1-15 de noviembre de 2003. Número 364

 

Tradición y orgullo gitano en Extremadura

     1-15.11.2003 / La romería de Fregenal de la Sierra reunió a payos y gitanos de varios países europeos

  En Extremadura, el mes de octubre tiene un marcado carácter gitano. Diferentes actos, celebraciones y variados acontecimientos reflejan la importancia de la comunidad gitana en esta región. Entre estas actividades destacan la Participación Gitana en la 586 Feria de San Miguel de Zafra y la XXXIV Romería Gitana al santuario de Nuestra Señora de los Remedios en Fregenal de la Sierra.
   La Asociación Gitana de Zafra es la encargada de representar a los gitanos en la Feria de su localidad. A modo de presentación han editado un pequeño folleto en el que dan a conocer su punto de vista ante este acontecimiento:
   “Llega el mes de octubre y con él la Feria de San Miguel, la Feria Chica de Mérida y la Romería Gitana de los Remedios en Fregenal de la Sierra. Son actividades tradicionales que forman parte común de nuestra historia como extremeños: en ella y a través de ella, los gitanos y las gitanas demostramos una vez más la vitalidad e importancia de nuestra cultura como Pueblo y nuestra contribución decidida al desarrollo de esta tierra.
   La recuperación y el fomento de la cultura gitana han sido y son las tareas a las que más esfuerzos estamos dedicando. Hoy podemos decir que en esta nueva etapa, en la que los rodeos han dejado de ser el eje de nuestra participación, hemos construido entre todos una forma nueva de seguir siendo parte activa de la Feria: en Zafra, el nuevo rodeo, las muestras de arte, exposiciones, encuentros, la caseta..., se unen a la organización de jornadas, conferencias, seminarios, teatro, cine, intercambios, publicaciones y otras actividades que se realizan a lo largo de todo el año en nuestra región.
   ‘Nais tu mengue’. Gracias a todos los gitanos, a todas las gitanas, amigos y amigas, autoridades e instituciones que nos ayudan a ir encontrando el hueco que nos corresponde en esta sociedad construida con la participación de todos”.
Así pues, uno de los elementos utilizados para dar a conocer la presencia gitana en la Feria fue una caseta en la que se realizaron actuaciones en directo y exposiciones de pintura y fotografía con obras de Javier Fernández de Molina y Jesús Salinas, respectivamente.
   En la inauguración de este espacio intervinieron Manuel García Pizarro, alcalde de Zafra, Manuel Heredia Jiménez, presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, y Antonio Vázquez Saavedra, presidente de la Asociación Gitana de Zafra.

Romería Gitana
   A finales de octubre, concretamente los días 25 y 26, tuvo lugar en Fregenal de la Sierra la XXXIV Romería Gitana al santuario de Nuestra Señora de los Remedios. Este año, en el que se celebraba el 6º aniversario de la Beatificación de Ceferino Jiménez Malla, “se volvieron a unir payos y gitanos procedentes de varios lugares de España, Portugal, Francia, Italia, etc. Este año teníamos como motivación nuestro compromiso de acción y oración a favor de la solidaridad y contra la discriminación”, según palabras del Secretariado de Pastoral Gitana de la Archidiócesis Mérida-Badajoz.
   El programa del acto empezó con la entrada y recepción de los romeros, seguida de una liturgia de la Palabra sobre la solidaridad cristiana y contra la discriminación de todas las clases. También se llevó a cabo una oración a favor de la beatificación de Emilia (gitana, cristiana y mártir) y de la canonización del Pelé.
   Tras este acto, se realizó la apertura de la Romería y un Festival Flamenco en la caseta, con la participación de varios artistas de renombre. La visita a las diferentes “hogueras” y “juergas” fue el punto final de las actividades previstas para el primer día de la romería.
   La segunda jornada empezó con una misa concelebrada por don Antonio Montero Moreno, arzobispo de Mérida-Badajoz. Al mediodía se realizó una ofrenda a la Virgen de los Remedios, acompañada por diferentes cantos gitanos, que dieron un aire claramente festivo a la ocasión. A continuación se programó una comida de convivencia, para finalizar los actos a media tarde, con la salve de despedida a Nuestra Señora de los Remedios.

 

"Hay que fomentar la participación social de los gitanos"

     1-15.11.2003 / Juan Antonio Palacios, alcalde de Algeciras

"En Algeciras hay una comunidad gitana importante y, por fortuna, una buena parte de ella goza de muy buena salud laboral"


   Usted fue Director General de Acción e Inserción Social de la Consejería de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía hasta el mes de mayo de 1997 y ahora ha sido elegido alcalde de Algeciras. ¿Qué motivos le impulsaron a cambiar la política autonómica por la municipal?
Creo que uno de los cargos más apasionantes a los que puede aspirar un político de vocación es el de alcalde de su ciudad. Algeciras es la ciudad en la que vivo con mi familia, por la que paseo, en la que tengo a los amigos; es la ciudad que me duele y por la que quiero hacer muchas cosas. Era una ciudad necesitada de política local, que no localista. Además yo pienso que los políticos que desprecian lo local en beneficio de miras supuestamente “más altas” no son buenos políticos.

