1-15 de junio de 2003. Número 357

 

A clase con estima e ilusión

     1-15.6.2003 /El teatro y la lectura se han revelado como los mejores antídotos contra el desinterés en las aulas

  Lectura, teatro y una pizca de diversión. Ésta es la fórmula magistral que por segundo año consecutivo está aplicando Natalia Arjona entre los escolares del colegio público Andalucía, ubicado en el Polígono Sur de Sevilla, una de las zonas más desfavorecidas de la capital andaluza, para conseguir que su asistencia a clase y su rendimiento escolar sigan una pauta de normalidad similar, en lo posible, a la de los alumnos de cualquier otro centro de la ciudad. Un reto nada fácil si se tiene en cuenta que más del 80% del alumnado de este colegio ha de enfrentarse a diario con los problemas propios de un barrio de esos que en el argot administrativo se señalan como "de exclusión social".
  Pero Natalia Arjona, monitora de la Unión Romaní, y los profesores del colegio Andalucía parecen haber encontrado el remedio. "Esto es el arte de la innovación", afirmaba entre risas Arjona mientras ayudaba a poner la mesa para la comida que, con motivo de la Feria de Abril, sirvió de excusa para acercar a los padres de los escolares gitanos al colegio con el objetivo de lograr su implicación en la vida del centro.
  "El teatro y la lectura se han revelado como los mejores antídotos contra el desinterés que muestran estos niños por la escuela y como un método muy útil para fomentar su autoestima, la participación en grupo y como vía para la resolución pacífica de los conflictos", afirma Arjona. Antídotos que esta monitora y los profesores administran a sus alumnos a través de los talleres de animación a la lectura o de teatro, entre otros, que componen el programa Aula Abierta que impulsa la Unión Romaní de Andalucía a través de unos programas educativos que cuentan con el respaldo económico de la Unión Europea y la consejería de Asuntos Sociales.
  Esta innovadora iniciativa conjuga una serie de elementos que la hacen muy atractiva para estos chavales. En esta actividad, ellos, y no los libros de texto, son los protagonistas. Se persigue fomentar su creatividad y despertar la curiosidad por aprender. Para ello se usan métodos artísticos y lúdicos que le hagan más amenas las tareas.

Taller de animación
  Algo que se puede apreciar en el taller de animación a la lectura destinado a los alumnos de primaria. En él, los alumnos, guiados por un patrón, elaboran sus propios cuentos o historias a partir de vivencias propias, relatos que más tarde son expuestos por sus autores ante el resto de los escolares del colegio. Algo similar ocurre con el taller de teatro, donde la rica cultura de la comunidad gitana o las propias vivencias personales son un filón inagotable de historias e ideas sobre las que hacer girar la obra de teatro que ellos mismos elaboran y representan. Todos los trabajos de los alumnos, apunta Arjona, "se recopilan después en un libro para que sirva de material didáctico en cursos posteriores".
  Otro de los objetivos que se aborda con estas actividades es implicar a los padres de los niños en la vida escolar de sus hijos, dado que la mayoría de los pequeños recurren a sus mayores para que les cuenten historias de la familia con las que aportar su granito a la elaboración de las historias. "Esto es muy importante, porque la asistencia a clase de los niños no depende de ellos, sino de sus padres. Nosotros no hablamos de absentismo, hablamos de 'niños fantasma', aquellos que no vienen nunca a clase y que incluso no llegamos a conocer pese a estar matriculados o aquellos que lo hacen de forma intermitente debido a que, en muchos casos, por problemas familiares, son los que asumen las cargas domésticas, como el cuidado de los hermanos pequeños", señala Arjona.
Sin bien en estos dos años de aplicación del programa aún no se han producido resultados deslumbrantes en la lucha contra el absentismo, Arjona se muestra más que satisfecha con los avances logrados. "El cambio en la actitud de estos niños sí se nota. Vienen a clase motivados, con mayor ilusión y ganas".

Implicación docente y formación
  Ejercer de maestro en centros como el colegio Andalucía de Sevilla está reñido con la monotonía. Cada día del curso es una nueva experiencia. Las condiciones sociales de muchas de las familias que viven en la zona del Polígono Sur, éste que ha saltado a la gran pantalla a través de la película homónima de la directora Dominique Abel, hacen que estos docentes se enfrenten a diario a interrogantes como saber cuántos alumnos acudirán ese día a clase y, si asisten, en qué condiciones lo hacen. La capacidad de empatía de los niños con los problemas que se viven en su hogar y el hecho de que muchos de ellos, a edades muy tempranas, deban asumir cargas domésticas provocan que las faltas a clase sean una constante. Para combatir este absentismo inducido, el colegio Andalucía cuenta con la ayuda de la asociación Entreamigos, en la que intermediadores culturales se encargan de vencer las reticencias que los padres de muchos escolares tienen a la hora de permitir la correcta escolarización de sus hijos.

