1-15 de enero de 2004. Número 368

 

La prensa española ante el pueblo gitano

     1-15.01.2004 / La Unión Romaní publica su 5º informe "¿Periodistas contra el Racismo?"

En el estudio del 2002 se analizaro 3.794 informaciones publicadas

   La Unión Romaní publica su quinto informe ‘¿Periodistas contra el Racismo? La prensa española ante el pueblo gitano’
En el estudio correspondiente al año 2002 se han analizado un total de 3794 informaciones publicadas en los medios escritos
   La Unión Romaní ha publicado su quinto informe "¿Periodistas contra el Racismo? La prensa española ante el pueblo gitano", correspondiente al año 2002. Bajo la dirección de Juan de Dios Ramírez-Heredia, el equipo de investigación tenía como objetivo primordial denunciar la existencia y el uso de los tópicos acerca de los miembros de la comunidad gitana, formada en España por unas 600.000 personas.
   Es el quinto informe de una iniciativa pionera que pretende mostrar desde diversas perspectivas la presencia del pueblo gitano en la prensa diaria española. Pero no se trata únicamente de realizar un análisis cuantitativo que registre el número de apariciones de los gitanos en los medios, sino de dar un paso más y estudiar cualitativamente estas informaciones para descubrir cuál es la verdadera posición de la prensa española frente a la cuestión gitana.
   En gran medida los prejuicios se fomentan, si cabe, por la prensa, que tiene un gran poder de influencia en la sociedad actual. Muchas personas crean su opinión basándose en la información que ofrecen los medios de comunicación. Por ello, el trabajo de los periodistas puede ayudar o perjudicar a una determinada causa, individuo o comunidad, aunque sea de forma inconsciente.
   A la hora de informar sobre asuntos relacionados con el pueblo gitano, la prensa española sigue dando muestras de desconocimiento de la realidad y la cultura de esta comunidad. Este desconocimiento se extiende al resto de la población que ve como, en numerosas ocasiones, sus estereotipos sobre los gitanos se reproducen en las páginas de los periódicos.
   Para llevar a cabo este estudio, nuestro equipo de investigación ha analizado los contenidos de más de 220 medios de comunicación escritos españoles, tanto nacionales como provinciales, que durante el año 2002 publicaron 3794 textos en los que se hacía referencia, ya fuese de forma directa o indirecta, al pueblo gitano. Esta cifra representa un importante descenso respecto a 2001, año en el que la prensa española publicó un total de 4613 informaciones.
   Los resultados obtenidos en este informe se han distribuido en dos grandes apartados: en el primero se hace una valoración estatal de los mensajes, mientras que en el segundo se realiza un estudio detallado por autonomías.
   Entre los resultados y las conclusiones obtenidas es importante destacar los siguientes puntos:

Análisis cuantitativo
   La comunidad autónoma que publicó un mayor número de noticias relacionadas con el pueblo gitano fue Andalucía, exactamente un 19,66% del total, seguida por Cataluña, donde se contabilizó el 16%. Es importante tener en cuenta que en Andalucía viven aproximadamente la mitad de los gitanos españoles y que su integración en la sociedad es un hecho irrefutable cuando se contemplan las manifestaciones artísticas o culturales de esta comunidad.
   Por el contrario, las comunidades autónomas cuyas publicaciones se hicieron menor eco de las noticias relacionadas con el pueblo gitano fueron Baleares y Cantabria, con el 1,69%, y La Rioja, con sólo el 0,74%.
   En 2002 las publicaciones españolas dieron un tratamiento mayormente neutral a las informaciones que publicaron, el 73,12% de las noticias recibieron esta valoración. Este porcentaje, sin embargo, está por debajo del 78,56% que alcanzaron los textos publicados el año anterior.
   Más preocupante resulta todavía que un 18,87% del total de las informaciones hayan sido consideradas como negativas, frente al 9,25% de 2001. Este hecho es realmente significativo porque demuestra que, respecto al año anterior, la prensa española ha incrementado el número de noticias que ofrecen una imagen desfavorable de los gitanos.
   Tampoco podemos ignorar que el porcentaje de las noticias negativas supera en más del doble al porcentaje de las noticias consideradas como positivas (8,01%). Todo esto pone de manifiesto que la prensa española tiene aún un largo camino por recorrer hasta conseguir informar sobre cuestiones gitanas desde una perspectiva neutral.

Conclusión general
   Los periodistas españoles, durante el año 2002, han dado un tratamiento más negativo a las noticias relacionadas con el pueblo gitano.

Aumenta la valoración negativa de los mensajes:

   El considerable aumento de los mensajes valorados como negativos ha llegado a doblar el porcentaje obtenido por esta misma calificación en el informe correspondiente al año 2001.
   En el año 2001 los textos calificados como negativos alcanzaron en toda España el 9,25%. Este año llegan al 18,87%.
   Correlativamente, las informaciones que hemos catalogado como positivas, el 8,01%, fueron menos de la mitad de las negativas.

Los periodistas opinan más favorablemente de lo que informan:
   Curiosamente, cuando los periodistas informan sobre nosotros, nos maltratan. El 19,37% de los textos examinados han merecido esta calificación por parte de nuestro equipo. Pero cuando opinan, nos tratan con mayor respeto y consideración: así lo hicieron en el 44,64% de los casos estudiados.
   Parece que las crónicas puramente informativas deberían distinguirse por su objetividad. Sin embargo no ha sido así en un 19,37% de los textos analizados.
   La ansiada neutralidad informativa por la que venimos luchando, aún manteniéndose en niveles aceptables, también ha bajado este año: del 78,56% del año pasado al 73,12% de este año.
   Podríamos decir que la cultura gitana ha sido especialmente maltratada este año en Cataluña, porque de todas las noticias negativas relacionadas con este asunto aparecidas en la totalidad de la prensa española, el 40% se publicó en Cataluña.