A pesar de que su candidatura por el PSOE fue la más votada en Algeciras en las últimas elecciones, se han visto obligados a pactar un acuerdo de gobernabilidad con el Partido Andalucista para garantizar la estabilidad en el Ayuntamiento. ¿Cómo cree que afectará esto a su trabajo durante estos cuatro años? ¿Ha tenido que renunciar a grandes parcelas de poder?
El pacto que hemos tenido que hacer por la estabilidad de la ciudad no va a afectar en absoluto a nuestros planes para Algeciras. Más bien al contrario, va a permitir que podamos llevar a cabo y desarrollar todo el programa electoral sin obstáculos de ningún tipo. Y nosotros no hemos renunciado a parcelas de poder sino que hemos compartido algunas competencias municipales con quienes ahora formamos el equipo de gobierno. El equilibrio que hemos conseguido es casi perfecto, diría yo. En ese sentido no vamos a tener problemas.

¿Cuáles son sus retos como alcalde?
Lo primero es hacer con carácter de urgencia lo más necesario, que era ese lavado de cara que tanto demandaba la población: limpieza a fondo, arreglos de espacios públicos y mobiliario, asfaltado, pintura, jardines... Después vienen planes y proyectos importantes que pasan por hacer de Algeciras una ciudad importante que sabe aprovechar sus recursos. Tenemos el puerto más importante de España y el segundo área industrial después de Barcelona. Nuestra posición geográfica y el clima son insuperables. Con menos se han levantado ciudades como Singapur. Poco a poco conseguiremos el pleno empleo que deseamos; la habitabilidad y la calidad de vida a la que aspiramos, la diversión y el ocio que nos hace falta y la integración a la que siempre hemos aspirado los socialistas.

En las últimas elecciones municipales, el número de candidatos gitanos en las diferentes listas electorales era muy limitado, a pesar de que en España viven aproximadamente 600.000. ¿A qué cree que se debe esta escasa representación gitana en la política?
Yo no creo que haya que fijar una cuota de personas gitanas en las listas electorales porque eso sería tanto como reconocer una diferencia que precisamente queremos que deje de existir. Lo que sí hay que hacer es fomentar la participación social de quienes pertenecen a esta minoría. Ello llevará a una participación política importante. Y eso es lo que me preocupa: que estén en las asociaciones de vecinos, en las listas o en las bases de todos los partidos, en la cultura y en el deporte.

Antonio José Heredia Ortega es el concejal de Minorías Étnicas del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción. Y es gitano. ¿Se trata de un caso aislado o es el ejemplo que deberían seguir los consistorios españoles?
El hecho de que este concejal sea gitano lo hace adecuado para esa concejalía en concreto; pero ello no quiere decir que lo importante es que sea gitano. Lo importante es que tenga la sensibilidad necesaria para apreciar los problemas de las minorías gitanas y, sobretodo, de los gitanos socialmente desfavorecidos.

¿Cree que su experiencia como Director General de Acción e Inserción Social puede ayudarle a entender los problemas y las reivindicaciones de los distintos colectivos que se encuentran en una situación de riesgo de exclusión social en Algeciras?
Mi equipo de gobierno va a contar con la asesoría de quienes conocen bien este aspecto de la realidad social algecireña. Yo seguiré de cerca todo lo que se haga en ese sentido. Eso es evidente. En este trabajo casi todo se aprende trabajando, de la experiencia. Los libros ayudan pero la realidad está en la calle, en el trato con los problemas diarios, con la gente. Al frente de la Dirección General de Acción e Inserción Social tuve la oportunidad de conocer y solucionar muchos problemas. Y aprendí a distinguir qué problemas tienen solución fácil y cuáles no. Pero lo más importante que aprendí fue tal vez a no cesar nunca de trabajar por superar un problema de exclusión o marginación.

¿Cuáles van a ser los ejes centrales de su política respecto al pueblo gitano?
En Algeciras hay una comunidad gitana importante y, por fortuna, una buena parte de ella goza de muy buena salud social y laboral. Esta no es una zona deprimida ni muchísimo menos. En cuanto a los grupos menos favorecidos estamos ya trabajando con ellos. Y la política en ese sentido ha de ir entre el respeto y el fomento de los valores positivos de su cultura y la integración social plena. No es fácil pero tampoco es un imposible.

