1-15 de abril de 2003. Número 353

 

Un millón de velas por la paz

     1-15.4.2003 /8 de abril: Día Mundial del Pueblo gitano

La comunidad romaní lanzará un mensaje de solidaridad y convivencia en más de 60 países de todo el mundo

  El Día del Pueblo Gitano estará marcado por el encendido de más de un millón de velas en las comunidades romaníes a lo largo de 60 países de todo el planeta, un acontecimiento colectivo de creciente solidaridad y con un claro mensaje de paz en unos tiempos particularmente turbulentos.
  Procesiones iluminadas con antorchas y reuniones con velas encendidas en la India, a lo largo de toda Europa, en el norte y el sur de América y, por primera vez, en el Próximo Oriente, incluyendo Turquía, Irán, Jordania e Israel, prometen convertirse, de lejos, en la mayor celebración nunca vista del ‘8 de abril’.
  Casi la mayoría de los actos del Día del Pueblo Gitano tienen la aprobación de la Unión Romaní Internacional, los miembros del Congreso Nacional Romà, la recién formada Asociación de los Romà en el CIS y los Estados Bálticos, la India Banjara Seva Sangh, la Federación Transeuropea Romaní y centenares de organizaciones y grupos más pequeños.

Construcción de la nación
  El proceso de construcción de la nación, empezado hace 70 años, depende de la creciente utilización y expansión de las instituciones creadas hasta estos momentos; entre éstas destacan principalmente el Día del Pueblo Gitano, el Congreso Nacional Romà, la bandera y el himno, así como las asambleas interestatales e internacionales de ONG’s, que se culminarán pronto con el establecimiento de un Foro Europeo Romà patrocinado por el Consejo de Europa.
La combinación de la aprobación por parte de las entidades más significativas y de una participación masiva en los actos será un poderoso punto de partida ante el Congreso Mundial Gitano que se celebrará el año que viene. Se trata del 6º Congreso desde 1971, y podría celebrarse en Londres. Esta reunión ya se está anunciando como un muy necesario “congreso de unificación”.
  Como hace evidente la celebración del 33º Día del Pueblo Gitano, el movimiento ha ganado más amplitud y más diversidad en las últimas décadas, pero los objetivos clave y las aspiraciones han permanecido firmes e inalterables. En el primer Congreso de Londres se proclamó el derecho de los romà al reconocimiento como minoría nacional de ancestros indios. Al mismo tiempo, los delegados en ese Congreso expresaron su convicción de que los romà estaban dispuestos a avanzar en el camino para conseguir la “nacionalidad”. En la actualidad, unos portavoces de las antiguas Yugoslavia y Checoslovaquia, expresaron su deseo de ver que los romà avanzaban progresivamente desde el lado del “étnica grupa” (grupo étnico) hacia el “narodnost” (minoría nacional) y, eventualmente, “narod” o estado de nación.
  Hoy, sólo algunos números requieren que los romà, una entidad de 8 millones de personas en Europa y, a lo mejor, de unos 15 millones fuera de la India, sean considerados algo más que una “minoría nacional”. El 5º Congreso Romà Mundial, celebrado en Praga, buscaba el reconocimiento de un estatus para el pueblo gitano como “nación sin territorio”. La Unión Romaní Internacional, encabezada por Emil Scuka, ha perseguido este propósito con consistencia y ha obtenido algunos éxitos diplomáticos, como su encuentro con el Secretario General de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.
  La conferencia de la ONU contra el racismo celebrada en la ciudad de Durban, donde acudieron unos 60 delegados romà, fue un éxito para el movimiento en general. A pesar de la frustración puntual en lo referente al tema de la esclavitud, causada en un primer momento por los Estados Unidos y otras delegaciones occidentales, se ganó y se aprendió mucho sobre las necesidades –y la manera– de trabajar colectivamente en la escena internacional.

Gran reunión en la India
  Este año, la implicación en el Día del Pueblo Gitano de 'India Banjara Seva Sangh', así como la participación en Chandigarh y Delhi de amigos y colegas del recientemente fallecido Dr. W.R. Rishi, nos lleva una vez más a nuestras raíces y al punto de partida, la India. El año pasado, el Dr. Rishi inauguró el ‘Jubileo del Primer Milenio’, para conmemorar la partida de los antepasados romà desde el Norte de la India, tirando flores en el río Ghaghar en el Punjab. Una ceremonia que se multiplicó por los márgenes de 40 ríos en todo el mundo, desde el Volga hasta el Danubio, desde el caudaloso Vardar hasta el plácido Río de la Plata en Argentina. Una vez al año, los romà tienen la oportunidad de manifestar su voluntad de ser vistos no como un “problema social” sino como una nación emergente.

 

Un acontecimiento definitorio del movimiento gitanos mundial

     1-15.4.2003 / El día 8 de abril, o “O Baro Dives” en el calendario político rom, tiene una fuerza unificadora que continúa entusiasmando. Se calcula que entre 500.000 y un millón de velas arderán ese día para demostrarlo a todo el mundo. Hristo Kyuchukov, Secretario General de la Unión Romaní Internacional, mostró su apoyo a los actos diciendo que se trata de “una iniciativa fantástica” y que la movilización del 8 de abril sería la más grande hasta el momento.
  Antes de entrar en este milenio, esta celebración se incrementó en algunos países donde los gitanos permanecían mayoritariamente en situación de aislamiento y, a menudo, los actos del día 8 de abril se restringían a eventos culturales y folklóricos. Desde el final de la Guerra Fría, las aspiraciones políticas gitanas se han vuelto abiertas y apasionadamente avivadas por el racismo en auge y los “abusos de los derechos humanos”; esto último se utiliza para definir peleas, violaciones y asesinatos, cometidos no sólo por los skinheads neonazis sino por los mismos “agentes de la ley”.

Protesta contra la represión
  A todo esto hay que añadir las todavía deficitarias políticas que proporcionan una educación inferior, un alojamiento y unos servicios sanitarios pobres y apenas empleo a los guetos romà amargamente excluidos. En Inglaterra, los activistas no ven ninguna diferencia entre la expulsión de los campamentos situados a los lados de las carreteras, la expulsión de los terrenos de propiedad privada y las deportaciones en masa de los refugiados gitanos que acaban de llegar al país.
  Como consecuencia de toda esta brutalidad y represión, el día 8 de abril de este año contará con más manifestaciones y “huelgas” de refugiados, de demandantes de asilo y de decenas de miles de “desplazados” de Kosovo, que no pueden regresar a sus casas, saqueadas y quemadas por los vecinos racistas.
  A lo mejor una vela es sólo una “arma” débil para combatir tan provocativas circunstancias. Pero veamos si un millón de velas unidas, empezando al amanecer con una colosal reunión de nuestros hermanos y hermanas de las tundras de Banjara y atravesando país a país, de un continente a otro a través del globo, inspirarán un nuevo reconocimiento y una mayor preocupación por nuestra situación. Y estemos animados por la seguridad de que esta manifestación, la mayor hasta el momento, traerá el premio de un verdadero reconocimiento y el “voto sí” para un activismo gitano y una participación política que incremente el significado y el camino hacia adelante, hacia una emancipación nacional e individual.
  Sabemos que ningún derecho, aunque esté bien escrito y legalmente constituido, nos será entregado en una bandeja; y que la bandeja permanecerá siempre vacía si siempre se muestra como un plato para mendigar. Este año, se nos ha pedido que encendamos una vela en este plato y que la luz de ésta pueda brillar en el camino.
  Desde la “Marcha de los 10.000”, celebrada con motivo de los 30 años del Primer Congreso Mundial Gitano, y a través de las Ceremonias del Río del año pasado, el Día del Pueblo Gitano ha crecido y madurado como acontecimiento definitorio del movimiento gitano mundial. Tanto la protesta como el mensaje de paz de este “8 de abril” servirán de nuevo para establecer un indicador, un nuevo paso en la historia para dirigirnos a la nación romaní a la que hemos escogido ir.

