1-15 de marzo de 2003. Número 351

 

Más de 100 mujeres gitanas han sido esterelizadas a la fuerza en Eslovaquia

     1-15.3.2003 / Las mujeres romaníes están siendo coartadas o forzadas para que se sometan a procesos de esterilización por parte de los servicios sanitarios del Gobierno del este de Eslovaquia, según un informe, realizado por el Centro de Derechos Reproductivos y ‘Poradna pre obcianske a ludské práva’, en colaboración con la investigadora Ina Zoon. Se han realizado 230 entrevistas en profundidad con mujeres gitanas en 40 asentamientos en el este de Eslovaquia. La investigación documenta graves violaciones de los derechos humanos contra las mujeres gitanas en Eslovaquia, incluyendo cerca de 110 casos en que las mujeres han sido coartadas o forzadas a la esterilización, o han recibido fuertes indicaciones para que fueran esterilizadas. El informe también documenta el extenso racismo y los abusos verbales y físicos hacia estas mujeres en los hospitales públicos, que incluyen la denegación a los pacientes del acceso a sus informes médicos, así como la segregación de las habitaciones, las salas de maternidad, las salas de descanso y las comodidades para la comida.
Ágata, que tiene 28 años y es de Svinia, habla sobre haber sido coercitivamente esterilizada: "los doctores vinieron y me llevaron al quirófano (para una sección C) y me anestesiaron. Cuando estaba durmiéndome, una enfermera vino, me cogió la mano entre las suyas y me firmó algo. No sé lo que era. No pude comprobarlo porque no sé leer, y sólo sé cómo firmar. Cuando salí del hospital, me explicaron que no podría tener más hijos. Antes estaba muy bien de salud, pero ahora siempre me duele algo. Muchas infecciones".
"Estas prácticas atroces violan los derechos humanos y el Gobierno eslovaco debe reconocer públicamente estas violaciones, realizar una investigación y perseguir a sus responsables", dijo Christina Zampas, consejera legal para Europa del Centro de Derechos Reproductivos. "El derecho a la salud, a la integridad física, a la autodeterminación y a la no discriminación están protegidos tanto por las leyes nacionales como las internacionales; proteger y cumplir con los derechos humanos de todos los ciudadanos, y especialmente los más vulnerables, es el deber del Gobierno eslovaco", añadió Zampas.
Alexandra, de Richnava, habla sobre la segregación racial en los Hospitales Públicos de Eslovaquia: "En el Hospital Krompachy, hay habitaciones separadas para los romà, hay tres habitaciones gitanas, una ducha y un aseo para nosotros, mientras que las mujeres blancas tienen su propio cuarto de baño. Las mujeres blancas pueden ir al comedor pero las gitanas no pueden comer allí. En la habitación gitana, ni tan sólo hay un cubo para la basura. Es como un campo de concentración".
  "El sistema sanitario maternal eslovaco discrimina a las mujeres gitanas en casi todos los aspectos" dijo Barbora Bukovská, Directora Ejecutiva de ‘Poradna pre obcianske a ludské práva’. "Es inaceptable que esto esté ocurriendo en el corazón de Europa, ha estado sucediendo desde el periodo de transición y continúa. Urgimos al Gobierno eslovaco a que termine rápidamente con estas prácticas", añadió Ina Zoon, quien realizó el informe.
  El citado informe, titulado ‘Cuerpo y Alma: Esterilización forzada y otros asaltos en la libertad reproductiva de los romà en Eslovaquia’, da varias recomendaciones al Gobierno en vías de solucionar estas violaciones. El informe está basado en una misión de encuentro de hechos que se llevó a cabo en Eslovaquia en 2002. Para este informe se entrevistaron mujeres (gitanas y no gitanas), especialistas en obstetricia, ginecólogos, administradores de hospital y funcionarios del Gobierno.
La práctica de la esterilización forzada nace de la política racista instituida bajo el régimen comunista que ofrecía incentivos económicos a las mujeres que se esterilizaban, una política que tenía por objetivo a las mujeres gitanas. Esa política fue formalmente rescindida hace una década pero desafortunadamente perdura. Como futuro Estado-miembro de la Unión Europea, Eslovaquia se ha comprometido con la "norma de la ley, los derechos humanos y el respeto y la protección de minorías" como se requiere por los criterios de ampliación de la Unión Europea.