Donde peor nos trataron:
   La prensa de Canarias fue la que nos trató de manera más negativa. Un determinante 49,32% de lo publicado en el archipiélago fue abiertamente contrario a los gitanos.
   La segunda comunidad autónoma donde los medios fueron más negativos a la hora de tratar a nuestro pueblo, fue el País Vasco, donde un 41,74% de los mensajes merecieron esta valoración.
   Sin embargo, no sería justo generalizar lo ocurrido en el País Vasco. Aunque el conjunto de las tres provincias vascas ofrezca un porcentaje de negatividad del 41,74%, lo cierto es que el tratamiento se distribuyó del siguiente modo:
- Los periodistas de Guipúzcoa fueron, después de los de Las Palmas, los que peor trataron a los gitanos, redactando un 52,50% de sus noticias de forma negativa.
- Los periodistas vizcaínos, por el contrario, fueron neutrales a la hora de enjuiciar la realidad gitana en un 60,94%.
- Mientras que los de Álava redactaron sus informaciones de forma muy equilibrada, logrando un 27,27% tanto en el tratamiento positivo como en el negativo.

Las más neutrales:
   La neutralidad alcanzó sus mayores niveles en Castilla-La Mancha con el 85,42%, siendo la comunidad que más se acercó al ideal que desde la Unión Romaní perseguimos. De todas formas, este magnífico resultado no debe confundirnos, pues en esta región aparecieron tan sólo el 2,53% de todas las informaciones publicadas en España durante el año 2002.
   La prensa de Extremadura alcanzó una neutralidad del 83,87%, y destacó, una vez más, por ser la región que trató de forma más positiva a los gitanos en sus informaciones, ya que la hizo en un 11,29% de las ocasiones.
   Aragón le sigue en la misma tendencia de neutralidad con un 82,95%.

Las provincias más favorables:

   Para determinar el orden de las provincias más positivas o negativas en el tratamiento dado por sus periodistas a la causa gitana, hemos efectuado la resta entre ambas magnitudes. El resultado obtenido marca el lugar que ocupa la provincia en nuestra clasificación.
   Badajoz ha destacado por ser la más positiva, con una diferencia del 11,32% favorable a la causa gitana.
   Las informaciones positivas redactadas por los periodistas de Albacete fueron un 11,11% más que las negativas.
   Los medios de Granada trataron bien a los gitanos en un 18,03% de los casos, mientras que en el 9,84% nos maltrató.

Los periodistas con más prejuicios:

   Los periodistas de Las Palmas fueron los que peor nos trataron. Los textos que nos dañaron superaron en un 50% a los que fueron respetuosos con nuestro pueblo.
   Como ya hemos dicho, en Guipúzcoa las informaciones nos fueron muy desfavorables. Así lo demostró el predominio, en un 42,50%, de las noticias que nos son contrarias.
   En Burgos no apareció ninguna noticia favorable a nuestro pueblo en el año 2002, y el 41,38% de las publicadas nos perjudicó.
Algunas recomendaciones

El largo camino hacia la neutralidad informativa:
   Como hemos puesto de manifiesto a lo largo de este estudio, nuestra imagen en los medios ha ido variando durante los últimos ocho años, en pos de un periodismo más objetivo. El ascenso de la neutralidad en el trato informativo, con el consiguiente descenso de la negatividad, y por qué no, de la positividad a la hora de tratar los textos lo demuestran. Creemos que ya ha llegado el momento de desechar la discriminación positiva a la hora de hablar de nosotros.
   El ideal de neutralidad en muchos casos se está consiguiendo, aunque a la hora de tratar ciertos temas se sigue cayendo en vicios tales como la inclusión del origen étnico de las personas cuando no es estrictamente necesario para la comprensión del texto. Afortunadamente, muchos profesionales lo hacen ya, sobre todo ante las noticias relacionadas con la violencia o la delincuencia, limitando su uso a lo estrictamente necesario.
   Estamos seguros de que estas prácticas, tan perjudiciales para nosotros los gitanos, acabarán extinguiéndose algún día, e intuimos que será a medio o corto plazo. Para ello apelamos a la sensibilidad de los periodistas que ejercen su profesión en las redacciones de los periódicos y en las empresas del sector.
Continúa la morbosidad y el sensacionalismo en los textos:
   En los anteriores informes dedicábamos un apartado de las conclusiones del estudio al tratamiento poco profundo y en exceso morboso otorgado a algunos textos periodísticos relacionados con aspectos de nuestra cultura. Hoy día, y tras casi una década, seguimos apreciando actitudes poco profesionales y muy sensacionalistas por parte de los periodistas al hablar de nosotros.
   En uno de los temas donde más se aprecia esta tendencia es cuando se habla de la boda gitana. Los periodistas prefieren centrarse en aspectos concretos del rito gitano, como la comprobación de la virginidad de la novia, en lugar de hacerlo en la ceremonia de la boda. Otro de los aspectos que más morbosidad despierta en los periodistas, y por extensión en los lectores, es nuestra mal interpretada Ley Gitana.
   Suponemos que por desconocimiento, muchos de nuestros códigos culturales son vistos y reflejados por los periodistas como algo caduco y trasgresor. Son pocas las ocasiones en las que se habla de la resolución de conflictos gracias a nuestro código basado en la costumbre.

Uso incorrecto del lenguaje:
   Otro de los aspectos que hay que destacar tras finalizar el estudio de los textos publicados en 2002 acerca de los gitanos, es el uso incorrecto de algunas palabras o expresiones. Es necesario evitar términos ambiguos para no incurrir en afirmaciones discriminatorias, falsas y ofensivas. Por eso, cuidar el lenguaje es casi tan importante como cuidar los contenidos.
   Es muy curioso apreciar cómo en algunas ocasiones se usan palabras para hablar del mundo gitano que ningún gitano reconocería como suyas. Algunas de estas palabras, que generalmente suelen ser siempre las mismas, son por ejemplo “colectivo” en lugar de “comunidad”, “asimilación” en lugar de “convivencia”, “patriarca” en lugar de “hombre de respeto” o “raza” en lugar de “etnia”. Resulta muy gratificante leer un periódico donde se utilizan las palabras    apropiadas para hablar de nuestras cosas.