 

Algeciras crea una concejalía de Asuntos Gitanos

     1-15.4.2003 / El alcalde de Algeciras, Patricio González, anunció la creación de la concejalía de Asuntos Gitanos, un nuevo departamento del Consistorio que él mismo presidirá y al que se le irán dotando de funciones de forma progresiva.
La principal función de esta concejalía será la de aglutinar a los colectivos gitanos de la ciudad y canalizar las actuaciones dirigidas a los integrantes de esta etnia, que son más de dos mil en la ciudad, según estimó el alcalde.
  González avanzó que próximamente se empezarán a delimitar las competencias de esta concejalía. El Ayuntamiento ya ha designado a dos funcionarios municipales para encargarse de la labor administrativa de la recién creada concejalía.
  Para este año, Asuntos Gitanos no dispondrá de presupuesto propio, pero sí recibirá una parte, aún por determinar, de la partida destinada a la Alcaldía. A partir de 2004, la concejalía contará con presupuesto propio.
  González subrayó en rueda de prensa que la creación de la concejalía se hacía necesaria porque su ámbito de actuación excedía de las competencias de Asuntos Sociales y Participación Ciudadana, los dos organismos municipales que se encargaban hasta ahora de esta minoría étnica. El alcalde se mostró convencido de que contará con la colaboración de la media docena de asociaciones gitanas que trabajan en Algeciras desde hace años.



Dolor y rabia en La Mina

     1-15.4.2003 / Las organizaciones gitanas denuncian la acutación violenta y humillante de los Mossos d'Esquadra

  El barrio de La Mina, en Sant Adrià del Besòs (Barcelona), vuelve a estar en las primeras páginas de los periódicos de todo el país. El motivo: la muerte en circunstancias poco claras del vecino Manuel G. C., de 33 años, en los calabozos de la comisaría que los Mossos d'Esquadra tienen en el barrio.
  Los hechos se remontan al viernes 7 de marzo, cuando el hombre fue detenido junto con otra persona. Según la versión policial, el fallecido ofreció droga a dos Mossos de paisano y, posteriormente, se tragó dos bolas envueltas en plástico. Los agentes le trasladaron a los calabozos, dónde se empezó a sentir indispuesto. Por eso, lo llevaron al Hospital de l'Esperit Sant de Santa Coloma, donde le hicieron una exploración, en la que no se le apreció ningún problema. Posteriormente, lo devolvieron al calabozo. Ya de madrugada, los agentes hallaron al hombre muerto.
  Los familiares de la víctima eran contundentes en sus declaraciones. Su madre asegura que "mi hijo se drogaba pero no era un camello". No se creen la versión oficial de que Manuel G. murió mientras dormía. Para ellos, falleció "de una paliza". Ángel G., tío del fallecido, aseguró: "Tuve que identificarlo en Can Ruti y tenía hematomas en la cara". Ante esta sospecha, la familia decidió contratar a un forense para que estuviera presente en la autopsia.
  Ante la gravedad de los hechos y la controversia generada por los supuestos malos tratos por parte de los agentes, unas 500 personas se concentraron al día siguiente en la avenida de Camarón para protestar por las circunstancias que rodearon el suceso y pedir mejor trato a los Mossos, que patrullan por el barrio desde el pasado 1 de enero.
  Los convocantes del encuentro (la Asociación Centro Cultural Gitano de La Mina, la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, la Iglesia Evangélica de Filadelfia y el Partido Nacionalista Caló) leyeron un manifiesto en el que denunciaban la situación de represión que se vive en el barrio. "Desde que los Mossos están en Sant Adrià, esto ha dejado de ser un barrio olvidado, para ser un estado de sitio", afirmó uno de los líderes gitanos.
Las entidades acusan a la policía autonómica de actuar de un modo vejatorio. "No se respetan los derechos humanos; la policía interviene con mano dura", indicó uno de los portavoces. Otro de los representantes de los gitanos dijo con contundencia: "No podemos consentir que nos avasallen, torturen y desprecien. Somos como todos los humanos. Si nos abren un cacho de piel también nos sale sangre".

Quejas por golpes
  Según un miembro del Centro Cultural Gitano de La Mina, Rafael Perona, la entidad ha recibido reiteradas quejas de jóvenes y viejos del barrio por "humillaciones" presuntamente realizadas por los Mossos. Manuel Heredia, presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, explicó que han recibido una docena de quejas de jóvenes que han sido golpeados por la policía. "Nos enseñaron las señales de los golpes en el cuerpo", dijo. Heredia informó de que el pasado 13 de febrero se reunieron con los Mossos para tratar sobre estas denuncias y acordaron que colaborarían para evitar situaciones injustas. "Lo que ha pasado ha sido la gota que ha colmado el vaso. Ya sabemos que no todos los mossos son iguales, pero hay algunos que tienen comportamientos vandálicos", señaló.
  Por su parte, el presidente del Partido Nacionalista Caló, Mariano Fernández, se quejó de que "la policía ha aumentado progresivamente el número de reconocimientos en el barrio".

Contradicciones
  Las primeras exploraciones practicadas por los forenses del hospital Can Ruti descartaron que Manuel G. sufriera una muerte violenta. En la autopsia participó un médico forense designado por la familia.
  El joven recibió un golpe en la parte derecha del tórax y otro en la cabeza, según el reconocimiento visual, pero estas contusiones no guardan relación alguna con su muerte, según explicaron los forenses. Estas explicaciones no hacen nada más que aumentar la incertidumbre sobre esta muerte, al no facilitar ninguna causa clara de la defunción.
  La confusión generada entorno a estos hechos y la presión realizada desde todo el mundo asociativo gitano permitieron que, el pasado día 13 de abril, una veintena de representantes de diferentes organizaciones fueran recibidos, en el propio Ayuntamiento, por Jesús María Canga Castaño, alcalde de Sant Adrià del Besòs, por Irene Rigau, consellera de Benestar Social de la Generalitat de Cataluña, y por Valentí Sallas, director general de Serveis Comunitaris.
  Tanto el alcalde como la consellera quisieron aprovechar este encuentro para asegurar que lamentaban terriblemente lo ocurrido y para unirse en el dolor que estaba sufriendo la familia del fallecido. Igualmente, el alcalde aseguró que la función de los Mossos era poner orden en el barrio, ante el deterioro en el que había caído esta zona en los últimos años. Por su parte, Irene Rigau reconoció que el hecho que la familia haya contratado un abogado y un forense la tranquiliza, ya que aumentan las posibilidades de esclarecer completamente estos tristes sucesos.

La voz gitana
  A continuación, Rafael Perona, secretario del Centro Cultural Gitano de La Mina, como portavoz de todos los representantes de las entidades reunidas en el Ayuntamiento, leyó un manifiesto en el que se hacía público su punto de vista y sus preocupaciones ante estos hechos.
  Finalmente, tanto Jesús María Canga Castaño como Irene Rigau quisieron agradecer a los presentes que trataran los acontecimientos como un hecho puntual y en el que únicamente están implicados determinados Mossos d'Esquadra y no todo el colectivo de agentes.