A pesar de llevar más de cinco siglos en territorio español, los gitanos siguen siendo víctimas de graves perjuicios y estereotipos por parte de la sociedad mayoritaria. ¿Qué iniciativas considera que se pueden tomar para terminar con esta situación?
Insisto en que Algeciras tiene esa favorable particularidad: está formada por ciudadanos de muy diferentes razas, orígenes y religiones. Y eso nos hace muy abiertos y tolerantes. Apenas se producen esas desagradables situaciones que sí se dan en otras ciudades andaluzas y que a todos nos avergüenzan. Aquí hay comunidades étnicas muy diversas y todas más o menos integradas. Además en Algeciras se valora mucho el arte y el flamenco y ello hace que e aprecie mucho a la comunidad gitana, principal depositario de esa cultura.

A partir de ahora empieza una nueva etapa tanto para usted como para Algeciras. ¿Qué objetivos desearía ver cumplidos a finales de esta legislatura?
Creo que un alcalde debe plantearse proyectos sin tener en cuenta los plazos. No me preocupa iniciar proyectos a diez o veinte años. No pretendo que todo culmine antes de que lo haga la legislatura: eso sería una actitud poco madura. Pero de entre las cosas que quiero ver cambiadas cuanto antes están la imagen exterior de la ciudad y su aspecto físico: limpieza, jardines, planes urbanísticos... Ya a estas alturas se percibe el plan de choque iniciado. Si mantenemos el ritmo tendremos una Algeciras renovada a final de la legislatura, una ciudad nueva y mejor, que es lo que nos hemos propuesto.



Angela Kocze pide más cooperación sobre asuntos gitanos en Europa

     1-15.11.2003 / La década de la inclusión romaní

La directora de la Oficina Europea de información sobre los Romà (ERIO) exige un esfuerzo común para combatir la pobreza y la exclusión social


   Angela Kocze, directora ejecutiva de la Oficina Europea de Información sobre los Romà (ERIO), se reunió el pasado mes de septiembre con el embajador Peter Balazs, director de la misión húngara de la Unión Europea. Por su parte, Valeriu Nicolae, subdirector de la ERIO, se reunió con el embajador Lazar Comanescu, director de la misión rumana de la Unión Europea.
Ambas reuniones sirvieron como primeros pasos para la ampliación de la cooperación sobre asuntos gitanos en la Unión Europea. Además, la ERIO y las misiones intercambiaron información sobre su trabajo y la ERIO subrayó la posibilidad de aunar fuerzas con las misiones en aquellos temas que sean de interés mutuo.
   En marzo de 2000, el Consejo Europeo de Lisboa reconoció la necesidad de dar diferentes pasos para conseguir un impacto decisivo en la erradicación de la pobreza antes de 2010. En este contexto de esfuerzos comunes para combatir la pobreza y la exclusión social en la Unión Europea, los asuntos relacionados con los gitanos están adquiriendo particular relevancia y se les debe dar una gran prioridad. La terrible exclusión social, económica, geográfica y política de los romà en Europa, que además sufren los efectos de una continuada discriminación, representa un riesgo para la creciente cohesión social de la Comunidad Europea. Por eso, el tema gitano debe ser un asunto de interés y acción en todos los ámbitos de la Unión Europea, incluidas la Comisión Europea y los gobiernos nacionales. Tanto la misión húngara como la rumana de la Unión Europea reconocieron la importancia de continuar estudiando estos asuntos.
   Durante su encuentro con el embajador húngaro Petar Balazs, Kocze hizo varias sugerencias en relación con los temas gitanos. La primera fue la de llamar la atención de las instituciones de la Unión Europea hacia este tema por medio de un evento cultural que tendría lugar en el año de adhesión, en 2004. Este evento promovería la diversidad y la multiculturalidad en Europa y, al mismo tiempo, demostraría la larga y estable presencia romaní en la cultura europea.
   Kocze también sugirió que la Misión húngara apoyara la idea de crear una Secretaría Gitana en la Comisión Europea, que se encargara de supervisar y coordinar estos asuntos entre varios consejos de administración durante un periodo de tiempo específico, hasta que los asuntos gitanos adquirieran igualdad en la agenda europea.
   Además, Kocze hizo hincapié en que el primer ministro húngaro, Petar Medggyesi, fue uno de los destacados líderes que declaró la ‘Década de la Inclusión Romaní’ y la creación del ‘Fondo Europeo para la Educación de los Romà’ en la conferencia de Budapest, organizada por el Banco Mundial y el Open Society Institute en julio de 2003. La ‘Década de la Inclusión Romaní’ tiene como objetivo acelerar la inclusión económica y social de la población gitana mediante la creación de un marco de acción con fondos asignados.
   El gobierno húngaro organizó la conferencia, de manera que está bien situado para asumir el liderazgo del proyecto de la ‘década de la inclusión romaní’ mediante la próxima presidencia de la Unión Europea en la Europa ampliada, así como para dar mayor visibilidad y prioridad a los asuntos gitanos.
   El primer ministro rumano, Adrian Nastase, también asistió a la conferencia de Budapest y aseguró que el gobierno rumano se comprometería con los asuntos gitanos.
   Durante su encuentro, el embajador Comanescu y Nicolae intercambiaron opiniones sobre la situación de los gitanos en Rumania y sobre cómo mejorar esta situación, especialmente mediante el aumento de esfuerzos para conseguir su inclusión social. En este contexto, expresaron su confianza en las nuevas iniciativas del gobierno rumano, en particular en la estrategia para la inclusión social de los romà, cuyo objetivo es contribuir a la adecuada inclusión de esta minoría en la sociedad rumana.
   Se acordaron posibles áreas de cooperación y de diálogo entre la ERIO y la misión rumana, como reuniones periódicas para discutir los potenciales problemas en relación con los gitanos en Rumania y en Europa, así como posibles medidas para solucionarlos. Los resultados de estos debates deberían ayudar a precisar la información que la sociedad y las instituciones europeas tienen sobre la situación de los romà en Rumania, para así combatir algunos estereotipos y percepciones erróneas sobre este asunto. Igualmente, se invitará a los miembros de la ERIO a asistir a las actividades más relevantes que organice la misión, mientras que el embajador y los miembros de la misión serán invitados a participar en las actividades de la ERIO. De manera, podrán compartir y hacer uso de sus respectivos conocimientos.
   Nicolae informó al embajador Comanescu que la ERIO, en colaboración con ONGs rumanas, había convenido preparar un análisis de la situación de la implementación de la estrategia del gobierno rumano para mejorar la situación de los gitanos en Rumania. Este análisis se enviará al gobierno rumano. En términos más generales, la ERIO proporcionará información sobre las ONGs locales de Rumania a la misión e intentará hacer de puente entre las ONGs locales y la misión.
   El embajador Lazar Romanescu subrayó la dimensión europea de los asuntos gitanos y elogió la determinación de la ERIO en ayudar en el proceso de adhesión de Rumania a la Unión Europea. La ERIO está contribuyendo a reflejar con exactitud, en la sociedad europea, el auténtico progreso realizado en el proceso de inclusión social de los romà en Rumania. La Misión rumana y la ERIO convinieron trabajar conjuntamente para fomentar una mayor implicación de la sociedad civil en el proceso de adhesión.
   Otros puntos que se discutieron fueron la posibilidad de organizar eventos culturales rumanos y gitanos, así como reuniones con jóvenes rumanos de las diferentes estructuras de las organizaciones europeas.
   Tanto la misión húngara como la rumana mostraron un gran interés por la consulta y la cooperación sobre asuntos gitanos. Ante eso, la ERIO mostró sus deseos de colaboración mutua con ambas misiones.
   La ERIO aspira a intensificar la discusión política y pública sobre los romà proporcionando información objetiva y exhaustiva y promocionando los derechos de los gitanos en la sociedad europea. La ERIO no es una organización de recaudación de fondos ni de concesión de subvenciones, sino más bien una organización de defensa que promueve la inclusión de los gitanos y su participación igualitaria en las sociedades europeas. La ERIO lleva a cabo sus actividades gracias a fondos concedidos por Cordaid, Stichting Doen, Kerk in Actie y la Open Society Institute.

