1-15 de septiembre de 2002. Número 339

 

Con Camarón en el capote

     1-15.09.2002 / Con una cornada de ocho centímetros que le atravesaba el muslo derecho, Vanesa Montoya, gitana del sevillano barrio de Triana, salió por primera vez el jueves 18 de julio al albero de La Maestranza con ganas de triunfar. Pero ni el novillo ni los tirones de los puntos le dejaron rematar una faena que habría supuesto su pasaporte para debutar con picadores en la misma arena la próxima temporada.
   La voz de Montoya, la primera novillera gitana, suena débil. Está triste por lo ocurrido en la tarde que ella consideraba "toda una oportunidad" y se lamenta de que el novillo que le tocó en el sorteo, de Gabriel Rojas, fuera "malo, malo de verdad".
   "Hay que darlo todo y tengo que tirar para adelante con todas las consecuencias. Esto no ha hecho nada más que empezar y tengo todo el ánimo para seguir", se rebela Montoya, que a sus 18 años lleva el toreo y el arte en la sangre. Le viene de casta. Sobrina-nieta de Gitanillo de Triana y Cagancho, ha vivido el ambiente taurino desde que tiene uso de razón, repasando las vidas y fotografías de tan grandiosos ancestros. "Ya me gustaría a mí ser una alpargata de Gitanillo de Triana". Su penetrante mirada ya muestra una valentía y una madurez que le serán muy valederas a la hora de capotear en este complicado mundo del toro.

Un mozo "sufriente"
  
"Desde chica, en mi casa, siempre se ha hablado de toros, y con 15 años decidí entrar en el Aula Taurina de Sevilla a pesar de que a mi padre no le hacía mucha gracia". En efecto, además de con los novillos, ella tuvo que lidiar durante un tiempo con el inevitable sentimiento de protección de su padre, Joaquín Lérida Vega, quién una vez asumida la firme determinación de la niña, decidió unirse a ella y ahora se ha convertido en su "sufriente" mozo de espadas, como a él mismo le gusta decir.
   Su madre, María Estrella García Montoya, es prima hermana de La Chispa, la viuda de Camarón, aunque dice que ni el cante ni el baile están hechos para ella. "Camarón es único: ¿sabes que hasta los sordos le escuchaban? Una vez iba con un torero que era un poco teniente de oído y, nada más escuchar a Camarón, me dice: "¡Mira, Vanesa! ¡Mira cómo se me ponen los pelos de punta!", cuenta la sobrina.
   Tiene miedo, pero sólo al fracaso, y aunque es consciente de las trabas que puede tener por su condición de mujer -pocas han triunfado en el mundo del toro-, está segura de un acosa: "Sevilla me juzgará por lo que haga y no por lo que soy". El próximo día 25 le espera una nueva faena en la localidad cordobesa de El Viso de los Pedroches. Ella hace borrón y cuenta nueva porque sabe que en un futuro paseará por las plazas de primera con un capote con la cara de Camarón. "Querer es poder", afirma, y lo que quiere Vanesa Montoya es ser torera.