 

Manifiesto de la plataforma gitana

     1-15.04.2003 / A continuación, y debido a su importancia, reproducimos el manifiesto leído por el representante gitano ante el alcalde, la consellera de Benestar Social y el director general de Serveis Comunitaris:
"Señora Consellera, señor Alcalde y demás regidores y cargos públicos que se encuentran aquí presentes:
  La plataforma gitana propuesta por la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, el Centro Cultural Gitano de la Mina, la Unión Romaní, la Asociación de Vendedores Ambulantes de Cataluña, el Partido Nacionalista Caló, la Universidad para los Estudios Gitanos, la Asociación de Mujeres, el Presidente del Consejo de Ancianos, los familiares del fallecido Manuel G. C. y vecinos de respeto del barrio de la Mina quieren poner de manifiesto:

- Que la ilusión y la esperanza que muchos vecinos hemos tenido como consecuencia de la aplicación del primer plan de transformación del barrio de la Mina se ha ido convirtiendo en un sentimiento de miedo, impotencia, indignación y dolor ante el comportamiento de algunos agentes de policía instalados desde el 1 de enero en las dependencias de los Mossos d'Esquadra de Sant Adrià del Besòs.

- Que dichos agentes en el momento de identificar a los ciudadanos se dirigen a éstos con frases racistas, palabras insultantes y malsonantes, y con una actitud de prepotencia y chulería que recuerdan más a una policía de un estado oligárquico que a un cuerpo de agentes de un sistema democrático.

- Que el sistema de estos policías se basa en el maltrato físico y en las amenazas verbales. Que en el tema del fallecido Manuel G. C., la plataforma y algunos vecinos del barrio de la Mina hemos puesto al alcance de los familiares de éste todo el asesoramiento que, en estos casos, se requiere para que la justicia aclare las responsabilidades de cada uno y determine la existencia o no de posibles negligencias.

- Que la sensación de muchos vecinos es que algunos de estos policías ya han venido con una idea hecha que no se corresponde con la realidad. Prejuzgándonos de antemano como delincuentes o indeseables por el hecho de pertenecer a un colectivo o vivir en un barrio concreto.

- Que se han vulnerado derechos tan fundamentales como la presunción de inocencia, la igualdad y la integridad física que propugna el estado de derecho en el que vivimos y que todos tenemos el deber de respetar y defender.
Por lo tanto, ante los hechos expuestos que atacan en lo más profundo a la columna vertebral del sentimiento constitucional y aprovechando que delante de nosotros tenemos a aquellos cargos públicos elegidos democráticamente, que tienen el deber moral y legal de defender aquellos principios que juraron en la toma de posesión de sus cargos, solicitamos:

1. Que por parte de las fuerzas de seguridad del estado o policía autonómica se respete el principio de presunción de inocencia.

2. Responsabilidad de aquellos agentes que no actúen conforme a los derechos fundamentales.

3. Que todos los agentes y cargos públicos respeten el estado de derecho impuesto en nuestro país desde 1978.

4. Expediente disciplinario a todos los agentes que se extralimiten en el ejercicio de sus funciones.

5. Crear la figura de un observador que nos garantice que no se van a producir irregularidades por parte de los Mossos d'Esquadra.

Señora Consellera, señor Alcalde:

  Nos consta que con toda sinceridad nos habéis brindado la participación en la construcción de un nuevo barrio y siempre hemos estado al lado de aquellas personas que, de buen corazón, han presentado sus proyectos y convencido de que para su elaboración se necesita el trabajo de todos. Pero trabajar conjuntamente se debe hacer desde la confianza, con el respeto a la diferencia y con la creencia de que ese proyecto es pertenencia de todos.
  Desde la opresión vamos a generar odio, exclusión y marginación. Por tanto, apelamos a la buena trayectoria que desde siempre Ayuntamiento y Bienestar Social han tenido con todos aquellos asuntos que han afectado directamente a nuestra cultura.
  Escribamos desde ahora en adelante, todos juntos, la historia de nuestro país. Una historia que se pueda leer en castellano. Que se pueda leer en catalán. Pero que en algunos renglones de la página de la pluralidad y de la armonía, también leamos en romanò "vi miro them" (éste también es mi país)".



El 70% de los gitanos de Europa del Este cree que con el comunismo se vivía mejor

     1-15.04.2003 / La minoría romaní de Europa central y del este, entre 4 y 5 millones de personas, vive en condiciones precarias, más parecidas a las del África subsaharina que a los países de su entorno. Los gitanos de los cinco países que se incorporarán a la Unión Europea (UE) en la próxima ampliación constituirán una bolsa de pobreza en un espacio de prosperidad. Según un informe elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 15% de ellos pasa hambre constantemente y el 51% pasa hambre al menos 1 o 2 días al año. El 20% la sufre 1 o 2 días al mes.
  La añoranza de tiempos pasados aflora con fuerza entre los gitanos de estos países. La comunidad romaní echa de menos el comunismo. El 70% de ellos opina que estaba “mejor antes”, durante la etapa de la hoz y el martillo, mientras que sólo un 8% prefiere el sistema capitalista.
  Los datos relativos a la mortalidad infantil, desnutrición infantil, precaria salud de la mujer por embarazos múltiples y precoces y falta de asistencia sanitaria dibujan un pueblo con un índice de desarrollo humano (IDH) similar al de los países como Botswana y no de los europeos.
  El 15% de los gitanos de la Europa del este pasa hambre siempre, según la ONU
  El título que el PNUD ha dado al informe es significativo: ‘Evitar la trampa de la dependencia’. La discriminación histórica de esta minoría mayoritaria en los países estudiados (República Checa, Hungría, Eslovaquia, Bulgaria y Rumania) en el acceso a la educación, el empleo, y la sanidad les ha llevado a depender de la asistencia social. La dependencia varía del 16% en Rumania y la República Checa hasta el 44% en Eslovaquia, pero alcanza el 70% en algunos países si se suman otros subsidios. Estas ayudas son todo menos un aliciente para que los romà se esfuercen en integrarse en el sistema educativo y productivo.
  Para romper el círculo vicioso de la dependencia, el PNUD propone la discriminación positiva de los romà en la administración pública y la educación, así como reforzar los incentivos para buscar empleo.
  El nivel de estudios de la comunidad romaní es más bajo que el de sus conciudadanos: sólo el 37% tiene estudios primarios, el 6% ha terminado los secundarios y el 1% ha ido a la universidad.
  A la baja formación se une la escasa productividad de las habilidades tradicionales de los gitanos (artesanía, curanderismo, decir la buenaventura) y la falta de alternativas a los que han sido sus medios de vida. El 46% de los gitanos de Europa central y oriental está en paro y un 21% no ha trabajado nunca.
  El PNUD concluye que los países del Este serán prósperos miembros de la UE “si los romà se integran productivamente en las sociedades nacionales, a través del empleo, de la educación y de la participación política”.