   La anécdota como información:

   En algunas ocasiones, los medios publican noticias sin ningún tipo de interés, por el mero hecho de que sus protagonistas son gitanos. Generalmente, esto suele ocurrir en la prensa provincial cuya repercusión fuera de la ciudad o de la provincia es escasa e incluso nula.
   Incluir en las páginas de los periódicos este tipo de información, generalmente ligada a hechos delictivos, no favorece en nada a mejorar la imagen de nuestro pueblo; al contrario, fomenta el rechazo hacia nosotros y ayuda a perpetuar los    tópicos establecidos.

Desconocimiento de la cultura gitana:
   Los periodistas no están obligados a tener un conocimiento exhaustivo de todos los temas sobre los que escriben. Pero es evidente que esta falta de conocimientos no debe ser suplida por la imaginación.
   En los casos en que se redacta una noticia sobre gitanos, ante la duda, es mejor acudir a las fuentes gitanas, las cuales, generalmente, proporcionarán toda aquella información de tipo cultural que el periodista no posee. Estamos ante una cuestión complicada porque en muchos casos el tiempo juega en contra del profesional y esto impide una debida documentación sobre el tema o un contraste de opiniones por su parte, cosa que sería del todo necesaria.

Fomento del tópico:
   Después de tantos años de convivencia, y pese a movernos en los parámetros de la tan discutida sociedad global, los tópicos hacia los gitanos siguen siendo frecuentes en las páginas de los periódicos españoles. Los comentarios donde se sigue relacionando a los gitanos con el mundo de la delincuencia o de la droga, los seguimos encontrando de forma continua y gratuita. Para algunos seguimos siendo cantaores o bailaores, eso sí, con mucho duende.
   Los gitanos nos negamos a seguir escuchando barbaridades como éstas y estamos hartos de aparecer en los medios bajo una imagen estereotipada y, en consecuencia, discriminatoria.

El uso de las imágenes:
   Como ya hemos comentado, el uso de las imágenes es fundamental para analizar el tratamiento que los periodistas dan a nuestro pueblo. Por eso, hemos creído oportuno reflejar en este punto qué es lo que se muestra de nosotros en las fotografías y los dibujos que se incluyen en la prensa.
   Por desgracia encontramos prácticas no del todo ortodoxas a la hora de incluir ilustraciones. Por lo general siempre que aparece un menor gitano en una fotografía lo hace sin que su rostro sea velado y en algunas ocasiones aparece también de una forma bastante indecorosa: sin ropa y sin zapatos. En otras ocasiones el uso indiscriminado de fotografías de archivo hace que la comprensión del hecho noticioso no sea del todo correcta. Hay medios que utilizan la misma imagen para hablar de todo aquello que tenga que ver con los gitanos, se trate de lo que se trate.
   Con relación a esto último, en ocasiones, se incorporan fotografías que nada tienen que ver con el texto al que están complementando. Así pues no es difícil encontrar una noticia que hable sobre la organización de algún evento relacionado con la cultura gitana donde aparezca una fotografía de una bailaora en plena actuación.
   Por último haremos referencia a los pies de foto. Es sorprendente ver cómo en tan sólo una línea se echa por tierra toda una cultura. Muchas veces los pies de foto son comentarios mordaces y dañinos que no se limitan a narrar con palabras lo que las fotografías nos están mostrando. El lector puede hacer suyo, y con todo el derecho del mundo, aquello tan conocido de “una imagen vale más que mil palabras”.
   Pese a que las cosas están cambiando no debemos dejar de denunciar todo aquello que encontramos en los medios de comunicación y que, seguramente sin querer, nos hace un daño irreparable. Los medios de comunicación deben potenciar una imagen positiva de los gitanos y de nuestra cultura para que se conozca la verdadera realidad de nuestro pueblo y para que nosotros mismos nos sintamos dignos de aquello a lo que pertenecemos.
   El pueblo gitano no es ni el mejor ni el peor de los pueblos de la Tierra. En el seno de nuestra comunidad se dan las mismas miserias y grandezas que pueden darse en cualquier grupo humano y por tanto sería injusto creer que todos los gitanos somos iguales. Por eso en la Unión Romaní pretendemos que los medios de comunicación y, por extensión, la sociedad, entiendan que es necesario informar acerca de nuestro pueblo, o de los miembros que lo integramos, de la misma manera que se informa del resto de los pueblos, etnias o grupos.

 