 

El absentismo en las aulas se reduce un 80% en Aldea Moet

     1-15.3.2003 / El Proyecto Zaro, desarrollado desde el pasado mes de marzo en Aldea Moret para favorecer la integración gitana, ha logrado reducir en once meses el 80% del absentismo que sufría el colegio público Gabriel y Galán, donde las continuas faltas de los escolares de esta etnia se habían convertido en el mayor problema. Los resultados fueron dados a conocer durante un seminario celebrado en San Francisco con 250 participantes para revisar el plan, que se prolongará otro año.
  "Se trata de un programa amplio de intervención con adultos y niños, pero erradicar el absentismo es el objetivo principal. Sin educación no hay desarrollo", declaró en la apertura Francisco Saavedra, secretario de la Federación Conciencia Gitana de Extremadura (Fecogex), que lamentó la falta de apoyo municipal.
La directora general de Cooperación de la Junta -entidad patrocinadora-, Dolores Aguilar, subrayó que el absentismo "es el último escalón" de un proceso iniciado en el ámbito familiar por varias causas derivadas de la cultura gitana: trabajos temporales (los escolares se marchan con sus padres en primavera y regresan en otoño), o falta de interés (niñas de 12 y 13 años abandonan el colegio porque sienten que su obligación es otra).
  Por ello, según Aguilar, Zaro aborda el problema desde la propia familia implicándola en la educación del menor. "Vamos consiguiendo metas. La mayoría de las monitoras del proyecto son gitanas con carreras universitarias", dijo. El programa se aplica en otros puntos de la región como Badajoz, donde el absentismo se ha reducido un 95%. Próximamente se iniciará un plan de acción exclusivo para temporeros.
Visitas a 120 familias
  Zaro se ha desarrollado en el colegio Gabriel y Galán con varias estrategias: visitas rutinarias a 120 familias para conocer y seguir su situación; taller de madres para elevar su autoestima y alfabetizarlas; cursos escolares de apoyo en verano; talleres de percusión, caja y guitarra para atraer a los alumnos al colegio a través de su cultura; y proyecto Auto, donde las madres aprenden a conducir y amplían sus conocimientos.
  El seminario, organizado por Fecogex y patrocinado por la Junta en colaboración con la diputación, la Uex, Gabriel y Galán y la iglesia Filadelfia, reunió a estudiantes de Formación del Profesorado y Educación Social. Participaron la directora provincial de Educación, el diputado de Cultura, el decano de Magisterio y el director del colegio de Aldea Moret.

 

La Asociación 'Romí' de Palencia ha formado a medio millar de gitanos en una década

     1-15.3.2003 / Hace diez años nació con pocos medios y muchas ganas, las mismas que demuestran ahora, la Asociación Payas y Gitanas ‘Romí’en Palencia. Diez años dan para mucho. Dan para reír y congratularse cuando se sabe con el deber cumplido y para llorar cuando te topas con insalvables obstáculos que echan por tierra tu trabajo.
  El balance, no obstante, es gratificante, positivo y esperanzador. Gratificante, porque según sus responsables, se ha logrado cumplir uno de los objetivos con los que nació: conseguir la convivencia de las dos culturas, paya y gitana, a través del respeto. Positivo, porque en estos diez años medio millar de gitanas y gitanos ha reducido su "déficit" formativo a través de las acciones promovidas por este colectivo y esperanzador porque aunque se ha recorrido mucho camino y se ve la luz al final del túnel, todavía queda trabajo por realizar.
  Julia Jiménez -actual presidenta de 'Romí'- Luz Matilla, vicepresidenta de este colectivo, y Estrella Usio, coordinadora de esta asociación, coinciden en que tras una década de funcionamiento, ‘Romí’ ha conseguido algo, que en su opinión, es clave: la convivencia entre las dos culturas basada en la implicación de payas y gitanas.

Módulos formativos
  "Se ha logrado algo que hace diez años era complicado. Las diferencias estaban ahí y gracias al trabajo de la asociación, hemos conseguido la convivencia, una convivencia basada en el respeto" explica Luz Matilla, vicepresidenta.
  Buena muestra de su labor es el balance de estos años. Medio millar de gitanas y gitanos han pasado por ‘Romí’ para formarse y dar el salto al mundo laboral en idénticas condiciones que un payo. Módulos formativos en diferentes especialidades han posibilitado que las diferencias dejen de percibirse.
  "Y todo, porque con los años, 'Romí' ha ido consiguiendo el peso específico suficiente como para convertirse en un referente al que cada vez acuden los gitanos, como forma de terminar con esa formación deficiente, que les impide salir fuera, y enfrentarse como cualquier otra persona al mercado laboral", explica Estrella Usio.