 

La lucha diaria por la igualdad

     1-15.11.2003 /    La Asociación '"Romí" de Palencia busca la integración de payas y gitanas en una sociedad racista

   Es ‘curioso’ que todavía hoy en el siglo XXI exista el término denominado ‘racismo’. Todos conocemos los problemas con los inmigrantes, con los negros, con los homosexuales... pero a ver, analicemos ¿por qué no observamos lo que nos rodea y ya después podemos opinar sobre lo que hay fuera? ¿Por qué no somos capaces de ver las injusticias de nuestra capital y la tristeza con la que se trata a algunas personas de ‘por aquí cerca’ que son exactamente iguales a nosotros?
   La etnia gitana en la capital es considerada como una minoría que lucha por la integración social. Estereotipos creados a lo largo de los años, los gitanos son ‘malos sucios y hay que tener cuidado con ellos’, pero ¿por qué siempre nos fijamos en datos negativos? ¿Por qué no buscamos las cosas malas de los payos? Señores, que estamos en el siglo XXI y los tópicos no deberían existir, antes de criticar hay que conocer, sino mejor quedarse callado.
   La Asociación de Payas y Gitanas Romí que busca la formación y convivencia de los gitanos, centra sus problemas en la poca aceptación de la población palentina con respecto a esta etnia. Una Asociación que surgió tras un viaje de fin de curso de los hijos de una Escuela de Madres. “Viajamos todos a Granada y allí conocimos ‘Romí’, nos pareció una gran idea y una forma de lucha”, afirma Julia Jiménez, presidenta de la Asociación. Tras diez años de vida, este grupo de ‘luchadoras’ centra su trabajo en la búsqueda de soluciones para hacer ver a la sociedad que ellos son iguales que todos.
   Formación Romí que cuenta con una Junta Directiva en la que se incluyen cinco payas y cinco gitanas, considera que “la sociedad palentina es muy injusta. No les aceptan en su mundo”, aunque todavía siguen buscando la forma de concienciar a la gente. A pesar de verla muy lejos también tienen recompensas. “Una joven gitana que siguió un cursillo de peluquería de la Asociación ha abierto su propio salón y actualmente recibe más visitas de payas que de gitanas”, dice.
   Poco a poco avanzan, pero la situación es complicada para ellas. “Los palentinos son muy racistas y no deberían comportarse a veces así con los gitanos”, comentó la coordinadora de la Asociación, Estrella Ustio.
   La convivencia entre las payas y las gitanas es otra forma de integración. Charlar y compartir impresiones les hacen sentirse más apoyadas entre ellas. Para estas mujeres la igualdad es necesaria para la convivencia. Cada año se reúnen en la capital para intercambiar ideas. Este año el encuentro giró en torno al tema ‘Mujer y Empleabilidad’. El año pasado alrededor de 150 mujeres se dieron cita en el encuentro cuyo lema era ‘Participación Social de la Mujer Paya y Gitana en la Política’.