Derribar barreras
  Una vez vencida esta primera barrera, la labor docente toma el relevo. Aulas flexibles, en las que alumnos de distintas edades reciben clases de refuerzo según su capacidad, los talleres del Aula Abierta y las actividades extraescolares consiguen, con mucho esfuerzo de un profesorado en el que abundan los interinos, que estos alumnos acaben identificándose con la escuela y comprendan que jugar y aprender son conceptos compatibles. Iniciativas que la Unión Romaní considera imprescindibles para combatir el absentismo y conseguir que estos pequeños culminen con éxito la etapa de educación obligatoria.



Cuentos por bulerías

     1-15.6.2003 /El pasado día 2 de abril se celebró el Día Mundial del Libro Infantil y la ciudad de Sevilla se sumó a la conmemoración de esta efeméride con varios actos. Un grupo de alumnos gitanos, de 5º y 6º de Primaria, del Colegio Andalucía del barrio de las Tres Mil Viviendas celebró este día acudiendo a la Casa del Libro, en pleno centro de la ciudad. Esta iniciativa partió de la Unión Romaní y del Colegio Andalucía, dentro del programa Aula Abierta de la Unión Europea.
  Natalia Arjona, monitora del programa de animación a la lectura, explicaba la complejidad del proyecto: “Utilizamos también el teatro porque los niños expresan sus problemas y los del barrio. Primero hacemos una obra de teatro basada en sus vidas y en lo que les cuentan sus familias. Por eso nos basamos mucho en la narración oral. Luego se pasan esas narraciones a texto, un texto que luego se analizará en las clases de lengua para trabajar así el fomento de la lectura. La clave de este proyecto está en enganchar a los niños a la lectura con algo ideado y creado por ellos mismos, además de ser fruto de la transmisión oral, uno de los símbolos de identidad de la cultura gitana.”
Para los niños se trataba de un día de excursión, de fiesta y para el escritor, especialista en literatura infantil, Antonio Rodríguez Almodóvar, la persona encargada de hacer la visita comentada a la librería, se trataba de una cita especial: la de compartir la primera visita de estos chicos a una librería.
  
Lectura y diversión
  El director de la Casa del Libro, Antonio Rivero puntualizó que el motivo de que sean estos niños y no otros los que participen en esta iniciativa se debía a que “vienen de un entorno familiar y social muy poco acostumbrado a la actividad lectora como hábito, por lo que se trata de fomentar acciones encaminadas a la lectura allá donde el problema se hace más agudo”.
Lo más importante de esta experiencia educativa fueron las impresiones de los chiquillos: “Canto y bailo porque estoy muy contento esta mañana”.



Uno de cada cuatro padres cree que los niños gitanos deberían ir a colegios separados

     1-15.6.2003/Un estudio de la Federación Española de Religiosos en la enseñanza muestra el aumento de la intolerancia y los prejuicios en el ámbito laboral

  Muchos lo pensaban pero pocos se atrevían a decirlo así de claro. Un estudio realizado por la Federación Española de Religiosos en la Enseñanza (FERE), titulado 'La significatividad social de la escuela católica', revela que uno de cada cuatro padres (un 25,9%) considera que los estudiantes gitanos deberían estar segregados en escuelas específicas para ellos, diferentes a las que acuden diariamente sus hijos. Este rechazo se acentúa entre los progenitores que han optado por un centro religioso para sus pequeños, que llegan a aceptar la segregación étnica de los colegios en el 33,5% de los casos.

Actitudes racistas
  La razón alegada para sugerir esta separación es considerar que los gitanos no aportan nada bueno en las aulas; un 41% de los padres entrevistados por los responsables de este informe no estima positiva la presencia de tales alumnos en los mismos colegios a los que van sus hijos. Pero no sólo no aportan nada, sino que además perjudican: el 40,6% se lamenta de que las clases que cuentan con alumnos gitanos en sus listas tienen un nivel más bajo que las aulas sin esta presencia.
  Los prejuicios de los padres no tienen únicamente a los gitanos en su punto de mira. La presencia de alumnos inmigrantes también se valora en estos mismos términos, aunque los padres se muestran menos duros en sus opiniones con ellos que con los gitanos.
  Se dan diferencias entre los padres que optan por una educación pública o privada para sus hijos. Son más los padres con hijos en colegios públicos los que opinan que la multiculturalidad es un factor de enriquecimiento.
  Los responsables del informe de la FERE aseguran que los padres y las madres “autóctonos” aplican una escala estimativa de tolerancia hacia los extranjeros según su procedencia. En esta gradación, los gitanos vuelven a ocupar el punto más bajo de tolerancia, pese a ser autóctonos en las mayoría de los casos, y para justificar su rechazo utilizan argumentos como “los gitanos no quieren integrarse”.
  Por último, el estudio es claro en destacar que los padres no quieren que sus hijos se vean perjudicados por la presencia de niños “distintos”, e incluso no faltan quienes piensan que tal presencia resta prestigio al colegio o corre peligro de ello.

