla indicó que como comisario europeo su labor es impedir la marginación y la discriminación que sufren los gitanos en los Estados miembro, tarea para la cual empleará los recursos legales y financieros a su alcance, “como el Fondo Social Europeo”.
   Antes de que finalice 2005, el comisario anunció que el Ejecutivo comunitario concluirá una propuesta en contra de la discriminación social.
   Spidla criticó la diferenciación existente entre los Estados miembro a la hora de definir el término ‘minoría’ social, y puso por caso el de las personas de etnia gitana.
   A juicio del comisario, a esta comunidad “la diferencia la marginación y la discriminación que sufren” respecto a las mayorías sociales junto a las que conviven.
   Para hacer frente a esta situación, Spidla recordó que el Ejecutivo comunitario considera “prioritario” la transposición completa por parte de los Estados miembro de dos directivas en contra la discriminación.
   “En algunos Estados se protegen los derechos de las minorías”, según afirmó el comisario, quien no obstante añadió que “otros países sólo contemplan los derechos individuales” y no los de sus colectivos en conjunto.
   Con relación a este tipo de legislación, Spidla recordó que Luxemburgo, Finlandia y Alemania ya fueron objeto de sendas sentencias del Tribunal de la Unión Europea por no transponer correctamente las directivas desarrolladas a favor de la protección de minorías sociales. (Terra)

 

"Navarra está a la cola en políticas
para la promoción de los gitanos"

     1-15.07.2005 / Una lucha constante que empieza a dar sus primeros frutos. Más de cuarenta y dos mil jiennenses son de etnia gitana, según los datos aportados por la Federación de Asociaciones Culturales y Cristianas de Andalucía (Facca). No en vano, la provincia jiennense agrupa al mayor porcentaje de población gitana de toda Andalucía. Linares es el principal núcleo de población de la comunidad, seguida de Jaén capital. Otras localidades en las que reside un elevado número de ciudadanos gitanos son Andujar, Alcaudete, Alcalá la Real, Bailén, Martos, Úbeda, La Carolina, Baeza, Beas de Segura y Mengíbar. A pesar de la elevada población, la provincia es la que menos presupuesto recibe por parte de la Junta de Andalucía, según el director de la Facca, Luis Guillermo Cortés. Desde la organización se solicita más apoyo institucional y mayor concienciación social para acabar con las principales lacras que arrastra la comunidad: desempleo, absentismo escolar y analfabetismo. Por su parte, Cortés sostiene que, desde la Facca, existen muchas ilusiones y esperanzas puestas en el nuevo mandato, aunque sostiene que las medidas y programas deben promoverse desde distintas consejerías, desde Empleo a Igualdad. El director manifiesta, igualmente, que la mujer es el baluarte de la comunidad por lo que el setenta y cinco por ciento de las partidas presupuestarias las destinan a la formación de las féminas y a la búsqueda de empleo. El veinticinco por ciento restante se destina a programas para jóvenes. En la actualidad, la Facca trabaja en la elaboración de una campaña contra el racismo y la marginación, que se presentará en Jaén.

Venta ambulante, la principal dedicación
La venta ambulante es la principal actividad que ocupa al mayor grueso de jiennenses de etnia gitana, seguida de los trabajos agrícolas de carácter temporal, desde la recolección de la aceituna, a la vendimia. Para los miembros de la Federación de Asociaciones Culturales y Cristianas de Andalucía (Facca), uno de los objetivos es cambiar esta realidad y fomentar la educación en los niveles superiores de la población gitana y la inclusión mayoritaria de la mujer en el mundo académico. (Elena Lara Molina. Jaén)

 

Enrique Jiménez Gabarri,
presidente de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja:

“Lo mejor que se puede dar a alguien es educación”