Capacidad de Gestión
  La coordinadora de ‘Romí’, al igual que las otras dos representantes del colectivo, que celebró recientemente su octavo Encuentro Provincial de Mujeres Payas y Gitanas, en la capital, tienen la clave del éxito de esta asociación, única en Palencia. "Hemos demostrado capacidad de gestión. Creo que eso es suficiente garantía", comenta Luz.
  Su compañera Estrella es de la misma opinión, pero se resiste a no matizar varias cuestiones. "No nos gusta hablar de integración. Preferimos hablar de convivencia real. Ahí es donde hemos llegado". Y dice bien, hasta ahí han llegado pero es de la opinión que podrían llegar más lejos todavía, si recibieran todo el apoyo que demandan. "No nos podemos quejar hasta ahora. Las instituciones responden, apoyan nuestros proyectos, pero nos encontramos en ocasiones con situaciones que chocan. ¿Por qué no recibimos apoyo para materializar el programa de absentismo cuando tiene unas características únicas?" se pregunta Estrella.
  Ésta es una de las espinas de ‘Romí’. Este programa, pionero, es el único que cuenta con mediadoras de etnia gitana en Palencia. "Por explicarlo de forma sencilla. La intermediación con las familias gitanas la realizan mujeres gitanas. Es el único en Palencia y sin embargo, nos hemos encontrado con que ha sido rechazado el proyecto y no recibimos subvención alguna para desarrollarlo con mejores medios", sentencia la coordinadora de ‘Romí’.
Pero todo no van a ser chinchetas en el camino. Desde ‘Romí’ reconocen que a base de luchar, se ven sacando adelante proyectos, iniciativas, que diez años atrás "eran impensables", matiza la presidenta de la asociación, Julia Jiménez.
Objetivo: trabajar juntas
  La promoción personal y social de la mujer gitana es uno de los aspectos más necesarios para sacar de la marginación a todo un pueblo que crece y avanza cada día con mayores mecanismos, aunque aún queda mucho trabajo por hacer. Para que la mujer gitana pueda avanzar en lo que a su auto liberación se refiere, se considera decisiva la puesta en marcha de políticas educativas, así como la presencia de profesionales comprometidos y sensibilizados que sean capaces de dar respuesta a la difícil situación de las niñas y mujeres gitanas.
Sin embargo, también se expone que las políticas educativas que actualmente se desarrollan en la comunidad no están logrando esta promoción ni la superación de la desigualdad, aunque cabe destacar la disminución en lo que a absentismo escolar se refiere.
  El movimiento de mujeres gitanas comienza a dar sus frutos, ya que empiezan a salir al exterior actitudes como la autonomía personal, la capacidad de proponerse metas y objetivos o la demostración en público de la competencia personal. Para demostrar esta vinculación personal en la sociedad, desde la Asociación Payas y Gitanas ‘Romí’ se está trabajando de forma importante en el acceso al mercado laboral, partiendo de la formación y pretendiendo hacer camino en la consecución de un trabajo.

Proyecto Equal
  Hoy en día, la mujer gitana se limita a trabajar en los mercadillos, ya que no encuentra abierta ninguna otra puerta para ganar dinero. Las mujeres payas y gitanas deben aunar esfuerzos y superar juntas distancias entre lo necesario y lo posible, exigiendo la supresión de la desigualdad. Así, Celia Gabarri Hernández se encarga del desarrollo del programa europeo ‘Equal’, en el que junto a otras organizaciones trabaja ‘Romí’, que selecciona 20 mujeres para participar durante 24 meses en diferentes actuaciones de formación.



Roquetas de Mar implusa varios programas dirigidos a la comunidad Gitana

     1-15.3.2003 / La Asociación Romaní y el ayuntamiento han firmado un acuerdo de colaboración