Emotivo adiós al Tío Marchena

     1-15.01.2004/ El pasado día 13 de septiembre de 2003 se nos fue al otro mundo nuestro hermano Jerónimo Maya Cortés ‘Tío Marchena’, cuando contaba con 60 años. A quienes lo conocíamos nos dejó un camino a seguir, con su ejemplo de persona justa, leal a la causa gitana e imparcial en la mediación cuando tenía que intervenir en algún conflicto entre familias.
   Nació en Manzanares (Ciudad Real) en 1943, en el seno de una familia gitana que se ganaba la vida con el trato de ganado y la venta de piezas textiles. Su principal profesión era la de tapicero.
   Al cabo de unos años se trasladó a Burjassot (Valencia) en busca de fortuna. Fue allí donde entró en contacto con el movimiento asociativo gitano y colaboró en la fundación de la Asociación gitana de la ciudad. Una vez legalizada esta asociación trabajó para solucionar los problemas de absentismo escolar y en la mediación con las familias, haciendo de puente entre la familia y la administración.
   Sin embargo, también fue en esta localidad donde enviudó, el 22 de junio de 1979, haciéndose cargo de siete hijos, cinco chicas y dos chicos de edades comprendidas entre los 16 años y los pocos meses. En esos momentos, el ‘Tío Marchena’ contaba con 36 años.
   En 1981 se instaló en Sabadell (Barcelona). En el año 1987 se vinculó a la Asociación Gitana de Sabadell, siendo elegido Vicepresidente en la Asamblea General de la citada entidad.
   Al año siguiente fue contratado por el Departamento de Servicios Sociales de la Generalitat de Catalunya para trabajar en el realojo del campamento gitano de Riu Sec, en la localidad de Ripollet. Su labor fue valorada muy positivamente, tanto por la Generalitat como por los propios gitanos. Fue precisamente en esta época cuando empezó a ser conocido como el ‘Tío Marchena’, señal de respeto dentro de nuestro pueblo.
   En 1991 se fundó la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña y Jerónimo Maya fue su primer vicepresidente, cargo que ocupó hasta el año 2001. En la actualidad era el presidente de la citada federación.
   Una de sus características más destacadas fue su constancia en el trabajo, que empezaba por la mañana y nunca sabía cuando terminaría, sin importarle la hora. Por ello, todas las asociaciones de Cataluña y, en especial, la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña han querido elaborar un vídeo en su memoria, donde se relata su trayectoria como gitano comprometido con su pueblo.
   El pasado día 29 de noviembre se realizó un homenaje a su figura, al que asistieron unos 300 gitanos y gitanas. No faltó al acto el alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, la Consellera de Benestar y Família de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, ni el Director General de Serveis Comunitaris de la Conselleria de Benestar i Família, Valentí Sallas. Varios concejales del Ayuntamiento de Sabadell y los presidentes de las asociaciones gitanas catalanas tampoco quisieron faltar a este emotivo encuentro.
   Durante este acto, las diferentes instituciones que asistieron al acontecimiento quisieron hacer entrega de unos recordatorios a la que fue su segunda esposa, Malena. Así, el Ayuntamiento de Sabadell le entregó una placa y la Generalitat de Catalunya le regaló una maqueta de la fachada de su sede en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Por su parte, la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña le hizo entrega de una insignia de oro con la bandera del pueblo gitano. En resumen, fue un acto muy emotivo en recuerdo del ‘Tío Marchena’, una figura que con sus acciones y su carácter ha marcado el desarrollo del movimiento asociativo gitano en nuestro país.

 

El Gobierno búlgaro aprueba un plan de acción para asuntos romà

     1-15.01.2004/ El 25 de septiembre de 2003, el Consejo de Ministros del Gobierno búlgaro aprobó un Plan de Acción especial cuyo objetivo es la ejecución del Programa Marco para la Integración de los Gitanos en la sociedad búlgara para el resto de 2003 y el próximo 2004. Esta aprobación fue muy anunciada, tanto en Bulgaria como en el extranjero, como un nuevo paso del Gobierno búlgaro para solucionar el problema de la minoría gitana y conseguir la adhesión del país a la Unión Europea. La Sra. Husmenova (miembro del Consejo de Ministros que se encarga de los asuntos relacionados con las minorías) visitó Bruselas para dar a conocer el plan. En especial, remarcó el hecho de que el Plan de Acción era el primer programa complejo dirigido a poner en práctica los objetivos del Programa Marco. Desdichadamente, no tenemos a nuestra disposición el Plan de Acción, ya que la oficina del Consejo Nacional de Asuntos Étnicos y Demográficos afirmó que el documento todavía no había llegado a sus manos.

Segregación
   El proceso de aprobación del Plan de Acción no fue sometido a crítica. El borrador fue divulgado entre los miembros de la Sub Comisión de Asuntos Gitanos del Consejo Nacional el día en el que se tenía que celebrar el debate (el 15 de septiembre de 2003), de modo que nadie dispuso de tiempo para leerlo y reflexionar sobre él.
   No se conoce todo el contenido del Plan, pero lo que se sabe con certeza (gracias a declaraciones de funcionarios del gobierno) es que en el borrador se concedía la cantidad de 6.000.000 levas búlgaras (aproximadamente 3 millones de euros) para crear un Fondo para el Acceso Igualitario. El objetivo de ese Fondo era realizar proyectos para conseguir acabar con la segregación en las llamadas ‘escuelas para gitanos’. Desgraciadamente, no hay tal Fondo en el Plan de Acción final. De esa manera, el objetivo de conseguir acabar con la segregación en estas escuelas fue aplazado sine die para un futuro. Esto significa que, de nuevo, al menos 10.000 niños gitanos (que comenzarán sus estudios en 2004) perderán la oportunidad de asistir a escuelas normales.
El 17 de septiembre, tres ONG que trabajan por los derechos de los gitanos enviaron una carta a la Sra. Filiz Husmenova, miembro del Consejo de Ministros de Bulgaria y presidenta del Consejo Nacional de Asuntos Étnicos y Demográficos, en la que criticaban el borrador del Plan de Acción. A continuación mostramos el texto íntegro.