La expulsión de gitanos kosovares y el sistema escolar danés

     1-15.04.2003 / por Erin Knudd Stottrup Thompsen

La Asociación "Romano" lucha por los derechos de los romà en Dinamarca y reclama una acción pedagógica más justa

  Esta mañana he recibido una llamada de Radio Copenhague para hablar sobre las clases especiales (o educación segregada) para los niños romà de Elsinore. Yo estaba muy feliz de tener la oportunidad de comentar este tema y, al mismo tiempo, de protestar por la manera como se presenta a los gitanos en los medios de comunicación, ya que parece una cacería de zorros. Supuestamente, el alcalde de Elsinore dijo que todas las niñas gitanas se casaban a los 13 años y dejaban la escuela. Tanto yo como la asociación 'Romano', pedimos que se documente cualquier postulado de este tipo.
  No podemos aceptar esta pérdida de postulados políticos relacionados con la falta de documentación y que resultan contrapuestos. Todos los seres humanos, y también los romà, tienen unos derechos humanos según la Convención Europea de Derechos Humanos. El artículo 8 de este documento otorga “el derecho al respeto por la vida privada y familiar” y el artículo 12, otorga el “derecho a casarse”.
  En los países nórdicos, la edad mínima para casarse es de 15 años, si la persona se siente madura para aceptar esta responsabilidad. Este derecho es para todas las personas, también para los romà. No es una vieja norma, es válida para todos, tanto los nuevos inmigrantes, como los inmigrantes que se instalaron hace ya tiempo. En Dinamarca se debe obtener un permiso de las autoridades, el ‘Statsamt’, en caso de que el contrayente sea menor de edad (18 años) y debe obtener también el consentimiento de sus padres o tutores. El permiso del estado se otorga bajo ciertas circunstancias, como por ejemplo, que la chica esté embarazada.
  Nosotros tomamos distancia de esta limpieza histérica y de disposición pública hacia un racismo sin ninguna base y carente de documentación, y de que este rasgo amenazador se dirige a los romà. Pedimos, una vez más, que los romà seamos reconocidos como una minoría nacional bajo la Convención Europea sobre Minorías y pedimos protección contra el creciente racismo en Dinamarca.
Por otro lado, el sistema escolar en Elsinore es muy malo y los niños y los jóvenes lo expresan abandonando la escuela. Hay muchas razones para ello y desde 'Romano' hemos pedido, en varias ocasiones, que el Ministerio de Educación investigue cómo se aplica la ley de Clases Especiales en Elsinore ya que, aparentemente, los test psico-sociales y los informes necesarios no se realizan para los niños romà. Estos informes son la base documental para que los niños sean derivados a la Educación Especial.
  Parece un poco como una lotería, en la que algunos niños romà se emplazan en clases especiales estigmatizadas y otros, en clases normales. Hay muchos niños gitanos en clases normales y los niños gitanos de otros municipios también siguen la educación normal en clases estándar. 'Romano' afirma que, entonces, es el sistema educativo de Elsinore el que debe ser examinado más de cerca.
Si algo no funciona en el trabajo social, con un destinatario social, las acciones y las decisiones se examinan normalmente después de un periodo de tres meses. Pero aquí estamos hablando de un sistema escolar que no ha funcionado durante años. Es demasiado fácil señalar con el dedo a los niños romà y culparlos de todo y por todo.
  ¡Si la educación no es suficientemente buena, entonces los niños, jóvenes y adultos, se desentenderán de ella! En la actualidad hay un gran debate en la sociedad danesa acerca del sistema escolar público danés, que no proporciona a los alumnos una calidad educativa comparable a la de los alumnos de otros países de la Unión Europea (UE), incluso en los países en que hay más niños por clase. Esto es un síntoma de que hay algo que está mal en el corazón del sistema, ¡algo más aparte de que los niños romà sean romà! Pertenecer a la comunidad romaní no es una enfermedad contagiosa que se pueda extender al resto de la población danesa.
  Si los padres usan la excusa que las niñas se van a casar, esto se podría investigar para averiguar si es la razón verdadera. Yo conozco personalmente un gran número de jóvenes gitanas, que dejaron la escuela después de haber cursado el 9º grado, porque estaban cansadas del sistema escolar y de la manera cómo funcionaba. Algunas de ellas se casaron a los 16, 17 o 18 años y algunas han creado una familia.
  Sin embargo, ahora han regresado a la escuela e intentan obtener una educación en algún campo de la profesión que les interesa. Pero el Ayuntamiento de Elsinore no les pagará la educación que reciban. En lugar de ofrecerles formación, las pone en programas de “activación” con distintas tareas como cortar madera, transportar piedras, etc., y las mantiene en trabajos que no necesitan formación alguna.
  Puedo mencionar el ejemplo de un joven romà que llegó a Dinamarca como refugiado, de nombre Steva. Era muy bueno en la escuela del campo de refugiados y deseaba proseguir sus estudios en una escuela de negocios llamada HH o Higher Mercantile Education (Escuela Superior Mercantil). El Ayuntamiento de Elsinore le denegó su petición de beca y le envió a un campo de trabajo para su “activación”. Sin embargo, es un hombre con mucho talento y recientemente ha iniciado su propio negocio.
  El mismo Steva se ofrece para una entrevista. Tenemos algunos problemas con los matrimonios romà jóvenes a quienes no se les permite asistir a la escuela, porque no han obtenido aún el permiso definitivo para permanecer legalmente en territorio danés. Pero son listos, con talento y están muy motivados, aunque no se les perita acudir a la escuela, probablemente porque cuesta dinero. Siempre es una cuestión de dinero, la cuestión no es lo que beneficia a los romà.
  Sé que el Ayuntamiento de Elsinore quiere reintroducir multas para los padres cuyos hijos no van a la escuela. Pero esto no es para ayudar a los niños. Se trata de que el Ayuntamiento pueda menguar los beneficios sociales de las familias. Hay un caso, el de la familia Mirko, en el que la hija, llamada Anita, estuvo enferma durante tres días pero la escuela y el servicio social dedujeron 13 días por multas. El municipio rechazó la corrección de su error, cosa que fue ruinosa para la familia y para la niña enferma, porque fue victimizada como la causa de los problemas económicos de su familia.
  Más tarde, desde 'Romano', conseguimos que se paralizara totalmente el sistema por ilegal y se ordenó la devolución de los fondos ilegalmente deducidos de 20 familias, hasta que una eventual nueva ley pasó a permitir tales esquemas, y el alcalde de Elsinore hizo campaña en el Parlamento para que se elaborara y aprobara esta ley.
Las multas a los padres por la no asistencia de sus hijos a la escuela durante algunos días, a causa de enfermedad o de cualquier otra razón, fue abolida en Dinamarca en 1930 porque no era el mejor método pedagógico para crear una experiencia de aprendizaje para los niños. La asociación 'Romano' espera que la Universidad Pedagógica Danesa se pueda activar para centrarse en el sistema escolar en Elsinore.



La Iglesia Ortodoxa checa ordena un sacerdote gitano

     1-15.04.2003 / El reverendo Jan Polansky quedó impresionado por el chico de 13 años que caminaba en la iglesia ortodoxa de Santa Ana, en Plzen (República Checa), un domingo por la mañana en 1993. Viviendo en una sociedad en que la comunidad romaní, o gitana, normalmente no se mezcla con los étnicamente checos, Polansky naturalmente notó la complexión oscura del chico.
  Pero el color de la piel no era el rasgo más sobresaliente de David Dudas. “Él se quedó durante el servicio completo” recordó Polansky, refiriéndose a las dos horas y media en que consiste la Divina Liturgia de cantos checos y antiguo eslavo casi continuos. “Esto no suele ocurrir. Los niños de su edad no se quedan hasta el final”.
  Posteriormente el chico regresó los dos domingos siguientes. “Empezó a ser obvio que venía a ver y no a robar”, dijo Polansky, refiriéndose al estereotipo que muchos checos tienen de los romà. Dudas tuvo una llamada.