La dinastía de José Monge
Camarón tiene un nieto de nueve meses, que se llama José, tiene los ojos celestes y se le parece. Otro José, el hijo pequeño de José Monge Cruz y Dolores Montoya, "La Chispa", rompió a cantar con cinco o seis años, ahora tiene 11. Dicen que lo hacía muy bien por bulerías. cantaba para todo el que se lo pidiera, hasta que su abuelo Diego le dijo que tuviera cuidado. Nadie le ha vuelto a oír. Ahora estudia música, tercero de guitarra en el conservatorio de La Línea, donde le llevó su hermano Luis, el mayor, que con 23 años es un tocaor "rancio", hondo, especialmente con las seguiriyas, las soleares o las bulerías.
   Luis está convencido de que su hermano acabará cantando y será de los buenos. El primogénito de Camarón ha tocado junto a Raimundo Amador, en un disco de homenaje a su padre ("Por Camarón") que sale estos días a la venta. (....)
   La copla en la que interviene son unos tanguillos de Pata Negra, "¡Ay José!, yo te canto, Camarón", que tiene el embrujo de lo único: la cantan a dúo las hermanas Gema (de 20 años) y Rocío (18 años) Monge Montoya en su primera y última incursión profesional. Ellas empezaron a cantar en la Iglesia Evangélica y no quieren dedicarse a ésto. Tampoco le parece bien a sus parejas, ni a su madre. Gema está feliz como ama de casa con dos hijos que cuidar y Rocío ha hecho esteticista y ahora estudia peluquería. gema está acostumbrada a los dúos. En familia canta por Lole y Manuel con su marido, José Heredia, "Nené", con el que se casó hace dos años. Son los padres de Abigail, que tiene los ojos verdes como su abuelo, y de José, el último -de momento- de la dinastía de Camarón. Rocío se casa en agosto.
   La familia de Camarón vive unida como una piña en La Línea (Cádiz), el pueblo originario de La Chispa, y donde conoció a quien sería su marido -ella se casó con 16 y él con 25-, cuando José Monge venía a esta localidad con su amigo Manuel Molina (el de Lole y Manuel). A la cabeza del clan está Dolores que tiene una mercería, "Bazar Chispa", en la calle Teatro. Este lugar es un punto de encuentro para la familia, los amigos y los admiradores del genio que no paran de entrar con una foto o una grabación.
   Éste es también un lugar de peregrinación: "Un muchacho australiano vendió su moto y con el dinero se vino para conocer a la familia de Camarón", cuenta La Chispa. La leyenda también se conserva en el bajo de la casa, en donde Luis cuida las 60 guitarras que tenía Camarón. "Mi padre me veía tocar, me escuchaba, pero no me decía nada. Él no quería que yo fuera artista, quería que estudiara". Su madre tampoco quiere que sus hijos sean artistas.
   José Monge sigue manteniendo a su familia. La Chispa menciona que, en vida, le daba todos los caprichos a sus hijos. Luis dice que, económicamente, ahora no les falta de nada. Camarón se vende muy bien y los porcentajes suponen ingresos importantes. "Se parecía mucho a mi padre, era igual de raro y callado", afirma Dolores. Recuerda que la enfermedad de José "fue muy rápida, se fue enseguida" y cómo ella estuvo cuatro años llorando, "porque no sabía qué hacer sin él". Su padre y su hermana Curra se ocuparon de los niños hasta que un día sus hijos la sacaron de la depresión: "Me dijeron que si yo no comía, ellos tampoco, incluso el chiquitito, con cinco años..."
   El chiquitito ahora es su nieto José, a quien su tío Luis sienta en sus rodillas y le lleva la mano para que haga compás sobre la mesa. La dinastía continúa.

 

Una delegación romaní europea se reúne con Tony Blair en Londres

     1-15.09.2002/ El pasado 6 de junio, en Londres, se reunieron una delegación gitana integrada por activistas de toda Europa y el primer ministro británico, Tony Blair, con el objetivo dar a conocer al gobierno del Reino Unido la crítica situación que atraviesa el pueblo gitano, tanto en este país como en el resto de Europa. La delegación solicitó la colaboración de Blair para contribuir a dar una solución a los principales problemas gitanos, en el marco de una completa estrategia a largo plazo.
   En lo que respecta a Inglaterra, la comisión se centró en el aplaudido proyecto de reforma legislativa que viene a dar respuesta a la difícil situación de los ‘travellers’ en la actualidad. El proyecto de reforma cuenta con el respaldo de la Campaña por los Derechos de los ‘Travellers’ "del Partido Laborista", y del All-Party Group.
   Uno de los principales objetivos de este proyecto de ley es alentar el establecimiento de campings para caravanas de propiedad privada, además de incrementar el número de los pertenecientes a la administración local (muchos de los cuales fueron clausurados tras la prescripción de la Ley de Campings para Caravanas de 1968). A este respecto, la delegación llamó la atención del primer ministro sobre el caso del camping de caravanas de Woodside, situado en Hatch (Bedfordshire), que está todavía pendiente de decisión judicial. Este caso representa un excelente ejemplo de autoayuda colectiva en el seno de un grupo de familias gitanas.
   Ya en el contexto del clima político europeo, y tal como señaló la delegación, los gitanos se han convertido en cabezas de turco de los extremistas de ultraderecha. En los países candidatos a formar parte de la Unión Europea "especialmente en Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania y Bulgaria, así como en Yugoslavia", son las víctimas diarias de la creciente oleada de ataques de grupos de skinheads neonazis, empeñados en la limpieza étnica de los gitanos. Así, cientos de gitanos han sido asesinados, y decenas de miles han tenido que regresar forzosamente a sus países de origen.
   En la misma sesión, y en representación de TERF, una coalición compuesta por siete organizaciones (Europe-Roma, Roma Support Group, Roma Opre, Gypsy Council, National Travellers Action Group, Irish Travellers Movement y Friends, Families & Travellers), la delegación presentó una doble vía de trabajo para dar respuesta a esta situación:
   -La actual colaboración de la propia coalición con la Unión Romaní Internacional y el Congreso Nacional Gitano, orientada a poner fin a los abusos de los derechos humanos, y a conseguir la adopción de programas de acción positiva en Europa central y del este; se espera que estos programas estabilicen las comunidades gitanas y reduzcan la cantidad de buscadores de asilo forzosos.
   -Una petición al primer ministro para que contemple más ampliamente la situación de los romà, y aligere los innecesarios sufrimientos y penalidades que impone el actual sistema de asilo.
   Asimismo, la comisión exhortó al primer ministro británico, Tony Blair, a tomar en consideración el hecho de que tan infructuoso e inhumano resulta deportar a los romà a sus países de procedencia "estados candidatos a entrar en la Unión Europea" como permitir a las autoridades locales "trasladar" a los ‘travellers’, que carecen de un lugar fijo donde vivir.