Críticas al borrador
   El primer problema del Plan es la falta de suficientes y adecuadas reformas en la legislación en diversas áreas de la ejecución de dicho Plan, como en la educación, la sanidad y la vivienda. Sin estas medidas, acabar con la segregación en las ‘escuelas para gitanos’, la mejora en el acceso de los gitanos a la sanidad, y la regulación de los poblados gitanos es impensable a pesar de las medidas propuestas en el Plan de Acción.
   En segundo lugar, nos preocupa, por un lado, la falta de fondos para algunas de las prioridades del Programa Marco y, por el contrario, la concesión de grandes fondos para medidas que no están enumeradas en el Programa. Por ejemplo, el Plan de Acción no concede dinero para asegurar el transporte especial de los niños gitanos a las escuelas integradas. Es evidente que sin el transporte adecuado, ni siquiera tiene sentido hablar de la abolición de la segregación, sobre todo en las grandes ciudades.
El dinero destinado a regularizar los poblados gitanos es totalmente insuficiente y sólo está enfocado a la elaboración de planes catastrales. Estos planes serán elaborados en función de las bases actuales sobre la distribución del territorio. Pero Vd. sabe que solucionar el problema de la distribución de los poblados gitanos en base a la actual legislación es imposible. La situación respecto al acceso a la sanidad es parecido, ya que en el Plan de Acción hay fondos que están concedidos por uno de los proyectos PHARE. Desgraciadamente, no existen cambios en la legislación para la mejora al acceso a los servicios sanitarios. Pero la experiencia de años anteriores nos demuestra que la actual legislación en el área de la sanidad es la causa principal de la exclusión de grandes grupos de personas extremadamente pobres (de los que los gitanos constituyen la amplia mayoría) del servicio de sanidad.
   El Plan de Acción contempla la apertura de varios centros médicos en los poblados gitanos, pero esto no aumentará el acceso a los servicios sanitarios, puesto que una gran parte de la población gitana no tiene seguro médico. Y esto es consecuencia de la actual legislación en esta área.
   Por otra parte, estamos perplejos ante el hecho de que gran parte del dinero del Plan de Acción vaya dirigido a programas como From Social Relief to Employment y Beauty Bulgaria que, aunque son benefician a parte de la comunidad gitana, no son programas específicos para los gitanos.

Participación gitana
   Pero permítanos dirigir su atención al hecho de que la integración de las minorías en nuestro país es un proceso que debe favorecer, principalmente, a las minorías, y no a los círculos que están interesados en la valoración de la Comisión Europea. Por este motivo, le pedimos que organice un debate previo a la aprobación definitiva del Plan de Acción. En nuestra opinión, en este debate deben participar los propios Romà, así como los que tienen una opinión experta sobre los puntos que hemos señalado.

 

La Federación Gitana publica su Memoria de Actividades

     1-15.01.2004 /      La Federación Regional Gitana de Asociaciones de Castilla-La Mancha ha publicado su Memoria de Actividades correspondiente al año 2002. En este documento se analiza el estado de la Federación, las principales líneas de gestión de esta organización, la acción social y cultural impulsada durante este periodo, así como, evidentemente, un balance económico de 2002. Finalmente, se dedican unas páginas a reproducir algunas imágenes de las asociaciones federadas y diferentes noticias publicadas en los periódicos sobre las actividades de la organización. A continuación reproducimos la presentación que el presidente, Jesús Cano Losada, hace de este documento:
   “Por tercer año consecutivo la Federación Regional Gitana de Asociaciones de Castilla-La Mancha publica su Memoria de Actividades. Año tras año pretendemos que la labor y gestión administrativa que esta entidad desarrolla, llegue al mayor número de personas relacionadas con el trabajo social de nuestra región. Creemos que ésta es una buena oportunidad para mostrar la forma de actuar del equipo que forma la Junta Directiva y los técnicos que trabajan por el Pueblo Gitano.
   Nuestra entidad, con la realización de esta tercera memoria, da a conocer de forma clara y sencilla las gestiones sociales y económicas que se han realizado durante el año 2002. creemos que es muy importante rendir cuentas ante los propios gitanos y ante la sociedad no gitana, ya que, de esta manera, las críticas serán o esperamos que sean, constructivas y aportarán otras formas de actuación frente a la exclusión social que sufre el Pueblo Gitano castellano-manchego.
   Gracias al trabajo de muchos gitanos en estos últimos años, las asociaciones no necesitan de las tutelas ajenas, que si en alguna ocasión fueron indispensables cada día lo son menos. Somos capaces de dirigir nuestro destino, de forjar nuestra historia día a día, sin necesidad de directrices previamente marcadas por terceros. Todo esto ha hecho que las Asociaciones Gitanas Castellano-Manchegas tengan personalidad gitana, crezcan con total transparencia y los intereses de nuestra comunidad sean eso, sus intereses, sus ideas plasmadas en proyectos, programas y planes de acción que, poco a poco, dan soluciones válidas a sus problemas cotidianos.
   Finalmente queremos dar gracias desde aquí a todas aquellas personas e instituciones –Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha- que han hecho posible que hoy podamos ofrecer esta muestra de nuestro trabajo, que si bien es insignificante ante tantas necesidades como existen, nos estimula a seguir trabajando con la esperanza puesta en un mañana más justo y fraterno”.

 

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-31 de enero de 2004. Número 369

 

El Colegio de Periodistas de Cataluña rinde homenaje a Iñaki Gabilondo y a Juan de Dios Ramírez Heredia

     16-31.01.2004 / El pasado día 3 de diciembre de 2003 el Colegio de Periodistas de Cataluña nombró Colegiados de Honor al reconocido periodista radiofónico Iñaki Gabilondo y al presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez-Heredia, entre otros. El acto, que tuvo lugar en el Salón de Actos de la sede del Colegio en Barcelona, fue presidido por la decana de la institución, Montserrat Minobis.
   En su presentación, la decana explicó que la anterior junta directiva decidió, hace dos años, homenajear a un grupo de personas de reconocida trayectoria profesional que, por diferentes circunstancias, no se habían podido colegiar en esta institución. “Es un reconocimiento a unas personas que han ejercido el derecho a la libertad de expresión y de información”, sintetizó.
   Tras esta pequeña introducción, el secretario de la junta, Albert Mussons, procedió a la lectura del acta de la reunión en la que se decidió qué personas serían distinguidas con este nombramiento este año. Personajes tan diversos como la conductora de radio Francina Boris, el abogado Francesc Cabana, el escritor Francesc Candel, el dibujante Carles Fontserè, el periodista Iñaki Gabilondo, el fotógrafo Josep Maria Molinos, la escritora Isabel-Clara Simó y el exdiputado y presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez-Heredia, fueron los elegidos en esta ocasión.
   Los galardonados reivindicaron la honestidad, la veracidad, la decencia y la labor ciudadana como pilares del periodismo. Uno de los que más incidió en este aspecto fue Iñaki Gabilondo, director del programa ‘Hoy por hoy’ de la cadena SER, que afirmó que el periodismo tiene que “estar comprometido con la sociedad” y recomendó a los jóvenes “una buena preparación como ciudadanos para ejercer la profesión de periodistas”.