Un pionero
  El pasado día 19 de enero, Dudas, de 22 años, llegaba a ser el primer rom en el país que fue ordenado en la Iglesia Ortodoxa. Condujo su primer servicio religioso en 9 de febrero en su nueva iglesia, la Iglesia de la Trinidad en Rokycany, en el oeste de Bohemia, una población de 14.619 personas que incluye a 800 romà.
  La Iglesia Católica Romana prestó el edificio de su iglesia en 2001. La iglesia pasó a pertenecer por completo a la Iglesia Ortodoxa el sábado 15 de febrero, junto con 5 millones de coronas checas (172.000 dólares) que costó su reconstrucción. El suelo, las paredes y la electricidad de la iglesia necesitaban ser reemplazados, por lo que no se había utilizado en 20 años, cosa que fue la razón primaria para que la Iglesia Católica regalase el edificio.
  Aunque Dudas dijo que sabía que llegaría un día en que estaría de pie en su propio púlpito, que vestiría su propia sotana negra y su corbata cruzada hasta la cintura, él también se dio cuenta de que su devoción religiosa no cambiaría su color de piel.
  Polansky reconoció que recibía cerca de tres llamadas de teléfono a la semana que le amenazaban desde su ordenación. Los comunicantes anónimos le advirtieron de que skinheads vendrían a por él. Otros acusan a la Iglesia Ortodoxa de difamación por haber ordenado a un rom. Estas llamadas, comentó Polansky, “acrecentan la cuestión de si estamos preparados para vivir en un mundo desarrollado comportándonos de este modo. Por otro lado, la gente le apoya. Él animará a los romà a acudir a la iglesia”.
  Aunque Rokycany tiene una baja tasa de crimen, los crímenes motivados por el racismo han captado la atención de los medios de comunicación nacionales. En 2000, por ejemplo, dos adolescentes lanzaron un ‘coktail Molotov’ a través de una ventana de la casa de una familia romaní. Los jóvenes pagaron una multa pero no recibieron ningún otro castigo. Dudas argumentó que los asuntos raciales, no por anticipados, hacen la vida más fácil. “Jesús dijo que nadie es apóstol en su tierra”, añadiendo que tal adversidad le hace más devoto. “Estos aspectos refuerzan mi creencia y mis convicciones de que la gente debería cambiar. Ellos, igual que yo, contribuiríamos al cambio”.
  Dudas explicó que el racismo que experimentó cuando era joven no le frenó de perseguir su vocación religiosa. Encontraba consuelo leyendo la Biblia. Y añadió que, como resultado, no permitió que el prejuicio contra su color de piel comprometiera su profesión. “El sacerdocio es una lucha durante tu vida entera. Una fuerte creencia en Dios continuaba en mi”, dijo, antes de mirar a su teléfono móvil, que suena con el tono de la Iglesia Ortodoxa.
Haciendo progresos
  “Espero que Dios nos dé mucha fuerza para salir de todo –que reconstruyamos la iglesia– pero también que la reconstruyamos para alguien”, decía Dudas. “El principal objetivo no es crear una comunidad religiosa sino una comunidad romaní espiritual”. Además, Dudas dijo que quería crear un ambiente en el que los romà pudieran celebrar su herencia y cultura. Planea construir un centro cultural en el cual los festivales y conciertos se realicen para el público.
Dudas, que creció en una familia católica romana, dijo que se sintió atraído por los rituales y la historia de la religión Ortodoxa. Cuando tenía 13 años, supo que la Iglesia Ortodoxa le llamaba, cuando por primera vez se acercó a unos metros de la iglesia de Santa Ana. Una vez dentro de la iglesia barroca, se sintió seguro de que la iglesia estaba hecha a su medida. “Fui afortunado porque hubo gente que me aceptó y me permitieron venir”, explicó.
  Esperando transformar una profunda convicción religiosa en la misión de una vida, descubrió que en el campo no había escuelas secundarias que se enfocaran hacia la teología. “Quería ser cura tan pronto como fuera posible”, dijo. Por eso cogió un camino alternativo. A los 15 años fue a Rumania y acudió al seminario durante cinco años. La iglesia y la comunidad financiaron su viaje, y recibió becas para la escuela. Sus estudios le resultaban simples pero la lengua le costaba. Cuando se fue, no hablaba una sola palabra de rumano. Necesitaba aprenderlo en cuatro meses y lo hizo en tres.
  Polansky dijo que Dudas puede hacer lo que ningún sacerdote checo ha realizado nunca, dirigir adecuadamente a la comunidad romaní. “Es uno de ellos”, dijo Polansky. “Son una cultura y él sabe bien su propia lengua. Sabe cuál es su mentalidad”. Dudas dijo que ha estado impaciente por predicar y “ser el pastor de mi nación. Cuando quieres construir algo y eres rom, tienes que hacerlo”.

David Dudas
Nacido: 22 de marzo de 1981 en Plzen (República Checa)
Estudios: Seminario Metropolitano de Teología en Neamt (Rumania), 1997-2002
Ordenado: 19 de enero de 2003 en Santa Ana, Plzen (República Checa)

 


16-30 de abril de 2003. Número 354

 

Niños de aquí, cuentos de allá

     16-30.4.2003 /La Fundación Internacional Yehudi Menuhin y la editorial De Vecchi lanzan una colección de libros que invitan a descubrir las culturas minoritarias europeas

  La Fundación Internacional Yehudi Menuhin, junto con la Editorial De Vecchi, ha publicado una colección de cuatro libros titulada 'Niños de aquí, cuentos de allá', con la que intenta favorecer el reconocimiento y el descubrimiento de las culturas minoritarias europeas.
  Así, cada una de las entregas está dedicada a un cuento relacionado con una cultura diferente: '¿Por dónde llega el viento?' es un cuento bereber escrito por Hamadi; el cuento kurdo se llama 'León el generoso' y es obra de Siliman Hasan Marcé; Hovhannes Toumanian es el autor del cuento armenio titulado 'La flor del paraíso'; y, finalmente, Sebastián Porras Soto ha sido el encargado de adaptar la historia tradicional gitana 'La gallina negra'.
  Ya en el prólogo de los libros, escrito por Federico Mayor Zaragoza, que fue director general de la Unesco desde noviembre de 1987 hasta noviembre de 1999, quedan totalmente claros los objetivos de esta colección: "Cuentos de todo el mundo para ilustrar a todo el mundo. Cuentos que compendian la sabiduría de quienes han vivido intensamente y han recorrido largos tramos de caminos a veces tortuosos, a veces inhóspitos, afrontando cada día los desafíos que se presentaban y extrayendo lo mejor de su experiencia, su mayor tesoro, para transmitirla a quienes venían a unos pasos. Cuentos de siempre para siempre. Cuentos atractivos, inspirados, aleccionadores. Cuentos que promueven, al hilo de sus pasajes, la cohesión intergeneracional, la integración social y cultural, los valores de la amistad, la generosidad, la solidaridad, la justicia, el respeto al medio ambiente...".
  Igualmente, Federico Mayor Zaragoza también deja constancia en el prólogo de la importancia que tienen para la sociedad del futuro iniciativas como ésta: "Cuentos que confirman que la suprema pedagogía es la del ejemplo y la de suscitar escenarios en los que los niños se identifican con el comportamiento de los protagonistas y aprenden a admirar y a respetar a "los otros". A convivir -en el imaginario y en la vida real- con niños de otras razas. A compartir. A tender la mano. A sonreír".
  Además, esta colección tiene dos particularidades realmente especiales. La primera es que cada una de las historias la podemos encontrar en una edición bilingüe que incluye la lengua propia de cada una de estas minorías. En segundo lugar, en cada uno de los libros encontramos una pequeña explicación de los rasgos más característicos de la cultura en cuestión.

