1-15 de enero de 2003. Número 347

 

Mujer gitana: un espacio para la participación

     1-15.1.2003 / La Fundación Secretariado General Gitano, en colaboración con el Instituto Catalán de la Mujer organizó una jornada que llevaba por título: 'Mujer Gitana: un espacio para la participación'. El acto tuvo lugar en el centro cultural Can Fabra del barrio barcelonés de Sant Andreu.
   Este encuentro fue inaugurado por Maite Fandos, directora ejecutiva del Instituto Catalán de la Mujer y por Pedro Aguilera, director territorial en Cataluña de la Fundación Secretariado General Gitano. Por su parte, Montserrat Sánchez, antropóloga y miembro de la asociación gitana de mujeres 'Drom Kotar Mestipen' fue la encargada de realizar la ponencia inaugural, titulada 'Feminismo gitano, una aportación solidaria a la superación de las igualdades de género'.
   Para hablar sobre la relación entre la mujer gitana y la ocupación laboral, se contó con la presencia de Marga Cortés, mediadora laboral del programa ACCEDER en Granada, de Trinidad Muñoz, coordinadora del programa de ocupación 'Butipen' en Andalucía, y de Puri Gallardo, coordinadora del programa 'Mujeres gitanas abriendo camino'.
   La educación es otro de los temas fundamentales para la mujer gitana y, por eso, se dedicó parte del encuentro a tratar este aspecto. Para ello se invitó a Mercedes Porras y Marisol Flores, del programa de apoyo a la educación 'Siklavipen Romaneça', y a Marta Berrocal, maestra licenciada en Bellas Artes y formadora de adultos.
   Finalmente, y para terminar la jornada, se celebró una mesa redonda bajo el lema: 'La mujer gitana en el siglo XXI, viejas y nuevas visiones del mundo', y moderada por la antropóloga Carmen Méndez. En esta mesa, cuatro mujeres gitanas de diferentes generaciones hablaron sobre su visión del mundo en el siglo XXI y del papel que juega la mujer gitana dentro de la sociedad en estos momentos.

Identidad y promoción
   Para conocer mejor el punto de partida de esta jornada, reproducimos un texto elaborado por la organización para presentar el acto:
   La Fundación Secretariado General Gitano y el Instituto Catalán de la Mujer organizan la Jornada 'Mujer Gitana: un espacio para la participación', para que éstas puedan expresar sus inquietudes y opiniones libremente sobre sus pensamientos, y poner en común sus experiencias con otras mujeres para reflexionar sobre cuestiones que se plantean, y qué les preocupa actualmente.
   La mujer gitana ha desarrollado un papel significativo en la transmisión de la cultura gitana. A pesar de ello, es capaz de plantear a la sociedad y a la propia comunidad la necesidad de promoción y de participación manteniendo su propia identidad. Cuando la sociedad universal cambia debido a diferentes factores (tecnología, arte, económicos,...) decimos en general que todo el mundo cambia. ¿Pero qué influencia tienen los cambios de la sociedad en la comunidad gitana? ¿En qué interfieren las nuevas tecnologías en la vida de una gitana?
   Sabe esta mujer que tiene la posibilidad de estudiar y de aprender, teniendo siempre cuidado de los valores y el respeto de un pueblo milenario. ¿Qué aspira conseguir la mujer gitana en el siglo XXI?

 

La Pastoral Gitana, en la Comisión permanente de la Conferencia Episcopal

     1-15.1.2003 / En una reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ciriaco Benavente Mateos, obispo de Coria-Cáceres y Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, en la que se encuentra integrado el departamento de Pastoral gitana, presentó a los obispos la nueva redacción del borrador del documento titulado 'Vosotros estáis en el corazón de la Iglesia. La Iglesia católica y los gitanos', enmarcado en la conmemoración del quinto aniversario de la beatificación del gitano español Ceferino Giménez Malla, que ya fue estudiado, en una primera lectura, en la pasada reunión de la Comisión Permanente.
   Los obispos, tras presentar distintas observaciones y sugerencias en orden al enriquecimiento del texto, han dado el visto bueno para su inclusión en el orden del día de la próxima Asamblea Plenaria, para su definitiva aprobación, si procede.
El borrador del documento, en su actual redacción, está compuesto por una introducción, de tres capítulos, titulados: 'Los gitanos españoles hoy', 'La Iglesia católica y los gitanos' y 'Propuestas pastorales', y una conclusión final.