     1-15.07.2005 / Enrique Jiménez Gabarri, presidente de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja: “Lo mejor que se puede dar a alguien es educación”
Confiesa que su infancia fue complicada: por un lado, por la parálisis cerebral con la que nació y, por otro, por su condición gitana. Dos hechos que, a su juicio, le identifican mucho. Recuerda que la sociedad de aquella época no tenía la misma mentalidad abierta que en la actualidad. Prueba de ello es que no pudo andar hasta los seis años y al cumplir los 14 le echaron del colegio y abandonó la EGB. Sin embargo, Enrique Jiménez Gabarri, presidente de la Asociación Gitana de La Rioja, es un ejemplo de lucha constante y las 24 horas del día se le quedan escasas para cumplir con todas sus ilusiones.
   Después de dejar sus estudios, ingresó en Aspace y dos años más tarde pasó a formar parte de los talleres ocupacionales y de la junta directiva. “Llevo el asociacionismo dentro de mis venas”, acota. “A los 19 años me di cuenta de que mi vida no podía ser tan mecanizada y vi que la única salida que tenía era estudiar, por lo que empecé una FP de automoción”. Aunque nunca se dedicó a ejercer la profesión “fue el suficiente abono para luego cultivar cualquier cosa”.
   Y vaya si lo hizo. Sus ansias de superar las adversidades le llevaron a abrir una tienda de ropa. Después de un tiempo, entró a la ONCE y le concedieron el puesto que está frente a la Cámara de Comercio (en la calle Portales). Pocos meses después asumió la vicepresidencia del comité de empresa de la organización.

Asociacionismo gitano
La Asociación de Promoción Gitana de La Rioja celebra este año sus bodas de plata. Con más de 9.000 socios en la región (1.500 logroñeses) es una de las asociaciones con más antigüedad de la Comunidad. De la mano de Quique (como le llaman sus vecinos y amigos), ha dado un vuelco muy importante en los últimos años. Según dice, entró en la asociación de casualidad, por un caso de discriminación que sufrió en sus propias carnes. Hace unos años, Enrique se puso a practicar tai-chi y al finalizar el curso todos los compañeros fueron a cenar. Después, se dirigieron a tomar una copa en el Casco Antiguo, pero a Enrique le prohibieron la entrada por ser gitano. “Todos los que estaban conmigo, que eran payos, se echaron las manos a la cabeza y no entró ninguno al establecimiento”.
   Al denunciar el hecho en el Ayuntamiento y en la asociación, empezó a tener contacto con la organización y, al poco tiempo, se hizo cargo del área de educación y cultura. “Siempre he dicho que lo mejor que se le puede dar a una persona es formación y educación”. Después de liderar varios proyectos, en febrero del 2003 fue nombrado presidente de la asociación.
   Desde entonces, empezó a llevar a cabo un plan de trabajo “muy importante, echando mucha carne en el asador” y enfocando la labor sobre distintos pilares. “Entiendo, por ejemplo, que los problemas sociales no se pueden tratar simplemente desde un área concreta, sino en el conjunto de educación, trabajo, vivienda, salud y mujer”.
   Así, dentro del área educativa, se puso en marcha el centro socio-cultural, que en la actualidad acoge a 140 niños. “Digo niños, y no especifico, porque me da igual. La mayor parte son gitanos, pero hay extranjeros y payos; en definitiva, niños”, aclara. Asimismo, comenzó a funcionar un sistema de apoyo de alumnos y otro de mediación escolar: se han formado diez gitanos (la mitad, mujeres) para acometer la tarea.
   Para Enrique es fundamental la formación del gitano, para luego ver cuál puede ser su mejor recurso en el trabajo. En este sentido, considera que la venta ambulante es muy importante para el día a día. Por eso, se ha creado la Asociación Riojana de Comercio Social, junto con la Cámara de Comercio, la Fundación Cajarioja y la Asociación de Promoción Gitana, que han inaugurado el mercadillo de Logroño en Las Norias, donde hay cerca de 190 puestos. Dice que la puesta en marcha de esta iniciativa “es una bomba, porque puede ser el inicio de muchas cosas”. La asociación se crea con el objetivo de que los recursos generados se puedan destinar a proyectos sociales. “Estoy tan orgulloso de esto que a veces me tengo que pinchar para ver si es cierto”.
   Además de este proyecto, la asociación ha colaborado con el Instituto Riojano de Empleo para preparar mediadores en este ámbito. Asimismo, la organización tiene proyectos para vivienda (“en La Rioja unos 400 pisos están en condiciones infrahumanas”); de salud, y para la mujer. A pesar de todo, “todavía nos queda mucho por hacer”, resume. (M. S. La Rioja)

  

La Universidad Pública de Navarra organiza un curso de verano sobre música gitana