Tradición gitana
  El cuento adaptado por Sebastián Porras explica la historia de un joven gitano que, tras haber llevado una vida plena de aventuras, dispone casarse. Para ello, decide salir en busca de una mujer que le alegre los ojos y el corazón. A las afueras de un pueblo, ve la silueta de una hermosa joven asomada a la ventana de una humilde cabaña. Enloquecido de amor, golpea la puerta y entra antes de recibir respuesta alguna; pero cuál es su sorpresa, cuando descubre que en la casa sólo hay una gallina negra. Pronto descubrirá el misterio... Impregnado de la magia del universo de los viajantes, este cuento metafórico originado en la tradición se impone como un verdadero canto a la juventud, a la libertad y al amor.
  En este libro, la explicación de la cultura gitana corre a cargo de Nadina A. Christopoulou, antropóloga y doctora en ciencias políticas y sociales, Diana Kirilova, especialista en lengua romaní, y Juan de Dios Ramírez-Heredia, presidente de la Unión Romaní. En este capítulo se habla de aspectos fundamentales para el conocimiento del pueblo gitano, como pueden ser, los diferentes nombres utilizados para referirse a esta comunidad, los diferentes grupos que existen, su tradición de grandes viajeros, las exclusiones y persecuciones que han sufrido a lo largo de la historia, el idioma rom: el kalò o romanò, la importancia de la unidad familiar, los oficios tradicionales de este pueblo, los ritos sociales que perviven, la situación de los gitanos en Europa, y la bandera y el himno que los identifican.

 

Las manifestraciones xenófobas del alcalde de Almoradí desatan una gran polémica

     16-30.4.2003 / Francisco Camps, candidato a la presidencia de la Generalitat valenciana, rechza "absoluta y totalmente" las graves declaraciones

  Unas controvertidas declaraciones de Antonio Ángel Hurtado, alcalde de la localidad alicantina de Almoradí, grabadas en cámara oculta han generado una gran polémica tanto dentro de la comunidad gitana como en la clase política valenciana.
  En la grabación se puede ver al alcalde de la localidad hablando con el teniente de alcalde, Francisco Mari, el asesor del alcalde, Álvaro Ferris, y un promotor inmobiliario del municipio que fue quien grabó el encuentro. En un momento de la conversación, el alcalde recrimina en un tono duro al empresario por vender viviendas "a moros o gitanos" y se refiere a los gitanos como "esa gente no se integra (...) un moro dijo en el kiosco que nosotros hemos venido en patera, vosotros veremos a ver cómo os vais".
  Ante estas declaraciones el PSPV-PSOE y Izquierda Unida han exigido la dimisión del alcalde, por sus declaraciones "racistas", "fascistas" y "xenófobas". También se han dirigido a la Fiscalía para que se investigue el comportamiento del alcalde.
  El portavoz del comité electoral del PSOE, Carlos González, pidió al vicepresidente del Consell, José Joaquín Ripoll, que exija una rectificación pública inmediata del alcalde por unas manifestaciones que tildó de "racistas" y "absolutamente impropias de un gobernante democrático". En similares términos se definió el secretario local del PSOE de Orihuela, Francisco García Ortuño, quien exigió "la dimisión del alcalde que ha demostrado un talante antidemocrático, racista y fascista, ya que sus declaraciones son un vergüenza y propias de un monstruo".
  Por otra parte, el diputado de Izquierda Unida, Juan Antonio Oltra, pidió también la dimisión de Hurtado y que "el PP proceda a su expulsión ya que si lo mantiene, demostrará que ampara y comparte sus declaraciones, por lo que vamos a pedir en las Cortes Valencianas que comparezca y explique lo que pasa".

La reacción del alcalde
  El alcalde de Almoradí calificó como "radicalmente falso" que pretenda evitar que ciudadanos extranjeros no vivan en la localidad. "Decir que yo he presionado o propugnado que en mi municipio no se vendan o se alquilen casas o viviendas a ningún inmigrante o de otra etnia es falso. Lo único que he hecho es hablar con responsables de inmobiliarias, entre ellas la persona que ha montado este espectáculo canallesco (el promotor Ulises García) contra el alcalde de Almoradí que vino de manera ilícita a grabarme".
  Para el alcalde "a Ulises García le había hecho las recomendaciones idénticas en este despacho como a otros promotores en la medida de lo posible para que cuando haga transacciones de alquiler o venta de viviendas, lo eviten si detectan que delante tienen algún individuo procedente o perteneciente a alguna banda de delincuentes organizados o mafias, que se están dando en España, ya que tenemos alto riesgo que se nos puedan meter en el municipio". Hurtado dice que "esas son mis palabras a los señores de las inmobiliarias, no les digo que no se les venda a inmigrantes ni a moros ni a gitanos, eso es radicalmente falso como se demuestra en los programas de integración a inmigrantes que tenemos y la colaboración con ONGs".

Acciones judiciales
  Igualmente, no descarta emprender acciones judiciales contra el promotor que grabó la conversación. De hecho, Hurtado ya se ha puesto en contacto con dos gabinetes de abogados para que estudien el caso y le asesoren sobre las actuaciones que podría emprender en los tribunales para determinar si se ha producido un presunto delito contra su persona.
  La primera autoridad local de Almoradí ha mostrado sus sospechas de que, en la acción del empresario inmobiliario, "hay alguien detrás. Eso es lo que me preocupa y lo que quiero tratar de constatar y averiguar". También asegura que se trata de una "cacería" y que se siente "tremendamente preocupado" por la imagen "que algunos están ofreciendo de mí ante la población".

Desde las filas del PP
  Las reacciones del presidente del Consell, José Luis Olivas, y del candidato del PP a la Generalitat, Francisco Camps, ante las manifestaciones xenófobas del alcalde de Almoradí, Antonio Ángel Hurtado, no coincidieron. Mientras que el primero defendía el derecho a la intimidad del primer edil, el segundo las rechazaba y pedía una rectificación.
  De esta forma, el presidente de la Generalitat afirmó que tiene "la obligación moral de pedir que se respete el derecho a la intimidad de las personas" y señaló que no se puede "dar cobertura mediática a un acto tan deleznable como es grabar conversaciones de cualquier persona". El presidente de la Generalitat dijo que no se iba a "hacer eco de algo que no corresponde a unas declaraciones ilegales" y que, a su juicio, "no tienen ningún valor". Posteriormente, el presidente afirmó que, en el caso de que estas manifestaciones fueran ciertas, había que rechazarlas completamente.
  Por su parte, el candidato del PP al Consell, Francisco Camps, rechazó "de plano y sin paliativos cualquier tipo de opinión similar, parecida o matizada" a las expresadas por el alcalde de Almoradí. Camps señaló que la actitud del alcalde "no tiene explicación alguna", y destacó que Antonio Ángel Hurtado ha publicado unas declaraciones en las que se retractaba públicamente de lo publicado, "porque le ha obligado el partido a hacerlo".
  Preguntado por si el PP va a adoptar alguna medida contra el primer edil, sobre el que los partidos de la oposición han pedido su expulsión, Camps señaló, "de momento", se le ha dicho que se retractara de sus declaraciones y así lo ha hecho. El candidato del PP a la presidencia de la Generalitat insistió en que rechaza "absoluta y totalmente" las declaraciones del alcalde de Almoradí.
La Federación de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana ha explicado que estas afirmaciones xenófobas pueden ser constitutivas de delito y están castigadas por el Código Penal con entre uno y tres años de prisión y multa de seis a doce meses. La entidad añade que el artículo 510 del Código Penal dice que "los que provoquen la discriminación, el odio o la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, serán castigados con la pena de uno a tres años y multa de seis a doce meses".