 

Fallece Padmashri Rishi, presidente de honor de la Unión Romaní Internacional

     1-15.1.2003 / Padmashri Weer Rajendra Rishi, diplomático indio y presidente de honor vitalicio de la Unión Romaní Internacional, murió el pasado día 1 de diciembre en el Punjab, la región del noroeste de la India donde nació en 1917.
   Durante el período en que trabajó en la embajada de su país en Londres, participó en la organización del primer Congreso Mundial Gitano que tuvo lugar los días 7 y 8 de abril de 1971. A lo largo de este encuentro, participó de forma fundamental en la adopción de la bandera oficial: verde y azul, y con la rueda de Ashok en el centro, como en la bandera de la India.
   En 1974 fue invitado por los gitanos franceses a visitar su país. Durante su estancia visitó las comunidades de la región parisina y de la Provenza, así como las localidades de Saintes-Maries-de-la-Mer y de Grasse donde se reunió con artistas gitanos y manouches.
   De vuelta a la India fundó el Instituto Indio de Estudios Gitanos y la revista ROMA, que publica los más importantes estudios realizados por los eruditos gitanos e indios y organiza los festivales de Chandigarh. Durante uno de ellos, en 1983, la primera ministra, Indira Gandhi, saludó a los gitanos como los hijos emigrados de la India.
   En el ámbito científico y cultural, cooperó con los mejores especialistas mundiales: Ian Hancock, Donald Kenrick, François le Vaux de Foletier y Vania de Gila-Kochanowski, entre otros. Mientras tanto, continuó en activo a nivel político, siguiendo en contacto con Grattan Puxon en Londres y apoyando a Abdi Faik en Skopje (Macedonia).
   Rishi defendía la idea de que los gitanos tienen su origen en el Punjab y reaccionaba vigorosamente cada vez que éste era cuestionado. En particular, intervino en varias ocasiones contra la idea de escribir 'Rromà' en vez de Romà, ortografía que consideraba como una tentativa de unir etimológicamente este nombre con el de los Dom.
   Durante su vida, Rishi publicó 'Multilingual romani dictionary' (Diccionario multilingüe del romanò) en 1974, 'India and Russia: Linguistics and Cultural Affinity' (India y Rusia: Afinidad lingüística y cultural), 'Romani-Punjabi phrase-book and dictionary' (Léxico y diccionario romanò-pubjab)...
   Los días 7 y 8 de abril de 2002, acogió de nuevo a sus amigos, los principales eruditos y dirigentes gitanos, para la conmemoración del Milenio de la salida de los gitanos de la India, en universidades como la de Chandigarh o la de Patiala. En esta ocasión, las delegaciones depositaron flores en el río Ganges, en el mismo momento en que gitanos de diferentes países hacían el mismo gesto en los principales ríos del mundo.
   Padmashri Weer Rajendra Rishi murió el domingo 1 de diciembre de 2002 en su casa del Punjab. Deja a su hijo Veerendra, residente en Londres donde colabora activamente con los gitanos, la dura tarea de continuar con su obra a la cabeza del Instituto Indio de Estudios Gitanos y de la revista ROMA. (Esta nota biográfica nos ha sido proporcionado por Vania de Gila-Kochanowski)