     1-15.07.2005 / La Universidad Pública de Navarra ha organizado un curso de verano titulado ‘Curso Internacional Sabicas sobre música gitana europea y flamenco. La música como rasgo cultural del pueblo gitano’. El curso, que se realizará entre los días 18 y 22 de julio, está estructurado en torno a una conferencia diaria y un conjunto de talleres simultáneos.
   Los responsables de la organización argumentan la importancia de este curso asegurando que “la música de los gitanos no sólo ha tenido una contribución fundamental en determinadas músicas folklóricas o populares europeas, sino que ha contribuido a la creación de otras formas y estilos musicales europeos denominados ‘cultos’: la música sinfónica, el jazz”. “El conocimiento de esta realidad, por parte de aficionados, profesionales y estudiantes universitarios, contribuirá a la creación de una visión más poliédrica del Pueblo Gitano. Un Pueblo en el que existen necesidades y problemáticas de diferente tipo, pero también un Pueblo que conserva una cultura milenaria y que ha contribuido a la creación de diferentes fenómenos culturales europeos. Asimismo, este curso facilitará que los participantes adquieran conocimientos básicos sobre la música gitana, conocimientos que podrán mejorar sus técnicas musicales y sus habilidades didácticas”, añaden.
   La inauguración del curso correrá a cargo de José Luis Iriarte, vicerrector de Convergencia Europea y Relaciones Institucionales de la Universidad Pública de Navarra, y Ricardo Hernández, de la Federación Gaz Kaló de asociaciones gitanas de Navarra. A continuación empezará la primera conferencia a cargo de Antonio Carmona, profesor de Literatura Española y presidente de la Fundación Tagore para la promoción de la educación en el Pueblo Gitano, que llevará por título ‘La historia del Pueblo Gitano y su aportación a las distintas manifestaciones culturales’.
   Santino Spinelli, profesor de Cultura y Lengua Romaní en la Universidad de Trieste (Italia), será el encargado de impartir la segunda conferencia dedicada a la aportación del Pueblo Gitano al jazz y las músicas folklóricas europeas. En la tercera jornada se tratará sobre las aportaciones de esta comunidad a la fusión, con una ponencia de Jorge Pardo, músico de referencia en la fusión entre flamenco, jazz y otras músicas y miembro del mítico septeto de Paco de Lucía.
   ‘La aportación del Pueblo Gitano a la música flamenca’ a cargo de Miguel Ángel Berlanga, profesor de etnomusicología y experto en música flamenca de la Universidad de Granada, y ‘La aportación del Pueblo Gitano a la música sinfónica europea’ por parte de Francisco Suárez, músico y director de la European Rom Simphonic Orquestra, serán las dos conferencias que cerrarán el curso.
   Además de estas ponencias, también se realizarán cinco talleres simultáneos (baile, percusión, instrumentos de viento, teclados y guitarra) que complementarán los contenidos teóricos y ampliarán los conocimientos y las técnicas de los alumnos inscritos.
   Los responsables también quieren destacar la importancia del nombre del curso: “El nombre que hemos elegido para el Curso (Sabicas) pretende ser un homenaje a un gitano universal: Agustín Castellón Campos, más conocido como Sabicas. Este prodigioso guitarrista, que nació en Pamplona y murió en Nueva York en el año 1990, revolucionó las técnicas de la guitarra y paseó su música flamenca por escenarios de todo el mundo. Sus enseñanzas siguen siendo escuchadas hoy mismo a través de los innumerables guitarristas que se declaran discípulos suyos (por ejemplo, Paco de Lucía)”.

 

 

 

16-31 de julio de 2005. Número 400

 

El Parlamento Europeo adopta un acuerdo sobre la situación de la comunidad gitana en la Unión Europea