 

 

16-30 de noviembre de 2003. Número 365

 

El Gobierno rumano abre una investigación sobre la boda de menores gitanos

     16-30.11.2003 / Emma Nicholson, enviada de la Unión Europea, exigió actuaciones inmediatas

  El Gobierno de Rumania ha abierto una investigación sobre las bodas de menores de edad gitanos. Esta acción se produce como resultado del estupor que ha causado, tanto en el ámbito nacional como internacional, la boda de Ana Maria Cioaba con su prometido, de 15 años, que se celebró hace unas semanas. La edad de Ana Maria -12 o 14 años, según las informaciones- y su aparente rechazo a contraer matrimonio, provocaron las peticiones para que las autoridades se hiciesen cargo de ambos niños.
  Su padre, Florin Cioaba, el autoproclamado rey de los gitanos, apareció en televisión tres días después del enlace para defender la boda.“Como padre, sé qué les conviene a mis hijos. Hay leyes que se deben respetar. Nosotros, los gitanos, tenemos la tradición de casar a nuestros hijos cuando aún son menores”, afirmó Florin Cioaba. Pero las autoridades rumanas anunciaron que investigarían esta boda. “Las autoridades rumanas no reconocen este matrimonio, y hemos iniciado una investigación para esclarecer cómo se ha podido llevar a cabo una boda entre menores”, declaró Serban Mihailescu, funcionario del Gobierno.
  En declaraciones de un representante del Reino Unido “sólo porque algo sea inmoral en nuestra cultura no significa que sea inmoral en todas las culturas”.
Un portavoz de la policía de Sibiu, Transilvania, donde se celebró la boda, confirmó que se había abierto una investigación criminal, y que algunos miembros de las familias habían prestado declaración ante la policía. “Estamos realizando una investigación sobre la base de acusaciones por relaciones sexuales entre menores”, dijo este portavoz. La familia gitana tildó esta investigación de “farsa contra la familia real”.
  La edad mínima legal para contraer matrimonio en Rumania es de 16 años, pero los corresponsales extranjeros dicen que la práctica de casar a niños en edad escolar sigue siendo común entre la comunidad gitana, y las autoridades normalmente hacen la vista gorda.
  Rumania quiere adherirse a la Unión Europea en 2007, y una feroz carta de la enviada de la UE, Emma Nicholson, en la que exigía que se actuase inmediatamente, puede haber hecho que las autoridades tomaran medidas.
  Ana Maria fue prometida en matrimonio a la edad de siete años, al parecer, por 500 monedas de oro. Algunos amigos de la niña calificaron la consumación de su matrimonio como una violación estatutaria.
  Dana Chendea, la portavoz de la familia Cioaba afirmó que “tras la noche de bodas, la familia del novio enseñó las sábanas que probaban la consumación”. Según los funcionarios, si las investigaciones concluyen que la pareja mantuvo relaciones sexuales, Ana Maria podría ser apartada de sus parientes, con quienes vive ahora. “Se podría tomar la decisión de llevarla a un centro de menores”, dijo Mr Mihailescu.

Ofensa al pueblo gitano
  La portavoz de la familia Cioaba dijo que Ana Maria había empezado a “resignarse a su destino”. “Pasaron la noche (de bodas) juntos. Ése era el trato. Nadie le preguntó si quería hacerlo”, continuó.
  El único gitano miembro del parlamento ha calificado esta boda de “ofensa” al pueblo gitano. “Una niña de 12 años no puede entender la noción de matrimonio y las obligaciones que conlleva casarse”, dijo Madalin Voicu.
  Las cifras oficiales dicen que en Rumania viven más de 550.000 gitanos, pero se cree que la cifra real es de más de un millón y medio. Rumania cuenta con una población de 22 millones de personas.