  La Asociación Romaní de Gitanos de Roquetas de Mar y el Ayuntamiento de la localidad, han firmado un acuerdo de colaboración mediante el que se están poniendo en marcha diferentes políticas en favor de esta comunidad que, según los responsables del Consistorio roquetero, sitúan a esta localidad a la cabeza de los municipios de la provincia en este tipo de políticas.
  Así, el acuerdo implicará una aportación municipal de más de 11.500 euros, casi dos millones de pesetas, con los que se están realizando diferentes actividades tendentes a favorecer la integración de esta comunidad.
  Así, una de las iniciativas más novedosas es el programa de búsqueda y asesoramiento para el empleo, que según el presidente de la asociación, Francisco Torres, está dirigido tanto a gitanos como a no gitanos, ya que todo tipo de personas desempleadas acuden a la sede de la asociación esperando que ésta les busque un puesto de trabajo.
  De momento han sido ya varias las personas que han comenzado a trabajar gracias a esta iniciativa, para lo que se cuenta con la colaboración de varias empresas del municipio que han querido participar en el programa ofreciendo varios puestos de trabajo.
  "Estamos muy satisfechos con los resultados que se están obteniendo, puesto que el Ayuntamiento no es una oficina de empleo y lo que estamos haciendo desde la asociación es atender a aquellas personas que hasta ahora solían acercarse al Ayuntamiento para pedir trabajo", aseguraba Francisco Torres.

Prevención del absentismo
Otro de los programas más destacados de este convenio de colaboración establecido entre las dos partes, es el esfuerzo que se está realizando en la prevención del absentismo escolar entre los niños de esta etnia, ya que al parecer, ha sufrido un incremento importante en los últimos años. Para ello, los miembros de la asociación tratan de mantener entrevistas con los padres para conocer la problemática de cada hogar, con el fin de poner los medios necesarios para la solución de este problema.
  De esta manera, el año pasado se repartieron ayudas de unos 3.000 euros en total, para la compra de libros de textos y material escolar, que han sido aportados por el Ayuntamiento.
A estas actividades hay que añadir la preparación de una serie de cursos y talleres cuya participación estará abierta a todos los ciudadanos que lo deseen. De esta manera, se celebran varias actividades extraescolares dirigidas a los más pequeños, entre las que destaca un curso sobre teatro y difusión de la cultura gitana, incluyendo su lengua.
  Torres se mostraba satisfecho con la colaboración que está recibiendo desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, ya que "nuestra asociación se está manteniendo gracias a las aportaciones municipales. Ninguna otra administración está colaborando porque todos los proyectos que hemos presentado a la Junta nos los han denegado", aseguraba el presidente de la Asociación Romaní de Gitanos de Roquetas de Mar.
  El acuerdo de colaboración firmado entre el Ayuntamiento y la Asociación Romaní también incluye la actualización de un estudio sobre la población gitana, realizado el año pasado.

Escasa formación
En este informe se destaca que en el municipio residen cerca de 1.000 personas de etnia gitana con escasa formación, ya que el porcentaje de analfabetos y de personas que únicamente saben leer y escribir es muy alto, una tendencia que la asociación y el Consistorio se han propuesto cambiar con sus programas de formación. La mayoría de los gitanos de Roquetas de Mar tienen su propia vivienda en propiedad, siendo pequeño el porcentaje que vive en una vivienda alquilada, vivienda social o en una vivienda ocupada. Además, el 75% de ellos reside en casas unifamiliares, frente al 19% que viven en pisos o apartamentos, mientras que sólo un 4% viven en chabolas. Por barrios, el centro de Roquetas junto al barrio de Las Lomas son las zonas de mayor concentración de gitanos.

 

Una sentencia obliga a un centro deportivo serbio a pedir disculpas a los gitanos