     16-31.07.2005 / El Parlamento Europeo ha adoptado por primera vez en su historia un acuerdo sobre la situación de los romà en la Unión Europea, siguiendo una iniciativa de la diputada gitana del Parlamento Europeo, la húngara Viktoria Mohacsi, quien presentó la pregunta a la Comisión Europea con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, el pasado 8 de abril. El acuerdo, que subraya el galopante antigitanismo, la exclusión social de los gitanos y el limitado reconocimiento del Holocausto gitano, es un paso importante hacia la integración de los entre 7 y 9 millones de gitanos que residen en países miembro de la Unión Europea, de los 12-15 millones de gitanos que viven en Europa. La eurodiputada Mohacsi declaró después de la votación que “estoy muy contenta de que los miembros del Parlamento Europeo estén listos para condenar cada una de las formas de abuso de los derechos humanos a los que se enfrenta el pueblo gitano. El Parlamento Europeo no debe, bajo ningún concepto, olvidar al pueblo gitano”.
   El acuerdo, que fue aprobado por una amplia mayoría de los parlamentarios, obteniendo 497 votos a favor, 25 en contra y 30 abstenciones, destaca las dificultades diarias de los gitanos, quienes están notablemente sujetos a ataques racistas, odio, ataques físicos perpetrados por grupos extremistas, desalojos ilegales y acoso policial. Mohacsi prosigue diciendo que “estoy especialmente preocupada por los niños gitanos que son declarados discapacitados, separados y enviados a escuelas especiales. Por experiencia, generalmente un 60% de los niños que la Unión Europea declara como discapacitados son gitanos. Este acuerdo pide a los estados miembro que aseguren el libre acceso a una educación de calidad para los niños gitanos. Asimismo, cuenta con recomendaciones concretas, insta a los estados miembro y países candidatos a tomar medidas concretas para asegurar un acceso igualatorio a la sanidad y a los servicios sanitarios para todos”. Además, el texto considera que “la actual marginación de los gitanos en Europa es inaceptable, y los estados miembro deberían luchar contra las prácticas discriminatorias referentes a la vivienda”.
   Otros puntos que resalta este acuerdo son la urgencia por eliminar las continuas y violentas tendencias de racismo y discriminación racial contra los romà, tomar medidas para facilitar el acceso al empleo de los gitanos ya que éstos se enfrentan a muy altos niveles de desempleo. Tratar el tema de la limpieza étnica de los gitanos en Kosovo, Croacia, y Bosnia y Herzegovina, la escasez de representación gitana en el gobierno y la administración europeas. Además la resolución pide a la Comisión Europea que prepare una comunicación de coordinación entre la Unión Europea y los estados miembro para la mejora de la situación de los gitanos, y adoptar un plan de acción para su mejora en sus respectivos países.
   Por otro lado, las últimas declaraciones del Comisario Spidia y del Presidente Barrosso dejaron claro que la inclusión social de los romà es una de las prioridades europeas. Para la Oficina Europea de Información sobre los Romà (ERIO), estas declaraciones son vistas como extremadamente prometedoras.
   Además, la misma ERIO congratula a Viktoria Mohacsi y a Livia Jaroka, las dos eurodiputadas gitanas del Parlamento Europeo, así como a Jan Marinus Wiersma, Hannes Swodoba, Claude Moraes, Martine Roure, Katalin Lévai, Jaime Mayor Oreja, Ewa Klamt, Gerard Onesta, Els de Groen-Kouwenhoven, Milan Horáèek, Vittorio Emanuele Agnoletto, Giusto Catania, Bairbre de Brún, Ilda Figueiredo, Miguel Portas, Sylvia-Yvonne Kaufmann y Erik Meijer y muchos otros miembros que contribuyeron decisivamente en la adopción del acuerdo. En un futuro cercano, las prioridades más importantes son la representación de los romà en las instituciones europeas, el empleo, los recursos humanos en las comunidades gitanas, la adopción de medidas concretas para combatir un antigitanismo muy extendido, y complementar la legislación de la no discriminación de la Comisión Europea. La misma organización concluyó expresando su satisfacción con el acuerdo adoptado: “Parece que ahora tenemos una voluntad política para transformar las palabras en hechos”.