 

Declaración del Euroepan Romà Rights Center

     16-30.11.2003 /     El ‘European Romà Rights Center’ (ERRC) se ha mostrado satisfecho con la decisión del ‘Child Protection Service’ (Servicio de Protección del Menor) de Sibiu, Rumania, de separar a Ana Maria Cioaba, una chica gitana de entre 12 y 14 años de edad (depende de la fuente informativa que se cite), y Mihai Birita, un gitano de 15 años. La Sra. Anca Dragan, directora del ‘Child Protection Service’, informó al ERRC que la decisión, con la que tanto la Sra. Cioaba como los padres de Birita están conformes y así lo han declarado por escrito, expone que ambos chicos deben volver a casa de sus padres, asistir al colegio y recibir asesoramiento en el Servicio de Protección del Menor hasta que alcancen la edad legal para contraer matrimonio.
  En los últimos días, los medios de comunicación de varios países han prestado una gran atención a la cuestión de la boda en Rumania de Ana Maria Cioaba, a quien, supuestamente, algunos miembros de su familia obligaron a casarse. Según las informaciones de los medios de comunicación, la policía de Rumania ha abierto una investigación “bajo acusaciones de mantener relaciones sexuales con un menor”, aunque el periódico ‘Evenimentul Zilei’ aseguró que el Sr. Doru Pioana de la ‘Sibiu Tribunal Prosecutor’s Office’ (Oficina del Tribunal Acusador de Sibiu) había dicho que no existían pruebas que demostraran que la pareja mantuvo relaciones sexuales.
  La investigación se inició siguiendo las peticiones de la Baronesa Emma Nicholson, miembro del Parlamento Europeo y enviada de la UE a Rumania. Varias agencias de noticias atribuyen a la Baronesa Nicholson unas declaraciones en la que afirma que “la aplicación de los derechos humanos a todas las personas es esencial para conseguir la entrada en la Unión Europea. Lamentablemente, Rumania aún tiene una serie de deficiencias que obstaculizan su progreso, a no ser que se sean abordadas urgentemente”. La principal cobertura mediática de la boda y sus consecuencias ha sido realizada por medios como la BBC y la agencia Associated Press. Tal y como lo presentaba la prensa sensacionalista, el núcleo de la cuestión –hasta qué punto la Sra. Cioaba fue obligada a casarse- todavía está por aclarar. Sin embargo, el debate público sobre el tema ha concedido a las jóvenes gitanas la oportunidad de expresar sus opiniones sobre este asunto.
  El ERRC es consciente del debate creado en relación con la tolerancia de las prácticas tradicionales y los límites del orden liberal. Sin embargo, el matrimonio obligado es una violación de los derechos humanos fundamentales, que implican una amplia variedad de criterios morales y leyes internacionales. Es notable destacar que el Artículo 23(3) del ‘International Covenant on Civil and Political Rights’ (Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos) afirma que “No se puede producir ningún matrimonio sin el libre y total consentimiento de los dos futuros esposos.” El investigador de la Unión Europea sobre Violencia Contra las Mujeres señaló recientemente que “un matrimonio obligado es un matrimonio realizado sin el válido consentimiento de ambas partes, en el que la coacción es el factor principal. Es una violación de los derechos humanos internacionales y no se puede justificar por causas religiosas ni políticas.” El matrimonio obligado de menores implica también una amplia variedad de derechos humanos fundamentales, poniendo así en duda la obediencia de los estados a la ‘International Convention on the Rights of the Child’ (Convención Internacional sobre los Derechos del Menor), cuyo principio fundamental es “en beneficio del menor.” El artículo 19(1) de la Convención afirma: “Los partidos estatales deben tomar las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas más adecuadas para proteger al menor de cualquier tipo de violencia física o mental, daño o abuso, abandono o trato negligente, maltrato o explotación, incluido el abuso sexual, mientras esté al cuidado del (los) padre(s), tutor(es) legal(es) o cualquier otra persona que tenga la custodia del menor”.
  Además, el matrimonio de menores es, en sí mismo, de gran preocupación. El matrimonio entre menores constituye una amenaza para la realización del derecho a la educación, garantizado bajo numerosos instrumentos que incluyen la ‘European Convention on Human Rights’ (Convención Europea por los Derechos Humanos), el ‘International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights’ (Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales) y la ‘Convention on the Rights of the Child’ (Convención sobre los Derechos del Menor). El matrimonio de menores también crea las condiciones para la vulneración o la limitación innecesaria del derecho al mayor grado posible de sanidad. Y lo que es aún más importante, como agentes morales con limitaciones, los menores son incapaces de tomar decisiones en el sentido de lo que expone el Artículo 23 del ICCPR, citado anteriormente. Por esta razón, bajo la ‘European Convention on Human Rights’, el derecho al matrimonio se establece de la siguiente manera en el Artículo 12: “Los hombres y las mujeres en edad de casarse tienen el derecho a contraer matrimonio y fundar una familia, de acuerdo con las leyes nacionales que gobiernan el ejercicio de este derecho.”
  El ERRC ha condenado constantemente las violaciones de los derechos humanos de los gitanos en Rumania. En la mayoría de casos, los autores han sido personas no gitanas. En este caso, los autores eran familiares gitanos de las víctimas. El ERRC se alegra de la decisión tomada por el gobierno rumano y desea ver también el cumplimiento efectivo de la ley en los cientos de casos en lo que los responsables son rumanos no gitanos. Es crucial que las autoridades rumanas demuestren imparcialidad en sus acciones para combatir la violación de los derechos humanos.