 

El derribo de la Dictadura

     16-31.01.2004 / Ramírez-Heredia evocó la histórica sesión parlamentaria que aprobó la constitución

   La intervención más singular la ofreció el presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez-Heredia, que evocó cómo vivió la sesión del Congreso de los Diputados en que se aprobó la Constitución, de la cual se acaba de celebrar su 25º aniversario. A continuación reproducimos dicho discurso:
   La Constitución Española de 1978 es la norma jurídica más importante de cuantas se han producido en España a lo largo de su historia. Ha sido, hasta ahora, la de mayor duración en periodo de paz y libertad y ha supuesto, para la mayoría de los ciudadanos, la meta más cercana a la consecución de la justicia en un país como España donde se dan tantas desigualdades. Y no es que en esta parte del mundo no se hayan dado vaivenes de toda índole buscando la norma perfecta que contentara a la mayoría. La historia del constitucionalismo español es densa en acontecimientos aunque, desgraciadamente, muy breve en su duración.
   La Constitución no es, bien lo sabemos, una varita mágica que resuelve los problemas de los ciudadanos. La Constitución no es un programa político de gobierno, ni en ella aparecen soluciones milagrosas a los múltiples problemas de cada individuo. Sin embargo, ninguna Ley ha suscitado en la ciudadanía tanta ilusión como la Constitución de 1978. Recién salidos de una larga y durísima Dictadura, la elaboración de una Constitución democrática era el reto más importante de los nuevos Diputados y Senadores elegidos en los primeros comicios en libertad celebrados en España después de casi cincuenta años.
Durante algo más de un año, el Congreso de los Diputados y el Senado trabajaron duro para confeccionar un texto que diera satisfacción a la mayoría de los españoles y, al final, lo lograron. Hubo que superar muchas barreras. El recuerdo del franquismo era muy fuerte todavía. Entre los Diputados constituyentes había muchos antiguos colaboradores del viejo Régimen para quienes la Constitución representaba la negación de todo aquello que para ellos había sido tan importante. Razón por la que algunos votaron en contra y otros se abstuvieron.
   Recuerdo con especial satisfacción la votación de la Disposición Transitoria con la que se cerraron definitivamente los debates constitucionales en el Congreso de los Diputados. Aquel día teníamos todos la sensación de los buenos estudiantes que, sabedores de haber trabajado bien y con ahínco, eran merecedores de buenas notas. Habían sido muchos meses de trabajo intenso, de discusiones en ocasiones sumamente enconadas y de mucho tira y afloja entre los líderes políticos de todas las formaciones con presencia en las Cámaras. Pero, al fin, el trabajo se había finalizado. El edificio constitucional estaba terminado. Ahora quedaba tan sólo limpiar la casa de trastos inútiles, de tabiques inservibles y de soportes innecesarios tras la nueva estructura que tenía el complejo armónico de tan alta norma jurídico-política.
   El Presidente del Congreso, Fernando Álvarez de Miranda, dio la palabra a uno de los secretarios para que procediera a la lectura del contenido de la Disposición Derogatoria con que se cierra la Constitución. Subió a la tribuna el señor Ruiz-Navarro y Gimeno, de la Unión de Centro Democrático y dio lectura, con cierta intencionada torpeza, al texto de la Disposición:
“El texto del dictamen correspondiente a la disposición derogatoria es del tenor literal siguiente: 1. Queda derogada la Ley 1/1977, de 4 de enero para la Reforma Política, así como, en tanto en cuanto no estuvieren ya derogadas por la mencionada Ley, la de Principios del Movimiento Nacional, de 17 de mayo de 1958.”
   Desde diferentes ángulos del hemiciclo, pero muy especialmente desde los escaños de la izquierda, se oyó un profundo y casi unánime “¡bien!”. El Secretario hizo una pausa sin poder evitar una sonrisa de complicidad y continuó leyendo:
   “Queda derogado el Fuero de los Españoles, de 17 de julio de 1945.”
   Esta vez la exclamación impidió que el señor Ruiz-Navarro pudiera continuar con la lectura porque ahora la expresión jubilosa del “¡bien!” partió de toda la Cámara. Recompuso la compostura el Secretario y añadió:
   “Queda derogado el Fuero del Trabajo del nueve de marzo de 1938."
   Ahora fueron los viejos sindicalistas, los representantes de la clase obrera, los luchadores que convivieron con el Sindicato Vertical minando sus estructuras en plena represión franquista, los que elevaron su voz, coreados por todos nosotros diciendo “¡¡bien, bien!!”. El presidente de la Cámara, Fernando Álvarez de Miranda, que en su día fue represaliado por el franquismo y deportado a la islas Canarias, se removía complacido en su asiento, mientras los Diputados franquistas que habían sido ministros o habían desempeñado altos cargos en el viejo régimen exhibían un gesto de adusta seriedad.
   “Queda derogada -continuó leyendo el Secretario- la Ley Constitutiva de las Cortes, de 17 de julio de 1942".
   “¡Bien, bien, bien!”. Aquello era un clamor. Algunos casi gritábamos exultantes de alegría. La piqueta de la democracia estaba echando por tierra los últimos ladrillos del complejo jurídico que la dictadura había entretejido a lo largo de tantos años. Los constituyentes no queríamos que quedara ni rastro de aquel entramado y estábamos dinamitando los cimientos del franquismo, cuyas piedras angulares se colocaron en plena guerra civil.
   “Queda derogada la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947, todas ellas modificadas por la Ley Orgánica del Estado, de 10 de febrero de 1967, y en los mismos términos esta última y la de Referéndum Nacional de 22 de octubre de 1945."
   El bueno del presidente había perdido, a estas alturas, el control del Congreso de los Diputados. Aquello no parecía una cámara legislativa. Era más bien la imagen de un instituto de bachillerato, el último día de curso, cuando los estudiantes cierran los libros para disfrutar de unos meses de playa o montaña, lejos de la disciplina y de las obligaciones escolares. El espectáculo mereció ser filmado por muchas cámaras ocultas. Santiago Carrillo sonreía socarronamente. Dolores Ibarruri mantenía una expresión de serena alegría. Rafael Alberti tal vez pensaba que su marinero había encontrado, al fin, un puerto en el que establecerse sin sobresaltos. Y Adolfo Suárez, el gran artífice del complejo constitucional, impasible en su escaño, con la misma impresionante seriedad con que aguantó años más tarde la entrada de Tejero, no podía ocultar un brillo de emoción en sus ojos. Nadie mejor que él, que se había formado al amparo de aquellas carcomidas vigas antidemocráticas, sabía lo que representaba el montón de escombros que tenía ante la vista. Algunos jamás se lo perdonaron.
   Pero el delirio llegó cuando Ruiz-Navarro, tomando aire, carraspeando para propiciar que guardásemos silencio, levantando la voz y empinándose sobre su larga y desgarbada figura, leyó:
   “Quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución”.
   El Diario de Sesiones, muy parco en sus descripciones, dice tan sólo: “Los señores Diputados, puestos en pie, aplauden el resultado de esta votación”. Pero no fue así. Yo doy fe de ello, que estaba allí y que participé en la votación como Diputado por Barcelona. Y si hubiera tenido la oportunidad de redactar esa parte del Diario de Sesiones habría escrito: “Los señores Diputados, puestos en pie, aplauden desaforadamente al tiempo que gritan como locos ¡¡bien, bien, muy bien!!. Algunas de Sus Señorías se trasladan desde sus escaños para acercarse a los de los bancos contrarios y se funden en abrazos con quienes son sus adversarios políticos. Finalmente, el señor presidente, advirtiendo tamaña algarabía y consciente de que nadie le escucha ya, da un fuerte golpe con la maza sobre la mesa y levanta la Sesión”.