Racismo inadmisible
  El comunicado, que recuerda que en junio de 2000, con los sucesos del Barrio de Galindo, Hurtado ya se manifestó en tono racista, indica que "con ser graves dichas declaraciones en una persona anónima, es inadmisible que esa opinión la realice el representante del municipio como es el alcalde". A continuación señala que lo más grave de todo es que "esa persona no haya dimitido de sus funciones". El escrito continúa indicando que "sorprende igualmente que, al parecer, esta persona pueda volver a ser cabeza de lista por su partido en las próximas elecciones municipales convocadas para el próximo mes de mayo" de este año.
  Desde la entidad se indica que "sorprende que los dirigentes de su propio partido no hayan tomado ninguna medida disciplinaria contra el mismo". El documento explica además que desde la federación se cree que una persona que ha manifestado unas ideas xenófobas y racistas como es el caso del alcalde, no puede seguir representando a la localidad de Almoradí, por lo que se exige su dimisión.

 

Dispositivo de atención social para los chabolistas de el Vacie

     16-30.4.2003 / La Unión Romaní de Andalucía (URA) ha puesto en marcha un dispositivo de atención al usuario en el asentamiento chabolista del Vacie, una especie de oficina de información en la que se explicará a la población los distintos servicios que se espera activar, como las duchas o el ropero.
  La Unión Romaní puso en marcha una 'ludoteca' para niños, un taller con actividades destinadas al entretenimiento de los más pequeños durante las tardes, mientras que el servicio de atención al usuario ha contado con cuatro personas, informó el secretario de la organización, Manuel García Rondón.
  En un futuro este servicio también servirá para derivar a la población hacia cursos de formación y facilitarles el acceso a prestaciones sociales. Así, está previsto que cuente con dos trabajadores sociales, una prospectora y un agente para la igualdad correspondiente al dispositivo del programa europeo Equal, así como dos trabajadores sociales, dos mediadores y un psicopedagogo de la Unión Romaní de Andalucía, el apoyo de un trabajador social y un educador de la Unidad de Trabajo Social de la Macarena y un educador y un trabajador social.
  Las actividades se desarrollarán en una estructura de módulos financiada por la Consejería de Obras Públicas en la que habrá una zona con ocho duchas, una lavadora industrial, un economato y un ropero -con el que colaborará Madre Coraje- a precios "simbólicos". En breve se pondrá en marcha un curso de catering dentro de la iniciativa Equal para 15 jóvenes gitanas de entre 16 y 20 años que han demandado esta formación y que podría dar lugar a una futura empresa social. En paralelo se les darán clases de alfabetización, alimentación, higiene y limpieza o planificación familiar.
  En cuanto a las duchas, permitirán que los niños del asentamiento no tengan que esperar a llegar a las escuelas para ducharse como hasta ahora, lo que les retrasaba en su entrada a clase, lo que podría provocar la visión de estos niños como "diferentes" por el resto de la clase.
  Con este plan quieren ofrecer formación para facilitar la integración de los chabolistas en la ciudad.



"En la escuela deberían esforzarse por entender la cultura gitana"

     16-30.4.2003 / María del sol Campos. Presidente de la Asociación para la Promoción de los Gitanos de la Axarquia

¿Por qué se creó la asociación APIGA?
  En la Axarquía hay bastante población gitana y en su mayoría son familias necesitadas. Ante esta situación se creó APIGA para intentar potenciar a los gitanos de los 31 pueblos de la comarca.

¿Desde cuándo llevan trabajando?
  Comenzamos hace ya casi cinco años, en el 98. Somos una unión de jóvenes y mayores.

¿Y qué objetivos concretos se plantearon?
  Fomentar la escolarización y la continuación de estudios para que no se queden en lo básico, posibilitar nuevas vías de formación laboral -muchas familias se dedican a la venta ambulante o son chatarreros-, y también dar a conocer los valores y las raíces de nuestra cultura a la población gitana y a los que no son gitanos.

¿Qué programas desarrollan?
  Llevamos tres programas. El primero es para intentar erradicar el absentismo escolar. Tenemos una mesa de trabajo que recibe los partes de los colegios sobre la asistencia de los niños. También hay monitores de APIGA que van a las casas y formamos clubes infantiles y talleres en el tiempo libre. Desarrollamos además un curso de formación laboral, de confección industrial, con el que muchas mujeres han conseguido trabajo. Por último, tenemos un programa de prevención de la drogadicción.

¿Notan los avances?
  Sí, poco a poco, porque el trabajo es de larga duración. Son problemas que vienen de familia.

Se dice que los gitanos no ponen de su parte para integrarse.

  Nosotros tenemos la ventaja de que también somos gitanos, pero eso es según la persona; a la hora de colaborar y que los niños disfruten en los barrios no se opone nadie, pero en el asociacionismo no se involucran tanto como en las actividades y en los talleres.

Y por parte e la población paya, ¿han sufrido algún rechazo?
  No, porque también se trabaja en zonas desfavorecidas con gente que no es gitana.
  Termine usted la media. Los gitanos que no están integrados es por culpa de...
la formación académica y de que no continúan sus estudios. También la escuela debería hacer un esfuerzo por entender a la cultura gitana. Por eso siempre vamos un paso por detrás.

 

Punto final al poblado gitano de La Esperanza

     16-30.04.2003 / La mayoría de las familias han sido realojadas sin problemas

  Después de 24 años desde su inauguración, el mayor foco de marginación de la ciudad de Valladolid se convirtió en historia con el derribo de la última casa que permanecía en pie en el centro del solar del ya desaparecido poblado de La Esperanza.
  Un final ansiado por decenas de vecinos de Pajarillos, que aplaudieron el momento cumbre en el que la pala de una excavadora provocó el desplome del tejado sobre los muros de la vivienda abandonada ya por sus inquilinos a finales del año pasado.
  Para conseguir que el poblado sólo perviva en la memoria, el camino ha estado plagado de dificultades desde el comienzo de los realojos en el año 1991 bajo mandato del socialista Tomás Rodríguez Bolaños. Desde entonces, las protestas vecinales en contra de los realojos se han sucedido, con especial incidencia en los últimos años en Pajarillos, Barrio Belén o Las Flores.
  No obstante, según los datos facilitados por el Ayuntamiento, en el 70% de los casos, las familias realojadas de La Esperanza han sido aceptadas sin problemas por sus nuevos vecinos. En ese sentido, el alcalde pidió un “esfuerzo solidario de convivencia” a las familias realojadas y prometió continuar con el seguimiento de la evolución de los antiguos moradores del gueto. El nuevo objetivo, resaltó el candidato socialista a la Alcaldía, Ángel Velasco, será “seguir trabajando para lograr la igualdad y la integración de la comunidad gitana”.
  En el solar que ocupaba el poblado, la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda (VIVA) construirá tres bloques con un total de 88 pisos de protección oficial. Los edificios estarás rodeados de tres zonas verdes, un paseo central arbolado y otra calle perpendicular. “Ojalá aprendamos y nunca más volvamos a tener un gueto en la ciudad”, apostilló Ángel Ramírez, presidente de la asociación juvenil gitana.
“Al principio era algo temporal”
  Ramírez ha sido uno de los principales impulsores del proceso de realojo de La Esperanza, pero también una de las personas que más lamenta el fracaso de un proyecto que, quizás con más apoyo institucional, hubiera podido salir adelante. El joven gitano promete seguir luchando por la integración de las familias realojadas y de la comunidad gitana en la ciudad.
"Cuando vinimos de las graveras de San Isidro sabíamos cual era el objetivo, sabíamos que era para doce años, pero se ha ido estirando hasta los 24. Era una solución temporal, algo transitorio de adaptación para ir a vivir a otros sitios, pero es complicado irse después de tanto tiempo", asegura.