     1-15.03.2003 / El Tribunal Municipal de Sabac, al oeste de Serbia, ha ordenado al Centro Deportivo y Recreativo local de Krsmanovac que sitúe en el periódico "Politika" una disculpa pública a Merihana Rustenov, Jordan Vasic y Zoran Vasic por no permitirles bañarse en su piscina el 8 de julio de 2000. A los tres se les denegó el acceso al recinto en base a su color.
  Considerando una acción expedientada por el Humanitarian Law Center (HLC), el juez Ljiljana Mijailovic-Vukovic también dictaminó el cese de la práctica de discriminación en el Centro. El juicio, el primero bajo jurisprudencia yugoslava, pone en claro que la discriminación racial constituye una violación de los derechos humanos, y que la comprobación al azar del acceso a los servicios públicos es un método válido para determinar abusos.
  Al recibir quejas de varios romà sobre el hecho que el personal de Krsmanovac había estado negándoles, de forma sistemática y desde hacía mucho tiempo, la admisión a la piscina, el HLC, la Unión Democrática de los Romà y la organización Oaza decidieron, en julio de 2000, comprobar estas acusaciones. Un grupo de seis personas, tres romà y tres gadyè, todos vestidos de manera similar, fueron a las Oficinas del Centro Deportivo para comprar las entradas. Los gadyè no encontraron ningún problema, pero cuando los romà intentaron obtener los pases, se les dijo que no podían dárselos porque eran gitanos. Los gadyè pidieron una explicación y el hombre de la oficina les explicó que los romà serían expulsados por el personal de seguridad si él los dejaba entrar.
  El HLC puso una querella criminal el 21 de julio de 2000 en la Oficina del Fiscal de Sabac, imputando a personas sin identificar la violación de los derechos de estos romà. Cuando el Fiscal desechó la querella por improcedente, el HLC se dirigió al Tribunal Municipal y pidió que se abriera una investigación.
  Tanto la Constitución de Serbia como la Yugoslava prohíben explícitamente la discriminación en cualquier supuesto. Yugoslavia forma parte de la Convención de las Naciones Unidas para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación, cuyos firmantes deben tomar las medidas adecuadas para prohibir y eliminar la discriminación racial por parte de cualquier persona, grupo u organización, y también forman parte del Convenio Internacional para los Derechos Civiles y Políticos, que también prohíbe la discriminación y garantiza a todos una protección igualitaria y efectiva contra este tipo de actos.

 

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-31 de marzo de 2003. Número 352

 

El caso de los gitanos contra IBM obtiene la luz perde de la justicia

     16-31.3.2003 / Organizaciones romaníes denuncian el gigante informático por su relación con el nazismo

   Un tribunal suizo ha abierto el camino para la intervención de los testigos en el proceso legal de 12 millones de dólares contra el gigante informático IBM por parte de un grupo de organizaciones gitanas, que argumentan que la compañía ayudó a los nazis a automatizar el Holocausto.
   Se cree que aproximadamente unos 600.000 gitanos, principalmente de Europa central y del este, fueron asesinados por los nazis y sus aliados durante el Holocausto, y los gitanos han argumentado que éstas son sus víctimas olvidadas. En un auto dado a conocer recientemente, un tribunal de Ginebra dijo que las sesiones preliminares del caso empezarían a celebrarse a finales de marzo.
   A pesar de la ola de recientes asentamientos de gitanos en Alemania y Suiza donde encontramos a supervivientes del Holocausto y a sus descendientes, los gitanos han sido excluidos en gran medida de las compensaciones económicas y otros fondos.
   "El objetivo no es sacar beneficio del Holocausto", dijo el pastor May Bittel, un gitano suizo que es presidente de ‘Reconocimiento Internacional Gitano y Acción de Compensación’, la asociación formada por más de 600 organizaciones gitanas, que interpuso el proceso legal. "Queremos que se exponga el asunto, y queremos que nuestra gente pruebe la justicia después de tantos años", añadió.
   Si tiene éxito, el proceso puede otorgar pagos a los pocos supervivientes del Holocausto que están aún vivos, y podría financiar los proyectos sanitarios, sociales y educativos para sus 1,2 millones de descendientes en Europa.
   Como grupo, los gitanos europeos son los más pobres de los pobres, y un informe reciente de Naciones Unidas aseguró que en algunas partes de Europa, los gitanos viven en una pobreza parecida a la que padecen en el África sub-sahariana.
   Los gitanos basan su caso en las acusaciones aparecidas en un controvertido libro de Edwin Black, titulado ‘IBM y el Holocausto: la alianza estratégica entre Alemania y la corporación más poderosa de América’, publicado en 2001. Black argumenta que antes de la Segunda Guerra Mundial, IBM proporcionó tarjetas perforadas y las primeras computadoras que permitieron a la Alemania nazi organizar el intento de exterminio de los judíos y los gitanos de Europa.
   La empresa IBM, con sede en Nueva York, dispuso la operación para ayudar a los nazis desde la oficina de Ginebra, según el informe de los gitanos.
   Brian Doyle, un portavoz de IBM en Nueva York, dijo que la compañía creía que el caso no tenía "mérito". Un proceso legal previo presentado contra IBM por los judíos que sobrevivieron al Holocausto no fue aceptado cuando el abogado de los demandantes dijo que temía que el proceso bloqueara el establecimiento de otra compensación por el Holocausto por parte de Alemania y Suiza.
   El fundador de IBM, Thomas J. Watson, recibió una medalla de manos de Hitler en 1937. "Con estas máquinas, los nazis fueron mucho más rápidos y mataron a mucha más gente" dijo el pastor Bittel, que añadió "IBM diseñó el material para los nazis y sabía muy bien que estaba ayudando al Holocausto".
   Revisando la obra de Black en el New York Times, Gabriel Schoenfeld dijo que Black estaba "luchando para embutir sus pruebas en una caja en la que no caben", aunque añadió que el libro mostraba que había "lugar para un estudio serio de la complicada y bajo ningún concepto inocente relación de IBM con la Alemania nazi".