 

Valencia acoge la XXV Jornada
de Enseñantes con Gitanos

     16-31.07.2005 / La Asociación de Enseñantes con Gitanos está de enhorabuena, ya que los próximos días 3, 4, 5 y 6 de septiembre se celebrarán en la ciudad de Valencia las XXV Jornadas de Enseñantes con Gitanos. Las diferentes ponencias y mesas redondas organizadas se llevarán a cabo en el Salón de Actos de la ETSI de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia.
   A lo largo de sus 25 años de historia, estas jornadas se han venido desarrollando de forma rotativa por las distintas comunidades autónomas donde hay colectivos de la Asociación de Enseñantes con Gitanos, teniendo como objetivos principales la formación de profesionales de los campos educativo y social que trabajan con la población gitana, así como el intercambio de experiencias y metodología.
   En esta ocasión, y teniendo en cuenta que se trata de una edición realmente especial, la comisión organizadora ha preparado un programa realmente brillante. Las jornadas empezarán con una presentación en la que Teresa San Román hablará de ‘La necesidad y la agonía de seguir siendo gitanos’; Antonio Carmona, ‘Sobre la cultura gitana’; y Ricardo Borrull analizará la situación del pueblo gitano ante la escuela en su homenaje a Juan Manuel Montoya.
   Por la tarde, será el turno de Joaquín García Roca, cuya ponencia se titula ‘El pueblo gitano ante las grandes mutaciones de nuestro tiempo’. Jurjo Torres, con ‘15 razones de la desmoralización del profesorado’, y Jean-Pierre Liégeois, con ‘Las políticas educativas con el pueblo gitano en Europa’, serán los encargados de cerrar el primer día de conferencias.
   La segunda jornada empezará con el primer de los tres paneles que se han organizado para estos días, que girará alrededor del papel de la mujer dentro de la comunidad gitana. En él, Teresa Freixes reflexionará en torno a la regulación jurídica relacionada con la mujer gitana, Loli Fernández analizará el asociacionismo de las gitanas y Carmen Santiago hará una intervención que lleva por título ‘No es bastante’.
   Simultáneamente, tendrán lugar las ponencias de Ramón Flecha y Francesc Carbonell, tituladas ‘El aprendizaje de las familias: Las personas adultas gitanas en comunidades de aprendizaje’ y ‘Minorías étnicas, exclusión social y educación’, respectivamente. La tarde de esta jornada se dedicará a realizar una visita al Oceanográfico de la Ciudad de las Ciencias de la ciudad.
   El lunes día 5 de septiembre empezará con una conferencia de Juan de Dios Ramírez-Heredia que hablará de la participación política de los gitanos. A continuación, Pepe Heredia Maya dará su versión sobre el nacimiento lírico y Antonio Gómez Alfaro tratará sobre los retos de una reconstrucción histórica. Bernard Leblon cerrará las charlas de la mañana con la titulada ‘Los gitanos y el flamenco: ¿Una cuestión de estética musical?’. En el segundo panel, bajo el título de ‘Experiencia’, que está previsto para esa tarde intervendrán Alexandrina Da Fonseca y Manuel Bizarraga. Al mismo tiempo, Nicolás Jiménez analizará diferentes aspectos de la lengua gitana y Chimo López Bustamante aportará su perspectiva sobre la situación de los gitanos de la Europa del Este, y principalmente rumanos, que llegan a nuestro país.
   El panel dedicado al ‘Futuro’ centrará el último día de las jornadas. En él intervendrán Mayte Heredia, Carmen González Cortés y Juan David Santiago, que disertarán sobre la identidad gitana en los espacios virtuales o la mediación social con el pueblo gitano, entre otros temas.
   Finalmente, se dedicará un espacio a recordar la labor, la trayectoria y las actividades llevadas a cabo por la Asociación de Enseñantes con Gitanos a lo largo de sus 25 años de historia.
   Todos los asistentes a estas Jornadas recibirán un libro, de 500 páginas, en el que se recogen 41 artículos realizados por algunos de los ponentes que durante los últimos 25 años han participado de forma directa en alguna de las ediciones de las Jornadas de Enseñantes con Gitanos.