La vida en un campamento griego

     1-15.1.2003 / Dimitris, de ocho años, quiere ser abogado. Su hermano pequeño Giorgios quiere ser médico. A Dimitris le gusta "coger" gente, Giorgios quiere ayudar a los enfermos. Esto es lo que dicen hoy. Mañana podrían decir otra cosa.
   El triste hecho es que los dos hermanos ya saben que ellos probablemente nunca realizarán sus sueños. Posiblemente no aprenderán a leer ni escribir correctamente. No van a la escuela. Y aunque desearan ir, los obstáculos de la burocracia son enormes.
   Dimitris y Giorgios son gitanos en Grecia, donde su etnia se mantiene totalmente fuera de la sociedad. Los romà griegos no están reconocidos como minoría étnica en su propio país, aunque Grecia, sobre el papel, ratificó la Convención Europea sobre los Derechos de las Minorías.
   Dimitris nació en la isla de Rodas hace ocho años. Sus padres nunca vieron la necesidad de obtener su certificado de nacimiento. La falta de certificado de nacimiento es la excusa principal por la cual el director de la escuela de la vecindad de Marousi, a las afueras de Atenas, no permite que Dimitris vaya a la escuela. Esto es un subterfugio, dice el padre de Dimitris y Giorgios, Prokopis. Prokopis ve la exclusión escolar de su hijo como una mera discriminación, y ahora está recibiendo la asistencia de una organización de Derechos Humanos, el ‘Greek Helsinki Monitor’, para obtener el certificado de nacimiento en Rodas.
   Las organizaciones de Derechos Humanos estiman que el 60% de la población romaní de Grecia es analfabeta. Otro 24% no ha sobrepasado la escuela primaria. En este país, de 10 millones de habitantes, hay entre 150.000 y 400.000 gitanos, nadie lo sabe con exactitud. Grecia fue el primer país europeo donde llegaron los romà tras su éxodo de la India hace unos mil años. Existen documentos que demuestran que los romà estaban presentes en Creta en 1322.
   Lo que afecta a Dimitris y Giorgios no es sólo una cuestión de no acudir a la escuela. También pesa una amenaza sobre su hogar. Viven cerca del nuevo Estadio Olímpico de Atenas, en una parcela de alto atractivo inmobiliario al lado de la conexión con el metro que va al centro de la ciudad. Grecia se prepara frenéticamente para ser capaz de recibir a los atletas y a sus seguidores, a los medios de comunicación, a los turistas y a los políticos de todo el mundo, cuando la ciudad aloje los Juegos Olímpicos de 2004.
   Pero, primero, la ciudad tiene que eliminar toda clase de elementos no deseados. Dimitris, Giorgios y sus padres y parientes del pequeño campamento de 24 familias cerca del Estadio Olímpico, se tendrán que marchar. Sus pequeñas chabolas serán derruidas para crear un espacio en el que se construirán plazas de parking para los visitantes olímpicos.
   Ya unos años atrás, mucho antes de los Juegos Olímpicos, las autoridades de Atenas decidieron que la capital tenía que eliminar los campamentos gitanos. Esta medida es bien conocida a lo largo de la historia. Hitler hizo lo mismo antes de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Los nazis agruparon a todos los romà de Berlín en un gran campamento en Marzahn a las afueras de la capital alemana. Desde allí fue fácil transportarlos después a Auschwitz.
   En Grecia, las autoridades locales quieren reclamar los lugares donde los gitanos han estado viviendo durante años. Necesitan el terreno para construir equipamientos para los Juegos Olímpicos, argumentan las autoridades. Varios campamentos están bajo amenaza. El primero ya fue arrasado en Aspropyrgos, a las afueras de Atenas, hace dos años. Las autoridades acudieron con apisonadoras, tiraron las casas y luego quemaron los restos.
   La actuación de Aspropyrgos fue, según el ‘Greek Helsinki Monitor’ y el Grupo Griego de Derechos de la Minoría, completamente ilegal, violó las convenciones internacionales que Grecia había ratificado y que también existían en la legislación griega. Las dos organizaciones de Derechos Humanos protestaron ante el Primer Ministro de Grecia y ante el Defensor del Pueblo Griego para los Derechos Humanos. También apelaron al Comité Olímpico Internacional. Su enfoque es que las autoridades están seriamente dañando la reputación de Grecia y el espíritu de los Juegos Olímpicos.
   Las acciones contra los gitanos griegos apenas han provocado protestas, ni en Grecia ni en ningún otro lugar del extranjero, con una excepción: una carta de protesta al Primer Ministro griego por parte del ex-presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, en la que expresaba su preocupación por la expulsión de los romà. De esto hace más de un año. Desde entonces ha habido un sordo silencio también del Comité Internacional.
   En el campamento de Marousi, Iannis, un hombre de 60 años, nos explicó lo que un funcionario de la autoridad local reveló hace unas semanas en el campamento situado al lado del nuevo Estadio Olímpico.
   "Vosotros os tendréis que ir", dijo el funcionario, según Iannis, "necesitamos el terreno. Aquí es donde construiremos los aparcamientos para los Juegos".
   "Pero hemos vivido aquí durante 35 años", protestó Iannis. "Nuestros niños y nuestros nietos han nacido aquí".
   Según la ley griega, los ocupantes ilegales de un terreno pueden reclamar sus derechos después de 20 años. Tienen que ir al tribunal para obtener la confirmación de la propiedad.
   Por supuesto, nadie les ha explicado sus derechos a los 124 romà de Marousi, donde sólo dos de los hombres adultos saben leer y escribir.
   "Tengo miedo que no tengamos dinero para arreglar nuevas casas para vosotros", les explicó el funcionario a los gitanos. "Pero si podéis encontrar un trozo de tierra por vosotros mismos, nosotros a lo mejor os podríamos ayudar a construir allí".
   Los activistas de Derechos Humanos afirman que la situación de los romà de Grecia es peor que en cualquier otro país europeo, los países del Este como Rumania o la República Checa incluidos. ¿Cómo es posible, en un país donde los romà han vivido tanto tiempo?
   Iannis suspira. Parece resignado. "Nosotros somos analfabetos. No tenemos educación, nadie puede hablar sobre nuestro comportamiento. La escuela y la educación son necesarias para darnos una posibilidad de mantenernos por nosotros mismos en la sociedad griega. Pero, ahora mismo, nuestros hogares son lo más importante. Nuestra seguridad es la cuestión principal".