El Lincoln Center estrena un documental sobre Carmen Amaya

     16-31.3.2003 / La genial bailaora Carmen Amaya (Barcelona, 1913-Begur, 1963) vuelve a acaparar la atención de Nueva York. Estos días el Lincoln Center presenta el documental 'Queen of the gypsies', un retrato cinematográfico con el que su autora, la venezolana-estadounidense Jocelyn Ajami, pretende "desafiar y a la vez acoger el estereotipo del flamenco".
   Tras abandonar España al estallar la Guerra Civil, Carmen Amaya -gitana del Somorrostro barcelonés- causó sensación en Nueva York en los años cuarenta, recuerda Ajami, pasando en cuestión de meses de clubs como el Beachcomber en Midtown al prestigioso auditorio de Carnegie Hall. Fue invitada por Roosevelt para actuar en la Casa Blanca, bailó para Clark Gable y llenó el Hollywood Bowl. Protagonizó diversas películas más o menos folklóricas, entre ellas 'Piernas de plata' y 'Carmen Amaya y sus muchachos'. "En algún momento Amaya llegó a cobrar 2.000 dólares por semana en Nueva York", dice la directora de origen árabe. "Hubo un público muy receptivo al flamenco en aquellos años y vuelve a haberlo -quizás más que en España- porque vienen muchos artistas", dice.
   Prueba de ello es el primer contacto de Ajami con el flamenco, tras una actuación de Omayra Amaya -sobrina de Carmen Amaya- en un local de Boston. Impresionada, Ajami se interesó por el baile flamenco e hizo 'Gypsy Heart', basado en las actuaciones de Omayra, que se estrenó en 1998. Luego decidió emprender el proyecto más ambicioso de un documental histórico sobre Carmen Amaya. Su pretensión, afirma, era de la de "hacer una película con interés humano además de didáctica".
   Además de las entrevistas que mantuvo en Cataluña con miembros de la familia de la bailaora, Ajami ha elaborado su película a partir de imágenes de archivo compradas a los grandes estudios de Hollywood Universal y MGM. Incluso bajo la mirada de Hollywood, Amaya logró superar el tópico, dice. "Era muy atrevida. Improvisó. Bailó en pantalón". "Comprendo que a la gente en Barcelona veces le irriten los estereotipos, pero hay una realidad, el gitano baila y canta flamenco con un motivo como el afroamericano y el jazz o el blues", dice.



Si nos quitan nuestra costumbres, adiós a la cultura gitana"

     16-31.3.2003 / Miguel Maya, presidente del Colecitvo Gitano Maya

El Colectivo Gitano Maya ha comenzado el 2003 plagado de actividades. La entrega de más de 400 juguetes a los más pequeños del barrio en el que está ubicada la asociación durante la Cabalgata de Reyes dio el pistoletazo de salida a ilusiones renovadas para el nuevo año. Charlamos con el presidente de la entidad para conocer las inquietudes y necesidades de la comunidad gitana de Alcalá, compuesta, según las últimas estadísticas del censo, por 7.000 personas.

La fiesta de Reyes fue todo un éxito.
   Sí, repartimos 480 juguetes gracias a la colaboración del señor alcalde y del equipo de gobierno que nos dio 250.000 pesetas. Con ese dinero se compraron los juguetes. La fábrica también colaboró para que se pudieran dar tantos juguetes. Con esta subvención pudimos darles juguetes en la asociación y en el barrio porque todos los niños tienen derecho, gitanos y no gitanos. En la asociación, en estos diez años que llevo, nunca ha faltado un juguete. Si no se ha podido sacar de un lugar, se ha sacado de otro.