 

Iniciativa Gitana de Bilbao organizó sus segundas jornadas

     1-15.6.2003/La Asociación Iniciativa Gitana de Bilbao organizó los pasados días 8 y 9 de mayo sus segundas jornadas que, en esta ocasión, tenían por lema 'Realidades Gitanas contados por Gitan@s'. El encuentro, que se celebró en el Centro Cívico de San Francisco, fue inaugurado por Jesús Luis Giménez, presidente de la asociación organizadora, Iñaki Azkuna, alcalde de Bilbao, y Josu Bergara, diputado general de Vizcaya.
  Tras el acto inaugural, Raimundo Jiménez Jiménez, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra, y Blanca Jiménez Grebalos, mediadora intercultural, impartieron una ponencia titulada 'Realidad Gitana en Navarra'. A continuación, Domingo Jiménez Montaño y María Amaya Santiago, de la Fundación Pere Closa de Barcelona, hablaron de la realidad gitana en el sistema educativo y, más tarde, Juan David Santiago, coordinador general de la Asociación Alicante-Kalì, fue el encargado de hablar sobre la realidad de la juventud gitana.
  El segundo día empezó con una ponencia titulada 'Realidad Gitana en Madrid. Situación de la Vivienda' a cargo de Enrique Blanco Jiménez, presidente de la Asociación La Amistad de Madrid. Finalmente, la última conferencia estuvo dedicada a la lengua gitana y la impartió Ricardo Hernández Jiménez, miembro del Equipo Técnico de la Federación de Asociaciones. Como complemento a estas jornadas, la organización preparó una velada flamenca en el Teatro Ayala de la localidad.

 

Un congreso analiza la herencia cultural y artística de los gitanos en Rumanía

     1-15.6.2003/El pasado mes de mayo se celebraró en Brasov, Rumania, la conferencia ‘Romà y gadyè. El reto de ser diferentes’, que han organizado la Asociación de Estudiantes Rumanos Cristianos Ortodoxos, Brach Lasi Romania y la Federación Cristiana Mundial de Estudiantes de la Región de Europa (WSCF-E).
  Acudieron participantes de diferentes países y de diferentes culturas. Desde la organización se ha expresado el deseo de que la conferencia sea una experiencia de valor para compartir pensamientos y un espacio para el encuentro, el conocimiento mutuo y el aprendizaje intercultural, que resulta de interés tanto para los romà como para los no romà.
   Una sesión introductoria así como una reunión plenaria trataró sobre la historia de los romà en Europa, seguida de la conferencia ‘Rompiendo prejuicios’. Después de cenar se realizaró una velada intercultural.
  El martes, día 13 tuvo lugar la conferencia ‘Derechos humanos y romà’ seguida de la presentación de los informes sobre la situación en los distintos países, los talleres de trabajo y una ‘Noche rumana’. El miércoles proseguió la sesión con los informes acerca de los romà en los diferentes países, una conferencia sobre ‘La contribución de los romà en la cultura contemporánea’ y, para acabar el día, una sesión cinematográfica romaní.
  Al día siguiente, jueves, se programaó una excursión para visitar una comunidad romaní que se clausurará con una ‘Noche romaní’ mientras que el viernes se dedicaró a la religión, por lo que se planificó la charla ‘Experiencia de la Iglesia y su rol’ seguida del estudio de la Biblia y talleres de trabajo. El sábado, día 17 de mayo, se celebnró otra charla bajo el título ‘Papel del pueblo romà en el futuro de Europa’ seguida de talleres de trabajo para terminar con la presentación de los resultados de estos talleres, su evaluación y una fiesta de despedida, después de cenar.

Objetivos
  Los objetivos de este encuentro son: incrementar la concienciación y promover el conocimiento de la herencia cultural y artística del pueblo rom y del valor de su contribución a las culturas europeas; incrementar la concienciación en aspectos como la educación, los derechos humanos y la participación política y democracia en Europa; revelar el racismo contra los romà implícito en el lenguaje, en las definiciones y maneras de pensar y romper los estereotipos para crear estructuras inclusivas de discurso; aprender la historia de la discriminación contra los romà y desarrollar caminos creativos para oponerse al racismo y a la intolerancia; y por último, construir una red de relaciones y cooperación entre los jóvenes con las ONGs gitanas para compartir información y liderar proyectos conjuntamente.

 


Volver a índice Nevipens Romaní