 

S.O.S. Racismo publica su informe
anual sobre el racismo en España

     16-31.07.2005 / Desde el año 1995, el Informe Anual sobre el racismo en el Estado español es una herramienta de análisis y reflexión sobre las decisiones, actuaciones y actitudes que discriminan a las personas por su origen, religión y cultura en nuestro país. La Federación de Asociaciones de SOS Racismo en el Estado Español publica este año la décima edición del Informe, donde se constata una vez más que no sólo el racismo continua presente en nuestra sociedad, sino que se manifiesta de una manera más directa y agresiva, bajo un manto de permisividad y consolidación de estas actitudes por parte de leyes y políticas discriminatorias. Hemos comprobado un año más que el pueblo gitano continua estando en una situación de estancamiento donde, teniendo los mismos derechos, no tienen acceso a las mismas oportunidades.
   Tanto a nivel estatal como europeo nos encontramos en un marco de políticas de inmigración ineficientes y, a la vez, un desarrollo de políticas de extranjería centradas en el cierre de fronteras, en la generalización de la inmigración como amenaza terrorista, en la vinculación de los extranjeros como mano de obra explotable y en la no aceptación de estas personas como ciudadanos de pleno derecho. El resultado de este enfoque tan negativo de la inmigración conlleva una limitación de los derechos sociales, que deriva, en la mayoría de ocasiones, en la vulneración de los derechos humanos.
   Frente a esta realidad, cercana y amenazante para todos los que formamos esta sociedad, no podemos quedarnos impasibles. Conocer la precaria e injusta situación en la que viven millones e personas en el Estado español, debe ser una herramienta que despierte la capacidad de reflexión, de autocrítica y de denuncia.
   El pasado 14 de abril, el Informe Anual 2005 se presentó en rueda de prensa simultánea en varias ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, Valencia, Granada y Oviedo.

 

Éxito del segundo Encuentro
de Jóvenves Gitanos de Andalucía

     16-31.07.2005 / “Estoy aquí porque es importante no perder las costumbres y porque me parece que tengo que estar”. Quien así se expresa es José Antonio Amador, un joven malagueño de 18 años que, de la mano de su novia, acudía a la primera conferencia del II Encuentro de Jóvenes Gitanos de Andalucía, que se celebró el pasado mes de febrero en el albergue juvenil de Málaga, situado en Carranque.
   LA Unión Romaní y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) organizaron esta cita que constituyó un marco de reunión, debate y conocimiento sobre la situación del pueblo gitano en Andalucía, así como un foro de movilización y promoción del asociacionismo juvenil.
   En total, 154 jóvenes andaluces de etnia gitana de entre 14 y 30 años participaron en la cita regional.

Testimonios
María José Camacho y María del Carmen Santiago son dos de esas jóvenes. Procedentes de Linares (Jaén) y representantes de la entidad gitana femenina ‘Paraj’ (una palabra hebrea que significa ‘florecer’ o ‘renacer’), explicaban que “muchas cosas están cambiando” en su mundo, aunque aseguraban que “aún queda mucho por hacer”, sobre todo en lo relativo a “la movilización y participación, porque al pueblo gitano todavía le cuesta implicarse en las asociaciones, pese a los problemas que sufre”.
   Camacho y Santiago son la prueba viviente de que algo está cambiando en la sociedad gitana. Mujeres, jóvenes y miembros activos de una asociación, viajan solas lejos de sus casas para participar junto a más de un centenar de jóvenes de su comunidad en unas jornadas formativas que también incorporan un componente lúdico. Las jóvenes comentan al respecto: “Hace sólo una década una reunión como ésta hubiera sido impensable”.
   El presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez-Heredia (diputado en el Congreso y en el Parlamento Europeo durante 19 años), inauguró el encuentro.
   Ramírez invitaba a los jóvenes de su etnia a participar en la vida pública para hacer más visible a este pueblo que, en la actualidad, sólo tiene dos diputados en los parlamentos autonómicos. Ramírez animaba a los jóvenes a ser “revolucionarios” y a reivindicar el lugar que les corresponde en la sociedad andaluza. En este sentido, matizaba: “No sabemos qué serían Andalucía y su cultura si las desnudáramos del componente gitano, pero probablemente no serían lo que conocemos hoy”.
   Aurora Cruzado, una joven malagueña de 19 años, desvelaba que los jóvenes gitanos aún perciben “racismo” en su entorno, sobre todo, y lo que es más preocupante, entre la gente de su propia edad.