Han empezado pletóricos el nuevo año, como así lo transmite, e imagino que a partir de ahora vendrán nuevas actividades.
Gracias a Dios, el año ha empezado muy bien, ahora hemos empezado un curso de refuerzo escolar para 40 niños, que dio comienzo a mediados de febrero, y otro curso de Alfabetización y Acercamiento a las Instituciones para 30 mujeres. Estos cursos estarán subvencionados por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a través de la Unión Romaní de Barcelona. Tenemos ocho horas diarias de cursos: cuatro para los niños y otras tantas para las mujeres. Estos cursos de educación y cultura venimos dándolos desde hace unos cuantos años. También hemos acabado hace un par de meses un curso para sacarse el carné de conducir en el que han aprobado 19 de 27 personas. Y es que este año hemos tenido muchas actividades. Además, hemos repartido 5.000 kilos de comida de Cruz Roja. La asociación tiene 472 socios y he tenido que hacer bolsas de comida tanto para gitanos como para no gitanos, porque esto no es una asociación racista. Yo tengo aproximadamente 80 o 90 socios que proceden de familias paisanas, y en la asociación no hay más socios porque creían que era exclusivamente para gitanos. Esto no es así, esto es una asociación mixta. También tenemos un equipo de fútbol federado para niños de 12 años, y aquí no me han ayudado nada. El concejal de Deportes nunca ha dado nada para los niños, ni un balón. Esto ha sido una vergüenza para mi gente porque prometió algo que luego no nos dio. Esto es lo que más me ha ofendido en estos diez años que llevo de presidente, porque a la asociación la han ayudado todos los partidos. Por ejemplo, el año pasado los juguetes nos los dio Luis Suárez Machota, que es de Izquierda Unida, y el anterior nos los dio Bartolomé González, que es del Partido Popular.

¿Cuáles son las mayores necesidades que ha detectado usted entre los socios del Colectivo Gitano Maya?
Básicamente, el analfabetismo y el hambre. En Alcalá hay mucha necesidad, hay mucha gente sin trabajo. Cuando se enteran de que la Iglesia o el Colectivo Gitano están dando comida van volando los pobres, porque no tienen trabajo y pasan necesidad. Lo demás, el fútbol de los niños y el carné de conducir, es secundario. Aunque hay personas que necesitan tener el carné de conducir para ir documentados. Ante todo hay que ser solidarios. Por ejemplo, hemos recibido a mujeres para aprender a leer y a escribir hasta de 48 años. Y esto es magnífico, porque luego esa mujeres, algunas, se han metido en una autoescuela, ya no les da miedo ir a Madrid porque pueden leer las indicaciones del Metro... He tenido una muchacha de 48 años que cuando vino aquí no sabía ni firmar, y no se sacó el Graduado Escolar por el marido, pero si hubiera seguido viniendo la profesora me aseguró que se lo habría sacado.

¿Qué le llevó a crear esta asociación?
La fundé porque padecí racismo. Hubo un matrimonio gitano que se metió en una casita y les echaron. Ese mismo piso se lo dieron a una familia paya que no estaba ni empadronada en Alcalá y lo denuncié. Al final, esa familia se quedó en la casa. Nos reunimos unos cuantos gitanos y me dijeron: "Mira Maya, aquí hay que hacer algo, hay que crear una asociación porque nos tienen marginados en Alcalá de Henares. Nos tratan como animales, no como personas; hay que hacer algo". Entonces, 800 gitanos, aproximadamente, nos reunimos y elegimos un presidente, que fui yo. Me dirigí a la Delegación de Gobierno, en la que estaba Curro (Arsenio Lope Huerta), legalicé mis papeles y Bartolomé González, que era el alcalde, inauguró la asociación. Le mandé una carta al Rey y me respondió que no podía venir porque tenía otras cosas que hacer. Esto, gracias a Dios, está funcionando, aunque el punto débil siga siendo el analfabetismo y el hambre, porque en España hay muchísima necesidad. El paro es un desastre.
   Llegados a este punto de la entrevista, Miguel Maya, fumador empedernido, no aguanta más y solicita permiso para encender un cigarro. Su amabilidad y consideración hacia su interlocutor le tenía nervioso por no fumar. La respuesta afirmativa produce el consiguiente encendido del pitillo y la correspondiente humareda de satisfacción en el presidente del Colectivo Gitano Maya. Buen momento para entrar de lleno en algunas cuestiones polémicas.