La exclusión social de los romà es un tema tabú en Bosnia

     16-30.04.2003 / Desde el 2001 se está preparando una ley sobre minorías nacionales que debe regular el derecho a preseervar la identidad étnica, lingüística y religiosa

   Llueva, brille el sol o nieve, el pequeño Edin, de 8 años, y su hermano Bukurib, de 11 años, ejercen su negocio en las intersecciones de las principales calles del centro de Sarajevo. Con una educación inadecuada, los dos hermanos ganan dinero limpiando los parabrisas de los coches que se paran en los semáforos. Cuando el negocio va mal, piden limosna.
   Sus padres no tienen un trabajo estable. Su madre está en casa y su padre gana algo de dinero revendiendo objetos. “Algunos nos dan medio marco, otros nos dan uno o dos”, decía Bukurib. “¡Pero a veces la gente nos echa, diciendo que ensuciamos sus coches!”. Bukurib lleva ahora tres años trabajando en la calle. Miles de romà se ganan la vida de esta manera en toda la zona de los Balcanes. Algunas personas les pagan algo de dinero, pero nadie les presta demasiada atención.
   El tamaño de la minoría gitana en Bosnia-Herzegovina es difícil de estimar. En el censo de 1991, 8.864 personas se declararon oficialmente gitanas. Pero sólo es una fracción de la cifra real, ya que muchos se declaran oficialmente como musulmanes, serbios o croatas para evitar la discriminación. Estimaciones más realistas ponen la cifra entre 30.000 y 80.000 personas. La mayor concentración se cree que está situada en el cantón de Tuzla, donde viven unos 15.000 gitanos.
  
Exclusión escolar
   Aunque son la mayor minoría étnica en Bosnia, la constitución del país, realizada en la época posterior a los acuerdos de paz firmados en Dayton, no les garantiza un reconocimiento específico, incluyéndolos en una amplia categoría de “otras nacionalidades”. Los romà de Bosnia sufren numerosos problemas sociales, que incluyen más desempleo que la media, problemas de vivienda y la exclusión del sistema escolar. Son pocos los que tienen un seguro sanitario.
   En una mesa redonda de dos días en Sarajevo, que tuvo lugar recientemente, se discutió sobre sus problemas, en el contexto de un debate más amplio sobre refugiados y desplazados en el sureste de Europa. El foro reunió a representantes de todos los países de la región, asociaciones romaníes y organizaciones internacionales.
   Subrayando el estado abatido de la minoría, Robert Beecroft, Jefe de la Misión en Bosnia de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) describió su situación como “una de las peores en los Balcanes”. Beecroft dijo que el prejuicio extendido y la intolerancia han confinado a la población romaní a lo que se denomina “un aislamiento horrible dentro de la sociedad, así como al desempleo, a una pobre educación y a la pobreza”.

Analfabetismo
   Alexandra Raykova, una activista romaní de Bulgaria que visitaba el área de Tuzla bajo los auspicios del Consejo de Europa, la OSCE y la OIDDH (Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos), informó que el 60% de los romà bosnios eran analfabetos, mientras que el 80% no tenía calificaciones profesionales y el 90% no tenía un seguro sanitario.
   La mayoría de los niños de la comunidad no ha ido a la escuela por una razón: los padres de los otros niños de la escuela no permiten que sus hijos se sienten en las clases junto a niños gitanos. El cantón de Sarajevo tiene entre 7.000 y 8.000 gitanos, que se sepa, aunque muchos otros están desplazados. Cinco campamentos romà de antes de la guerra han sido realojados en centros colectivos y hogares serbios abandonados. Aquí, sólo un campamento romà ha sido tenido en cuenta. Las autoridades han construido 15 casas para 30 familias en el barrio de Gorica. Pero en cualquier otro lugar de la región, la comunidad gitana vive en condiciones miserables.
   En el suburbio de Vrace, en Sarajevo, siete familias romaníes que huyeron de la entidad serbo-bosnia, la República de Srpska, están actualmente acomodadas en hogares serbios abandonados.
   Sabahudin Arapovic, de Doboj, vive en una habitación de un pequeño hogar ex serbio en Vrace, que comparte con su esposa y sus dos hijos. Otra habitación de la casa es el hogar de su hermano y su familia. Sabahudin ha sufrido tuberculosis durante nueve años y su hijo mayor tiene la misma enfermedad. “Necesito dinero para una operación”, murmura Sabahudin, tosiendo fuertemente. “Ahora no tengo un céntimo en el bolsillo, estoy enfermo y no puedo ganarme la vida”.
   El centro colectivo de Ilijas, cerca de la capital, ofrece otro ejemplo de grandes familias gitanas que viven en condiciones miserables en pequeñas habitaciones, sin agua corriente o baño. Las viejas tuberías de las cloacas en el subsuelo se han reventado, contaminando toda el agua con la suciedad.
   Otro ejemplo es el de Fadila Imeri quien ha vivido en una habitación con su familia durante casi cinco años, después de que fueron realojados desde Sarajevo. “Sólo pido una habitación y un baño, porque no puedo tolerar más esta porquería”, dijo. “Te hace tener ganas de llorar”.
   El Comité Bosnio de Helsinki para los Derechos Humanos ha condenado la actitud del Gobierno hacia la comunidad gitana. Se queja de que las autoridades locales a menudo realojan a la fuerza a un gran número de gitanos de sus tradicionales hogares en Sarajevo, Zavidovici, Kakanj y otros lugares, sin consultarles.
   Los romà están impedidos por su debilidad política. Son políticamente inactivos y no tienen una presencia organizada en ninguno de los partidos políticos, a pesar del hecho que la República tiene registradas 22 ONGs romaníes.
   El Secretario del Ministerio para los Derechos Humanos y los refugiados, Slobodan Nagradic, dijo que una de las razones más importantes por la que los problemas de los romà permanecían sin solucionarse era que ninguna de las dos entidades en Bosnia tenía registros de nacimiento, como resultado de lo cual un gran número de romà no tenían ciudadanía. “Esto causa problemas con el empleo, la protección social y sanitaria, la educación, el derecho a los refugiados a regresar a sus casas y a que se les devuelvan sus propiedades”, dijo.

Ley sobre minorías
   La exclusión social de los romà se une al prejuicio extendido contra ellos como etnia. La gente común les llama “gitanos” y los asocia con la mendicidad y con el hurto de las carteras y con un estilo de vida nómada, generalmente sucio. Pocos dan crédito a los aspectos positivos de la cultura romaní, tales como la música y la danza.
   Desde 2001 se está preparando una ley sobre minorías nacionales en Bosnia. Se supone que regulará el derecho de las minorías nacionales a asegurar la preservación de su identidad étnica, lingüística y religiosa.
   Debería también pavimentar el camino a los nuevos currículos escolares adaptados a la necesidad de las comunidades nacionales específicos. Sin embargo, el parlamento bosnio siempre se ha resistido en el pasado antes de adoptar cualquier legislación, por lo que su adopción no está en absoluto garantizada. Los romà de Bosnia parecen destinados a permanecer en los márgenes de la sociedad durante largo tiempo.




Volver a índice Nevipens Romaní