 

Un 'Grammy' de "Chocolate"

     1-15.11.2003 / 'El Chocolate', nacido en Jerez de la Frontera en 1931, es uno de los pocos cantaores de rajo gitano que se mantienen en la más pura ortodoxia dentro del cante flamenco, lo que no ha sido obstáculo para que se haya hecho con el 'Grammy Latino' al mejor disco flamenco.
   El jerezano no realiza ningún tipo de concesiones a las melodías modernas ni a las suaves modulaciones con que hoy nos acostumbran los jóvenes de las nuevas generaciones jondas. Incluso los guitarristas que lo acompañan deben atenerse a los cánones tradicionales más estrictos.
   Su cante es el desgarro puro, sus quejíos son lamentos que nos retrotraen a tiempos pretéritos y sus mejores interpretaciones se encuentran en los cantes más primitivos: tonás, siguiriyas, soleares.
   Llama la atención y promueve a la reflexión que mientras por aquí esquivamos los cantes roncos y las voces rudas y poco melodiosas, y en general en estos tiempos se piensa que uno de los problemas del cante jondo es que no se comprende la dicción de los intérpretes, en Estados Unidos -a la hora de conceder este premio- hayan rechazado las fórmulas contemporáneas que hacen 'más fácil' el cante, dulcificando sus artistas más duras y quebrando su jondura.
Hay polémica sobre qué es lo que es mejor. ¿Dónde está el valor del cante flamenco, y hasta dónde puede llegar la renovación sin alterar la raíz que dio origen al arte flamenco? ¿O será que por fuera de nuestras fronteras, la capacidad de escuchar se quedó detenida en el tiempo y poseen una visión estereotipada de nuestro cante?
   Al 'Chocolate' probablemente este premio no le altere su modo de vida, como no le alteró obtener el IIº Giraldillo del Cante en la Bienal de Sevilla de 1986, ni ninguno de los múltiples galardones que se le concedieron y seguirá diciendo "yo mando en mi hambre" y marchará con su anárquica bohemia.
   Criado desde su infancia en Sevilla, sus referencias cantaoras se encontraban en dos de las cunas más importantes del cante, las tabernas que rodeaban la Alameda de Hércules y el barrio de Triana. En esos sitios encontró los ecos de los legendarios Tomás Pavón, 'Caracol', de la mítica 'Niña de los Peines' y con ellos forjó el cante que hoy, en Estados Unidos, le ha dado un 'Grammy'.