Encuesta de prejuicios
La Unión Romaní daba a conocer una encuesta realizada entre alumnos de entre 14 y 25 años de 62 centros de las ocho provincias andaluzas en la que se constata que el 41% de jóvenes andaluces sólo tiene un contacto esporádico con miembros de la etnia gitana, en un 28% de los casos pro cuestiones de vecindad.
   Este mismo estudio revela que un 70% de los alumnos encuestados no tiene problemas en convivir con un gitano en clase, pero el 30% restante se manifiesta a disgusto con la idea. Igualmente, un 22% de alumnos cree que a sus familias “no les haría gracia que tuvieran un amigo gitano”.
   Joaquín Dobladez, director regional del Instituto Andaluz de la Juventud, incidía en la inauguración del encuentro en que, aunque un 82% de los jóvenes andaluces no muestra prejuicios hacia este pueblo, “hay que seguir trabajando para abrir los ojos al 18% restante que sí los tiene”. (Carmen L. Cueto. La Opinión de Málaga)

 

Gitanos en La Habana

por Rafel Lam

     16-31.07.2005 / Los gitanos desembarcaron en Cuba, Brasil y América Latina, seguramente junto a los primeros colonizadores españoles y portugueses, en las carabelas de conquistadores, según escribe el profesor brasileño, Atico Vilas-Boas. La vida cubana también está permeada de esa cultura legendaria.
   Con su tez oscura y de costumbres extrañas despertaron siempre curiosidad. Les llaman también ‘gypsies’, ‘tsiganes’, ‘yeniches’, ‘zíngaros’, víctimas de malentendidos, prejuicios y persecuciones; mantuvieron su resistencia y tenacidad en la conservación de su personalidad y autenticidad exótica.
   Se les relaciona con el nomadismo, la caravana, el caballo, la tienda, la gruta, caverna o choza. El carro, la tartana o los vagones. El barrio, la calle o el campo.
   Sus oficios abarcan la cestería, los toreros, el estaño, el chapado de oro (la joyería), la buenaventura (adivinación) y la música, con sus cuadrillas de guitarras, sus expresiones vocales con ese lamento lejano relatando sus penas y la arrogancia de una marginación que acabó transformada en una obra de arte a través de la prodigiosa y milenaria tradición andaluza, una de las más bellas de la tierra, según expresa el escritor español, Félix Grande.
   Resulta que mucha de la música popular cubana y latinoamericana, nacieron en ese mundo arrabalero, humilde y despreciado por las clases aristocráticas. Recordemos el tango, la samba, el merengue, los mariachis, el calipso, la bomba, el porro, el joropo, el son, el bolero, la rumba, la guaracha, la conga y otros.
   El origen de los gitanos fue un misterio durante siglos, los especialistas hoy no tienen duda sobre su origen, en la India, sobre el año mil, comprobado a través de su antropología, la medicina, la etnología y su lengua.
   Cuba parece haber recibido gitanos hace más de cinco siglos. El especialista de arte, Antonio Alejo Alejo, me cuenta que era muy usual ver hindúes trabajando en la zona del puerto habanero.
   La mayor oleada de gitanos llegados a Cuba fue a partir de 1936, huyendo del franquismo en la Guerra Civil. Después de los terribles campos de concentración nazi. La escritora Renée Méndez Capote dedica un espacio a los gitanos en el libro ‘Una cubanita que nació con el siglo’. Y en una revista ‘Carteles’, de 1940, se puede leer un reportaje por el cual nos enteramos que se refugiaron por la zona arrabalera de las lomas de Lawton.
   Muchos utilizaban la Isla de plataforma para pasar a los otros países, aunque algunos se fueron integrando a Cuba, que siempre ha sido muy hospitalaria. Ya se publicó en ‘Juventud Rebelde’, en noviembre pasado, cómo perviven aún muchos de esos descendientes herederos de familias llegadas en la década del 20. Aquí encontraron –según ellos- el único país donde habían podido vivir tranquilos.
   Dejaron costumbres, indumentarias, palabras. Impusieron atracciones a los circos, ferias, fiestas y carnavales. En la jerga musical actual de la música bailable o salsa, o en los filineros de la década de 1940-1950, encontramos palabras como: ‘jama’ (comida), ‘curda’ (borracho), ‘puro’ (padre) y en los dulces, ‘el brazo gitano’.
   La moda de las jóvenes de hoy está permeada de costumbres gitanas: pulseras, cadenas en los pies, argollas grandes, collares, pañuelos a la cintura y en la cabeza y vestuarios de colorines. (Granma Internacional)

 

 

Volver a índice Nevipens Romaní