Programa de apoyo escolar en Pamplona

     16-30.11.2003 / Un centenar de niños gitanos se beneficiarán este curso del programa de apoyo educativo que desarrollará la Asociación La Majarí con financiación del Ayuntamiento de Pamplona que destina para ello 40.254 euros. El programa, que tiene como objeto conseguir la regularización y normalización educativa de dichos niños, se desarrollará con alumnado matriculado en los centros Cardenal Ilundáin, Ave María y Nuestra Señora de la Compasión e incluye apoyo en comedores escolares para 55 niños gitanos.
  El convenio que regula dicha colaboración fue presentado por la alcaldesa, Yolanda Barcina, y por el presidente de La Majarí, Hermenegildo Jiménez, quién destacó que “es maravilloso, igualmente, que las madres, después de dejarles en el colegio, vayan a hacer sus labores, a trabajar”.
  Los 105 niños acogidos al programa tendrán el respaldo de una trabajadora social, dos diplomados en Magisterio, dos mediadores gitanos y un mediador familiar. Con la labor de este equipo se pretende evitar el absentismo escolar de los niños gitanos e incrementar y mejorar los sistemas de aprendizaje, procurando que los niños adquieran, además, habilidades de formación propias de su edad.
  Tras la firma del convenio, el presidente de La Majarí, Hermenegildo Jiménez, valoró positivamente el proyecto ya que “el pueblo gitano está muy orgulloso de integrarse en la sociedad”, al tiempo que aseguró que en la actualidad, en el ámbito que cubre su asociación “no queda ningún niño gitano de entre 3 y 14 años que no vaya a la escuela”, porque “ven que eso es importante para ellos”.
Discriminaciones y RH
  Por su parte, Yolanda Barcina, destacó la oportunidad que el convenio ofrece a estos niños, que “por determinadas circunstancias familiares y personales tienen más difícil mantener un ritmo de estudio regular y continuo”, su integración y el acceso a “una educación digna, como dice la Constitución Española”.
  Barcina, quien elogió la labor “seria” de La Majarí, enmarcó el apoyo del Ayuntamiento en su “preocupación” porque “pensamos que en nuestra sociedad no puede haber cabida para exclusiones de tipo racista, xenófobo, de RH o de lugar de nacimiento, aunque desgraciadamente hay algunas personas todavía en nuestro entorno que siguen teniendo ese tipo de actuaciones”.
  Por ello, anunció el empeño del Consistorio en “seguir trabajando por la integración de todos los ciudadanos de Pamplona”, en este caso facilitando una educación normalizada que propicie la “igualdad de oportunidades, que es clave para la integración” por encima de las subvenciones que puedan dar las administraciones públicas, apuntó. El Ayuntamiento desarrolla un trabajo coordinado para complementar las actuaciones de incorporación sociolaboral y formación en las zonas con núcleos de familias gitanas.

 

Nuevo consejo asesor del pueblo gitano en el País Vasco

     16-30.11.2003 /    El departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco crea un nuevo órgano de asesoramiento que facilita la participación social del pueblo gitano, el Consejo Asesor del Pueblo Gitano. Este Consejo está compuesto por treinta y dos miembros que representan a las administraciones públicas y a todos los colectivos gitanos ubicados en el País Vasco. El fin de esta iniciativa es abrir un espacio de diálogo entre las instituciones y nuestra comunidad para que podamos transmitir nuestras aspiraciones y demandas y, al mismo tiempo, asesorar a la administración en la planificación de actuaciones que afectan a los gitanos.
  Tras varias reuniones se ha materializado la idea en un decreto que deberá ser aprobado por el Consejo de Gobierno. Xabier Zipitria, uno de los profesionales del departamento de Asuntos Sociales que más ha trabajado para la creación de este consejo, asegura que “la originalidad de este proyecto es que todos hemos participado en la elaboración del decreto. Se han acordado los objetivos y, entre ellos, se ha indicado el esfuerzo que hay que hacer para conseguir la presencia igualitaria entre hombres y mujeres en la sociedad”.
  Uno de los objetivos más inmediatos de este nuevo órgano es elaborar el Plan Vasco para la Promoción Integral y la Participación Social del Pueblo Gitano. Según Zipitria, “lo importante es que todo lo que haga sea consensuado y que el documento definitivo que salga, todos lo consideren como suyo, en especial los representantes del pueblo gitano. Estos tienen que sentir que sus propuestas son las que ellos han descubierto que son las más adecuadas”.