 

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-31 de enero de 2003. Número 348

 

Sólo uno de los miembros de la mesa de trabajo para la minoría gitana es kalé

     16-31.1.2003 / Un único calé ha sido llamado a ocupar uno de los doce sillones de la 'Mesa de trabajo para la minoría gitana' constituida en el Ayuntamiento de Pamplona. El concejal de Acción Social que está al frente de la misma, Eradio Ezpeleta, atribuyó esta circunstancia a una mera coincidencia. Según dice, la intención es incorporarlos a las futuras comisiones.
   La principal finalidad del grupo de trabajo es coordinar las políticas institucionales y las actividades de las asociaciones que trabajan en beneficio de la comunidad gitana. Además de Ezpeleta, fueron convocados a la reunión cuatro empleados de los servicios sociales municipales y otro del área de Educación; dos representantes de la Administración foral y otros cinco de colectivos sociales. La Majarí fue, sin embargo, la única asociación presente en la mesa que incluyó a un gitano entre sus representantes: su vicepresidente, Roberto Urrutia Ugal, quien ejerció, según su propio testimonio, de portavoz de todos los calés. "Resulta preocupante que se haya producido este hecho, pero la realidad es que aquí se ha convocado a técnicos y hay muy pocos técnicos entre los gitanos"
   El único gitano de la mesa constituida a instancias del Consistorio pamplonés trabaja como educador. Tiene 23 años y es soltero; nació en San Juan de Luz; reside en Endériz y es vicepresidente de la asociación La Majarí, amén de profesor de acordeón.
   Dicen las estadísticas que el índice de escolarización de los niños gitanos no es propio de Occidente.
   El cien por cien de los niños está matriculado gracias a la labor de los agentes comunitarios, pero es cierto que su asistencia a clase es irregular bien por falta de motivación, bien porque los gitanos se sienten desorientados en esa institución. Faltan elementos integradores que permitan a nuestros escolares encontrar referencias culturales dentro de los colegios. Hay que decir, no obstante, que el Departamento de Educación se está mojando algo y ha empezado a impartir algún taller de cultura gitana.
¿Y qué papel juegan en esta situación los padres de los niños?
   Los valores se transmiten de una a otra generación y el de la educación no está muy arraigado entre nosotros. De todos modos, también esto está cambiando porque las alternativas laborales que antes tenían los gitanos sin formación están en vías de extinción. Lentamente, estamos empezando a comprender su importancia. Le diré, en este sentido, que estamos consiguiendo que las madres lleven a sus niños a las clase de apoyo extraescolar. Sería necesario, en cualquier caso, contar con más recursos.
¿Dar sin recibir?
   En absoluto, las ayudas que se conceden se condicionan al cumplimiento de ciertos requisitos. En algunos casos, por ejemplo, se exige a los beneficiarios que escolaricen a sus hijos.
¿Gitano igual a vivienda en precario?
   Es cierto que la mayoría de las demandas que cursan los gitanos que acuden a nuestra asociación tiene que ver con la vivienda. Hay que entender, por un lado, que los miembros de esta etnia carecen comúnmente de recursos. Además, poseemos otros valores que empujan a menudo a nuestros jóvenes a casarse precozmente.