 

Cultura gitana en Marbella

     1-15.09.2002 /    Un importante grupo de niños procedentes de los barrios de Las Albarizas, La Patera y la Colonia El Ángel de la ciudad de Marbella se congregó en el Centro Cívico-Social ‘Albarizas’ para participar de las Primeras Jornadas sobre Cultura Gitana que inauguró la Delegación de Servicios Sociales, en colaboración con la Unión Romaní. Partiendo de la premisa de que "si nos conocemos la convivencia será más fácil2, esta iniciativa dio a conocer a lo largo de tres días a toda la sociedad marbellí la cultura, las costumbres y las tradiciones más típicas del pueblo gitano.
   Así lo ratificó Marisa Alcalá, delegada de Servicios Sociales y teniente de alcalde de Las Chapas, destacando que "se trataba de que todos los niños conocieran cuál fue la formación que recibieron sus mayores, que desgraciadamente fue muy poca porque realmente no tuvieron muchas oportunidades. De todas formas, hay que transmitirles que hoy día tienen que tener respeto y valores y pueden cursar unos estudios y llegar a la Universidad, tal y como ya lo han hecho otras personas", afirmó.
   Marisa Alcalá abogó por no equiparar la palabra gitano a un concepto negativo, ya que a su juicio, "son personas como otras cualquiera pero que no han tenido tantas oportunidades. Sin embargo, ahora en Marbella tienen bastantes, sobre todo a través de este centro cívico que se puso en marcha hace ya un año, y donde se les está ayudando a recuperar todos sus valores y a ser conscientes de que pueden integrarse en la sociedad mayoritaria". De igual forma, la delegada de Asuntos Sociales explicó que estas jornadas también estuvieron enfocadas al resto de los ciudadanos para disipar sus dudas y su desconocimiento y "para que sepan que estos gitanos son personas tan normales como todos los demás", manifestó.
   El programa de actividades dio comienzo con un taller informativo acerca de los oficios tradicionales que la población gitana ha venido desempeñando con el paso de los años. José Santiago, Francisco Heredia y José Vargas fueron los protagonistas de una charla cargada de sentimientos y recuerdos, dirigida especialmente a los más pequeños.
José Santiago relató cómo su familia se dedicaba a la venta ambulante en un pueblo muy pequeño que por entonces se dedicaba a la pesca y dónde habitaban muy pocos gitanos. "Los de aquí éramos más caseros, no nómadas, y nos hemos criado de forma muy distinta", señaló Santiago.