 

Jaén pontencia la cultura gitana

     16-31.01.2004 / La ‘Asociación Gitana Romaní de la Bastía’ de la localidad de la Guardia de Jaén organizó un sinfín de actos para celebrar el Día de los Gitanos Andaluces, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre. Los diferentes eventos, que se llevaron a cabo el día 15 de dicho mes, contaron con un importante éxito de público, así como con la participación de gran parte de la población del municipio.
   En ese día tan especial para esta comunidad se desarrollaron diversas actividades, entre las que destacamos las siguientes:
   Por la mañana se celebró, en las pistas deportivas del colegio público del municipio, un partido de fútbol sala entre equipos formados por miembros de la comunidad gitana y de la Guardia Civil. Esta actividad tenía la finalidad de desmitificar la rivalidad entre los gitanos y los guardias civiles y de mostrar a la sociedad que, hoy en día, la relación está totalmente normalizada. Además, una vez finalizado el partido se realizó una comida de convivencia entre los integrantes de ambos equipos.
   Ya por la tarde tuvo lugar una conferencia de Don Manuel García Rondón, gerente de la Unión Romaní, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de la localidad. La ponencia trató sobre el papel que las minorías étnicas tienen dentro de la sociedad actual, así como sus perspectivas de futuro.
   Igualmente, en la Sala de Exposiciones Municipal, se exponían una serie de fotografías, obra de Jesús Salinas. Esta muestra, que giraba alrededor de la comunidad gitana y otras minorías étnicas, estuvo abierta durante diez días.
   Uno de los actos con mayor participación fue la Muestra Gastronómica de platos típicos gitanos realizados por mujeres mayores de la comunidad gitana, con la finalidad de recuperar las comidas típicas del pueblo gitano que, poco a poco, se van perdiendo. Entre los platos que se pudieron degustar encontramos tortas gitanas, potaje de Nochebuena, andrajos con conejo, arroz con habichuelas e hinojos y patas de cerdo al pil-pil.
   Finalmente, para concluir una jornada repleta de actividades, se celebró una actuación musical a cargo del grupo ‘La Zimbra y su grupo Flamenco’, donde todos se dejaron llevar por la magia del flamenco y payos y gitanos disfrutaron de la música, el baile y la comida. A lo largo de toda la actuación no faltaron espontáneos que quisieron aprovechar este momento para agradecer estas actividades y hacer públicos sus sentimientos.
   Con todos estos eventos, la ‘Asociación Gitana Romaní de la Bastía’ pretendía cumplir con uno de los objetivos fundamentales de la entidad: promover y fomentar la cultura, la filosofía de vida y la identidad de la comunidad gitana entre el resto de la población del municipio.
   La participación de los gitanos de la Guardia de Jaén en las actividades organizadas a lo largo de todo el día fue total y, además, los gitanos de otros municipios de la provincia y personas no gitanas de la localidad también quisieron añadirse a la fiesta del Día de los Gitanos Andaluces.
Además de todas las actividades mencionadas hasta este momento, la asociación también quiso hacer entrega de una serie de placas de reconocimiento, entre otros, a: niños y padres con una buena trayectoria académica, ya que una de las finalidades de la asociación es el compromiso con el seguimiento escolar de los niños de la comunidad gitana; a Juan Ramón Romero por su apoyo a la creación y consolidación de la ‘Asociación Gitana Romaní de la Bastía’; al Ayuntamiento de la Guardia de Jaén por su colaboración en las actividades realizadas por la organización; a Pilar Parras, diputada por Jaén, por la subvención del programa; y, por supuesto, a las mujeres gitanas mayores que colaboraron en la preparación de los platos de la degustación gastronómica.
   La celebración del Día de los Gitanos Andaluces en la Guardia de Jaén formó parte del programa titulado ‘Campaña de Difusión, Captación de Socios e Integración en la Comunidad’, subvencionado por el Instituto Provincial de Asuntos Sociales de Jaén. Igualmente, esta jornada fue posible gracias a la colaboración de diferentes organizaciones e instituciones como, por ejemplo, el Ayuntamiento de la Guardia y el Departamento de Servicios Sociales del municipio.