El orgullo de ser gitanos

     16-31.1.2003 / Se calcula que en Cantabria viven 5.000 gitanos, pero sólo el 20 por ciento está integrado, si por integración se entiende una escolarización normalizada, vivienda adecuada y puesto de trabajo. El 75 por ciento de los gitanos cántabros son mujeres y los principales grupos de población gitana están en Santander (casi 3.000), Torrelavega, Santoña y Reinosa.
   La Plataforma de Asociaciones Gitanas de Cantabria agrupa a buena parte de ellos y en esta organización, que preside José Alfredo Vargas Romero, están integradas las asociaciones Gitanos de Hoy, Asociación Gitana de Cantabria y Mujeres Gitanas Progresistas (las tres de Santander); Amanecer y Amistad (ambas de Santoña). Y como dicen: "Unga, sinamos kalós cantabrí. Sí, somos gitanos cántabros".
   Conscientes de que ésta es una sociedad cambiante y de que el futuro de los gitanos no está en la venta ambulante, que según Vargas Romero desaparecerá como forma de vida en pocos años por los altos impuestos que pagan, la Plataforma Gitana lucha por la realización de cursos de formación. En la actualidad, se desarrolla un curso de montaje de piezas de pladur, corte y confección y conductores para el carnet B (financiado por la Consejería de Bienestar Social); curso de romanés (Consejería de Cultura) y curso de conductores para vehículos pesados (Ayuntamiento de Camargo). Se cuenta con un auxiliar administrativo y tres mediadores sociales, que trabajan para acabar con el absentismo escolar.
   Se estima que la población infantil gitana cántabra es de unos 2.000 niños y niñas. El absentismo escolar es una de las grandes preocupaciones de los gitanos asociados porque saben que en ellos está el futuro de la integración. Por ello, reclaman medidas especiales para escolarizar a estos niños que dejan de ir al colegio por los horarios laborales de sus padres, pues muchos trabajan como vendedores en mercados.
   Vargas Romero indica que muchos padres no tienen interés en que sus niños sean escolarizados. También se desea que la oferta de formación para los jóvenes gitanos se ajuste a la realidad, ya que la necesidad de trabajar para mantener a la familia impide a los jóvenes acudir a los cursos de formación reglada. Es fundamental, indica Vargas Romero, la figura de los mediadores sociales que conocen muy bien la realidad gitana y sus necesidades.
   Aurora Vázquez, presidenta de la asociación de mujeres, es una antigua trabajadora de la integración gitana. Su asociación cuenta con un censo de 800 mujeres y realiza cursos de confección, peluquería, estética, carnet de conducir o informática.
   El racismo contra los gitanos cada vez es menor en Cantabria, pero existe a la hora de acceder a un trabajo o a una vivienda, dicen Aurora Vázquez y Benigno Duval, y saben que en el año 2002 hubo otros grupos que aún estuvieron peor, todos los inmigrantes del Norte de Europa y de África.