Lección de historia
   Por su parte, Francisco Heredia, pescadero de profesión, dio a todos los asistentes una lección de Historia, al referirse al origen incierto del pueblo gitano y a su aparición en la historia. En este sentido, señaló que "no se sabe en concreto de dónde procedemos pero los gitanos entraron en España en el año 1422, aunque no es una fecha exacta. Hay que tener en cuenta también que durante el reinado de los Reyes Católicos prohibían entrar en las ferias a los que ellos denominaban "los nuevos castellanos". Por eso, era en Alemania donde había una mayor comunidad de gitanos, aunque hoy en día es en Rumania", aseveró.
   Después de las conferencias, los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar una merienda típica, de la que gozaron principalmente los más pequeños. No faltó el pan con manteca ‘colorá’, elaborada de forma artesanal y especialmente para esta ocasión. A continuación se procedió a la lectura de un cuentacuentos gitano que fue amenizado con la recreación en vivo de un antiguo poblado, en el que no faltaron los burros, los utensilios de barro, el fuego para cocinar, las lavanderas en el río...
   El primer día de estas jornadas se clausuró con una conferencia a cargo de la licenciada en Filología Hispánica, Lidia Rodríguez Mata, quien quiso ofrecer su punto de vista acerca de la ‘Multiculturalidad: la mirada limpia de José Heredia Maya’. Rodríguez aludió a la escasa presencia de los gitanos en la literatura española de siglos anteriores. "Lo positivo que he encontrado en mis investigaciones ha sido que ya a lo largo del siglo XX muchos escritores sí comenzaron a promover la cultura gitana a través de la literatura y de la poesía flamenca principalmente". De igual forma, la filóloga se centró en la figura de Heredia Maya, sobre quien está trabajando para su tesis hace ya varios años.
   En otro orden de cosas, la filóloga hizo referencia al gran desconocimiento e ignorancia que la mayoría de la sociedad tiene del resto de comunidades y etnias. "El problema es que tenemos miedo de conocer a los otros y esto es algo que debemos de aprender y con urgencia. El fenómeno de la inmigración y la multiculturalidad es algo muy reciente y hay que saber respetar las ideas de los otros y comprender que son tan válidas como las nuestras. Aunque hayamos tenido una educación monocentrista e impuesta, ahora hay que tener en cuenta que lo válido no es lo mío, sino lo del otro. Toda sociedad democrática debe acogerse a esta idea, a pesar de que es muy difícil ponerla en práctica. Sin embargo, no podemos ignorar a una comunidad que hace más de 500 años que convive con nosotros y que se la valora sólo artísticamente".