Identidad
  En las dos últimas reuniones se ha tratado sobre los antecedentes del plan y se ha hablado sobre la identidad del pueblo gitano. Según Xabier, “las aportaciones que hicieron los propios gitanos fueron enormemente enriquecedoras. También fue muy interesante el observar la actitud de curiosidad e interés de los demás miembros que asumían las dificultades que se tienen al desconocer la forma de funcionar de esta minoría”. Con todo ello, se pretende que a partir de ahora los recursos dirigidos a esta comunidad se adecuen a su realidad y cumplan las expectativas con las que se crearon.
  De momento, se han creado dos grupos de trabajo; una comisión compuesta únicamente por gitanos que trabajan sus propias propuestas y otra encargada de elaborar el Plan. Ambas se reunirán periódicamente y compartirán después sus resultados.

Iniciativa permanente
  El carácter de esta iniciativa es permanente. Su base jurídica le hace independiente del partido político que esté en el gobierno. “No tendría sentido plantearlo de otra forma. Nos ha costado mucho iniciar esta iniciativa y queremos asegurarnos de que se mantendrá en el futuro”, afirma el técnico del Gobierno Vasco. La experiencia hasta ahora ha constatado que, “en el pueblo gitano hay gente preparada con las ideas muy claras y también las diferencias existentes entre los territorios históricos. No cabe duda que nos encontramos ante un reto”, declara Xabier Zipitria.
  Por su parte, Bartolomé Jiménez, presidente de la Asociación Gitana de Vitoria, afirma que “si trabajamos todos bien, este Consejo puede tener efectos muy positivos. Confío en que la voluntad política sea buena, porque si no lo es, se quedará simplemente en algo decorativo. Yo espero que nos centremos en los problemas reales de los gitanos, como la vivienda, su imagen negativa, etc., y podamos solucionarlos. Tengo ganas de ver resultados. Estoy convencido que entre todos lograremos mejorar la situación de nuestro pueblo”.

 

Tráfico hará un examen teórico especial a los gitanos de la provincia de Pontevedra

     16-30.11.2003 /   La iniciativa fue aprobada por el Congreso de los Diputados a propuesta de Juan de Dios Ramírez-Heredia

  La subdirectora de Formación Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), Estrella Rivera, se comprometió en Madrid a implantar cursos de alfabetización y exámenes especiales para los 200 gitanos de la provincia de Pontevedra que quieren obtener el carné de conducir. El carné es para ellos su pan y su medio de vida, pues la mayoría se dedica a la compra-venta ambulante y precisa de un vehículo. Sin el permiso, se les cierra una puerta al mercado laboral e incluso pueden ir a la cárcel en caso de estar implicados en un accidente grave.
  La DGT colaborará con la Xunta para impartir cursos reglados de alfabetización con el fin de dirigir la enseñanza a los aspirantes gitanos que quieren obtener el carné de conducir en un plazo breve de tiempo. Además, Tráfico está dispuesto a colaborar con los profesores, quienes determinarán si un alumno logra el nivel de lectura suficiente para enfrentarse a un examen teórico.
  Los responsables de Formación Vial también se ofrecieron a contactar con algunas autoescuelas a fin de que den clases sobre los métodos y tests especiales en los que apenas es necesario saber leer o escribir. Por último, los técnicos de Madrid se desplazarán a Pontevedra para impartir conferencias sobre la señalización vial y aclarar posibles dudas.
  La DGT pretende que los alumnos alcancen un grado de alfabetización suficiente para superar los dos tipos de exámenes especiales para extranjeros y analfabetos que ya han sido implantados en Andalucía y Madrid. Uno consiste en un cuestionario en vídeo que se responde oralmente. El segundo sistema es un test con fotografías y preguntas breves, de fácil lectura y comprensión. Esta iniciativa fue presentada hace ya muchos años por el entonces diputado Juan de Dios Ramírez-Heredia.
  Los técnicos de Tráfico aseguran que los colectivos que aprenden a leer en un curso prefieren luego el examen especial con preguntas concisas por escrito. La DGT y la comunidad gitana admiten que la comprensión de las preguntas es uno de los principales obstáculos para que una persona sin estudios apruebe un examen teórico estándar.
  El presidente de la Asociación Pueblo Gitano de la provincia de Pontevedra, Sianí Jiménez, mostró su optimismo. Según dijo, lo idóneo es que Tráfico habilite un determinado día para examinar en grupos reducidos a los aspirantes a conductor de etnia gitana. “Son unos 200 como mínimo en Pontevedra”, calculó.




 

Volver a índice Nevipens Romaní