Los primeros de la clase

     16-31.1.2003 / Hace unos meses, cuando con el inicio del curso, se volvió a poner de manifiesto la crisis de la enseñanza pública y proliferaron las lamentaciones de los profesionales que han perdido el respeto de los alumnos, la escuela de Font de la Pólvora, barrio de Gerona habitado por 2.200 personas de etnia gitana, representa un agradable sorpresa: los niños creen, el maestro todavía es "el señor maestro" y los libros de texto los compra el centro. Estudiar aquí, pero, no es ningún privilegio. No hace falta hacer largas colas para matricular a los hijos, ni mover poderosos hilos para conseguir sitio. Al contrario, en estos pupitres se sientan los hijos de los últimos ciudadanos con los que querríamos compartir escalera.
   El barrio tiene sólo 25 años pero ya muestra profundas arrugas que ingentes cantidades de ayuda oficial intentan maquillar sin suerte: poca cohesión social, demasiado paro, mucha delincuencia y alto absentismo escolar. Trabajar en estas condiciones tampoco es demasiado envidiable. "En un sitio así los alumnos no tienen las mismas oportunidades. Sólo leen y escriben en la escuela, porque en su casa sería difícil encontrar un bolígrafo. No digamos ya una silla para hacer los deberes", explica el director, Josep Saguer, el señor Josep Saguer. Por eso éste es un centro de atención educativa preferente, categoría que le da derecho a una plantilla docente más generosa, un presupuesto ordinario que duplica el de otras escuelas y becas generalizadas para el comedor y los libros. O sea, la fórmula perfecta para conseguir una auténtica enseñanza pública de calidad si de verdad eso fuera una prioridad política.
   Esta realidad ha transformado la escuela en un pequeño laboratorio de ensayo modélico. Los esfuerzos de integración son un ejemplo de eso. La adquisición de los libros, otro. Cada alumno tiene derecho a una beca de 75 euros (se pide al Departamento de Enseñamiento pero increíblemente ¡todavía la concede el Ministerio de Educación!). El dinero lo recibe la escuela, que escoge sólo los libros indispensables y después los guardará para utilizarlos en los cursos siguientes. Así no queda espacio para las mafias editoriales ni para las comisiones inconfesables. Neus Pi, como el señor Saguer, maestra voluntaria del suburbio, señala otro secreto: "Al alumno, a parte de regañarlo, también es bueno abrazarlo".
   De eso saben mucho los niños y niñas del último curso de sexto, ahora alumnos de instituto. En junio pasado, los maestros les desearon suerte a través de una carta publicada en un periódico de la ciudad. Sorprende tanta implicación. Cristóbal Sánchez, director de la escuela vecina de Vila-roja, completa este tridente de maestros fuera de serie para un sector fuera de todas las guías turísticas. "Un día en clase hablaba de la iguana y un niño levantó el dedo para decir: '¡Que no os enteráis de nada! ¡Que no se dice iguana, que se dice marihuana!'", ríe el señor Sánchez. Sin duda, en un concurso de anécdotas se llevaría el primer premio.
   "Id cada día al instituto. Haced girar la rueda del saber", insistía Neus en la carta del periódico, convencida que, a pesar de los estigmas, sus alumnos podían ser los primeros de la clase. Viviendo en un barrio como éste, castigado por el absentismo y el fracaso escolar, el simple hecho de ir cada día al colegio ya los convirtió en los primeros de la clase.


La Línea pide presencia cultural gitana en los libros de texto

     16-31.1.2003 / El Ayuntamiento de La Línea de la Concepción (Cádiz), a propuesta del concejal de Minorías Étnicas, Antonio José Heredia, presentará una moción en el pleno por la que se insta a la consejera de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Cándida Martínez, a que impulse la inclusión de los conocimientos relativos a los gitanos en los libros de texto y materiales curriculares.
   Según el comunicado remitido por el Ayuntamiento, esta iniciativa podría realizarse mediante la introducción de elementos de la historia, lengua, costumbres, expresión artística, economía y demás manifestaciones de su cultura y valores, conforme a lo dispuesto en el Decreto 51/2000, de 7 de febrero, por el que se regulan el registro, la supervisión y la selección de libros de texto para su uso en los centros docentes de la comunidad autónoma de Andalucía.
   Heredia indicó que de llevarse a cabo esta propuesta municipal, será un paso importante en el acercamiento de los centros escolares hacia los niños gitanos, que se sentirán identificados con los mismos y ayudarán en la asistencia regular y normalización escolar de la población gitana. "Con esta moción demostramos una vez más el trabajo que el equipo de gobierno hace con el sector gitano".

 

Volver a índice Nevipens Romaní