 

El periódico "Romano Nevo Lil" crea una nueva página web

     16-31.01.2004 / El periódico eslovaco ‘Romano Nevo Lil’ cuenta con una nueva página web disponible tanto en inglés como en eslovaco. En la versión inglesa, muchos de los menús todavía están en eslovaco, cosa que dificulta ligeramente la navegación de los internautas que no sepan esta lengua. Sin embargo, esta página ofrece numerosas noticias de diversas categorías: anuncios, noticias, cultura, gobierno, opiniones, regiones, asuntos sociales, contenido y libros.
   Las noticias son bastante cortas y no entran en gran profundidad. Las demás secciones de la página incluyen un archivo de las noticias de los meses de junio, octubre y noviembre de 2003, un archivo en formato PDF, un cuestionario para que los usuarios den su opinión, una página con los ‘top ten’, un mecanismo de búsqueda en la propia página, una página con estadísticas sobre qué buscadores y sistemas operativos están accediendo a la página, así como la cantidad de noticias publicadas y las que están a la espera de ser publicadas, y una página de enlaces. Actualmente, esta página no tiene enlaces, pero los usuarios que se registran pueden enviar nuevos enlaces y el registro es gratuito. La página de los ‘top ten’ incluye listas de artículos, de las categorías más visitadas, los autores más activos y los archivos más descargado

 

Una gitana muere como consecuencia de una paliza

     16-31.01.2004 / Según el ‘Partida Romilor’ (Partido Romaní), el pasado 14 de noviembre de 2003, Olga David, una gitana de 42 años murió en el Hospital Municipal de Petrosani. Presentaba múltiples heridas como resultado de una paliza propinada por empleados de la empresa privada S.C. Protector International S.R.L. y estuvo en coma durante nueve días.
La tarde del 4 de noviembre, la Sra. Olga David y su sobrina de catorce años fueron detenidas y golpeadas cuando fueron descubiertas llenando una caja con 20 kilos de carbón. La sobrina logró escapar y huyó a contar lo sucedido a la familia. Cuando llegó el marido de la Sra. David, la víctima estaba en el suelo sin conocimiento, apaleada y sin respiración. Los agresores le estaban tirando agua encima mientras decían que la víctima sólo estaba bromeando. “Está bien”, decían. El marido la llevó al hospital, donde murió 10 días más tarde.
En Petrosani hay cuatro comunidades gitanas, que cuentan con más de 3.000 miembros. El estado de sus viviendas no permite unas condiciones de vida dignas ya que son, en la mayoría de casos, edificios abandonados que carecen de calefacción, electricidad y unas condiciones básicas de higiene. Debido a estas inaceptables condiciones, sólo el 30% de los niños gitanos están matriculados en escuelas y sólo el 10% logran graduarse en secundaria. Además, los menores de 12 años tienen que trabajar con sus padres para garantizar su supervivencia. La situación laboral de estas comunidades está empeorando a raíz de las Ordenanzas del gobierno: se cerraron las minas de la región, cosa que dejó sin trabajo tanto a los romà como a los gadyè, que pasaron a depender de las ayudas sociales. “Es difícil asegurar nuestra supervivencia”.
   El marido de la víctima declaró que “no podemos vivir en Valea Jiuliu y tolerar este tipo de discriminación ni el trato que nos dan a los gitanos”.
Según las estimaciones de un informe hecho en 1991 por el European Roma Rights Center (ERRC), en Rumania hay alrededor de 409.700 gitanos. Sin embargo, las asociaciones gitanas estiman que la población es de entre 1,4 y 2,5 millones, siendo así la población gitana más numerosa de Europa. A pesar de ser una comunidad tan numerosa, en Rumania sigue habiendo discriminación contra los gitanos. El Partido Romilor representa a esta población en Rumania, que gracias al 0,7% de los votos cuenta con un diputado en el Parlamento.
   Entre el 80% y el 90% de esta población está desempleada. Los niños están excluidos de las escuelas ya que para poder matricularse deben tener permiso de residencia, cosa que les es imposible conseguir. La sustitución de persecuciones antigitanas por redadas policiales demuestra que continua la brutalidad policial y la violencia generada por motivos raciales. Las persecuciones de principios de los años 90 obligaron a cientos de gitanos a huir a la periferia de Bucarest, donde a día de hoy viven en condiciones precarias y bajo la constante amenaza de expulsión, puesto que no pueden conseguir permisos de residencia. Otro de los factores al que tienen que hacer frente son las cada vez más frecuentes redadas policiales, en las que se les saca de sus casas de forma violenta y se les detiene sin cargos. La situación parece estar empeorando, como lo demuestra la reciente paliza y posterior muerte de una mujer gitana.

 

Volver a índice Nevipens Romaní