¿Qué opina un gitano, paradigma nómada del emigrante, sobre el tema de los inmigrantes?
Lógicamente, no estoy en contra de la inmigración. Estoy en contra de los que vienen ilegalmente. Yo tengo unos negocios y he tenido gente trabajando procedente de Rumania, Colombia... Yo no soy racista, pero me gusta que la gente esté documentada. Yo no puedo meter a una persona y explotarla porque yo he sido emigrante. Yo me marché a Argentina a hacer fortuna. Y estuve en Brasil. He sido emigrante, pero yo me marché con mi contrato de trabajo. Era otra época, pero hoy la persona emigrante que se meta en un trabajo tiene que estar documentada para que no la exploten, porque hay una enorme explotación.

Casualmente, todos los prejuicios que se cumplen con los inmigrantes (robos, asesinatos...) afectan también a la población gitana.
Sí, creo que ya no somos gitanos, somos españoles. Yo nací en Madrid, mis hijos nacieron en Madrid, mis nietos han nacido en Alcalá de Henares, que es España. Yo no me considero gitano, me considero un trabajador español honrado. ¿Que la discriminación hacia los gitanos ha existido? Y seguirá existiendo, y es la peor que hay. Yo no sé cuál es la mentalidad de la población española. Enseguida dicen que tenemos que integrarnos, ¡pero si el gitano español está integrado! Si hace un delito, lo paga; si mata a alguien, va a la cárcel. Yo creo que esas personas están integradas. Si yo hago un delito en Alcalá de Henares, pues lo voy a pagar porque estoy empadronado aquí, igual que mi familia. Yo estoy viviendo dentro de una integración, lo que pasa es que creo que la mente del ser humano está cada día peor, las neuronas cerebrales están perdidas porque cuando un gitano comete un delito lo pagamos todos los gitanos. ¡Que lo pague ese gitano! La sociedad no nos ayuda, nos tiene marginados. No es cuestión de razas. ¿Que cada uno tiene unas costumbres? Por supuesto, dime si los catalanes no tienen unas costumbres, si los valencianos no tienen unas costumbres... Todos tenemos unas costumbres. El racismo contra los gitanos cada vez está peor.



María Carrillo, gitana y Miss Córdoba

     16-31.3.2003 / María Carrillo Reyes, de 22 años de edad, llegaba por primera vez a una pasarela. Nunca había participado en un concurso de belleza, nunca había desfilado como modelo. Sus credenciales: unas medidas de 90-63-95 y 1,78 metros de altura, eso sí, con un poco menos de peso. "Los nervios por el concurso me han hecho adelgazar", comentaba. Aunque más allá de los patrones físicos, la candidata a Miss España 2003 rebosa simpatía y elegancia. La joven cordobesa del barrio de La Fuensanta explica cómo decidió apuntarse al concurso tras cuatro años trabajando como dependienta. "Me he quedado en paro y fui a la agencia a pedir un trabajo", reconocía aún emocionada la ganadora. Cuenta que no le ha sido fácil dar el paso. "Soy gitana y me ha costado un poco más de trabajo hacer esto. Mis padres son más tradicionales y no les hacía gracia, pero ahora está toda mi familia apoyándome", señala orgullosa. Parece que es la primera vez que una joven de etnia gitana gana el concurso cordobés. Así es. Javier Sánchez, responsable de la Agencia Paso a Paso, organizadora del evento, lo confirma.
   A partir de ahora comienza una carrera hacia el concurso de Miss España, en el que esta representante acude con el objetivo de "intentar dejar a Córdoba en el mejor sitio posible dentro de mis posibilidades, quiero pasármelo muy bien y vivir una experiencia como la que he vivido en Lucena".
   La decisión del jurado de Miss Córdoba supone para María Carrillo un trampolín para alcanzar su objetivo profesional. "Siempre he querido ser presentadora, pero no tuve la oportunidad de estudiar Periodismo y he visto que esta sería una buena forma de empezar en el mundo de la televisión", relata nerviosa en su primer encuentro con los medios.
   La gala, que por segundo año consecutivo acudía al Pabellón Polideportivo Municipal de Lucena, tuvo un guiño de apoyo a la situación que vive Galicia. Las veinte concursantes aparecieron al cabo del desfile con una bandera de la comunidad afectada por la tragedia del Prestige, bajo el lema 'Nunca máis. Las misses en solidaridad con el pueblo gallego'. Minutos más tarde el jurado emitió su sentencia, que anunciaron Nani Gaitán y Jorge Carmona, presentadores de la gala. Finalmente, María Carrillo recibía la corona, de manos de Laura Espinosa, Miss Córdoba 2001.

 

Volver a índice Nevipens Romaní