A favor de la convivencia
   El segundo día contó con la presencia del periodista, presidente de la Unión Romaní y representante del Gobierno Español en el Observatorio Europeo contra el Racismo y la Xenofobia, Juan de Dios Ramírez-Heredia, cuya charla versó sobre ‘El pueblo gitano, un reto de convivencia’. Entre los que no quisieron perderse este evento estuvieron la delegada de Servicios Sociales, Marisa Alcalá, la delegada de la Mujer, Carmen Revilla, la delegada de Cultura y Enseñanza, Mariló Miñones o la coordinadora de Medio Ambiente, Alicia Amate.
   Ramírez-Heredia aseguró que "es una satisfacción enorme estar aquí, sobre todo en mi doble condición de andaluz y gitano y porque ninguna de estas cosas es más importante que la otra". Además de hacer un recorrido por las dificultades que los gitanos han tenido a lo largo de la historia y reivindicar el orgullo de esta etnia, el presidente de la Unión Romaní aludió al trabajo de investigación que esta asociación realiza en torno a la recuperación de la lengua romanò. "No podemos renunciar a nuestra condición de gitanos porque renunciaríamos a aquello que constituye nuestra única y mayor riqueza. No tenemos bienes materiales pero sí nuestras tradiciones y costumbres, que debemos transmitir a nuestros hijos porque es un patrimonio que les pertenece".
   Por otra parte, Ramírez-Heredia abordó el tratamiento que los periodistas hacen de los gitanos en los medios de comunicación. En este sentido, explicó que "periodistas los hay buenos y son aquellos que trasmiten la realidad gitana desde el punto de vista riguroso e incluso cariñoso. Pero también los hay malos y son aquellos que aprovechan las circunstancias para seguir cargando contra la mala imagen que venimos arrastrando".
   Respecto al futuro del pueblo gitano, Ramírez-Heredia abogó por una toma de conciencia de su propia realidad, asegurando que "nosotros mismos somos los que debemos llegar a convencernos de que tenemos que luchar por nuestros propios intereses, ya que nadie va a venir a salvarnos". Marisa Alcalá clausuró la charla con la entrega a Ramírez-Heredia del Arco de Marbella, que éste recibió con gran satisfacción.
   Los niños de la barriada de Las Albarizas quisieron poner la nota decorativa a la magistral conferencia ofrecida por el presidente de la Unión Romaní. Para ello, desde primera hora de la tarde estuvieron trabajando en la elaboración de un mural conmemorativo que todos los asistentes a la charla pudieron admirar y que sirvió como telón de fondo de la misma. Grandes letras de colores, pintadas manualmente por los más pequeños, formaron la frase de "la historia de nuestro pueblo". Maribel Organvides, la responsable del Centro Cívico-Social Albarizas explicó que "se trata de un mural que pretende recordar la historia de este pueblo. Además de contener esta frase, los niños también han dibujado algunas escenas del poblado gitano que se representó el primer día de estas jornadas".
El objetivo de esta actividad, según comentó la responsable del centro, persiguió que los más pequeños también estuvieran presentes de alguna forma en el desarrollo de la conferencia del presidente de la Unión Romaní. En la misma jornada también tuvo cabida la acogida de un videoforum sobre el tema ‘Cuatro culturas y una juventud’. El encargado de dinamizar esta actividad fue el responsable de juventud de la Unión Romaní de Andalucía, Guillermo Carmona Heredia, quien especificó que se trata de un estudio sociológico realizado en diferentes Institutos de Secundaria de toda Andalucía.
   Bajo el lema ‘La cultura gitana es también tu cultura’, tratan de transmitir a todos los andaluces que sus cimientos están basados en las raíces de la cultura cristiana, árabe, judía y gitana. En este sentido, Guillermo Carmona aseguró que los objetivos fundamentales de esta iniciativa se basan "en la difusión del carácter multicultural de toda Europa, además de dar a conocer a los jóvenes cómo es el pueblo gitano sin estereotipos de ningún tipo".
   Según el señor Carmona, "frente al crecimiento imparable de las actitudes racistas y xenófobas y para prevenir el avance de las mismas es necesario mejorar el conocimiento de todo el pueblo andaluz y darles a entender que las diferencias no suponen ningún tipo de peligro".
   Las Primeras Jornadas sobre Cultura Gitana llegaron a su recta final con la celebración de una reunión a modo de balance. La mesa de trabajo contó con la presencia de algunos técnicos de la Unión Romaní, de la Fundación Secretariado General Gitano de Málaga (FSGG) y representantes de la Delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Marbella, así como el Defensor del Ciudadano del Ayuntamiento, Manuel Rodríguez Hernández, que también quiso estar presente en el encuentro.
   El director técnico de este centro cívico, Juan Antonio Guzmán, mostró su satisfacción por el buen desarrollo de esta actividad deseando su continuidad en próximas ediciones. Así, explicó que "la verdad es que estamos muy satisfechos por la participación, tanto de los ponentes como de los vecinos que han estado presentes en todo tipo de actos".
   En cuanto a la reunión mantenida entre distintas instituciones, Juan Antonio Guzmán destacó algunos aspectos que servirán para ponerlos en práctica y concretarlos en una serie de proyectos posteriores. "Hemos tratado las dificultades con las que nos encontramos en la barriada y las cuestiones que están aún pendientes de resolver, como el absentismo escolar. El centro cívico lleva abierto hace tan sólo un año y aunque ha ido muy bien, aún hay que realizar más cosas. Por eso, en este encuentro hemos evaluado las jornadas y sacado conclusiones para comenzar de nuevo a trabajar!, señaló el señor Guzmán.
   Respecto a la mesa de trabajo, numerosas opiniones se vertieron en la misma, como la destacada intervención del coordinador de la FSGG de Málaga, Francisco Pomares, quien destacó importantes aspectos que rodean a la población gitana. En este sentido, y frente a las dificultades de actuación en este barrio, el coordinador resaltó que "son los mismos problemas que se encuentran en otros barrios de cualquier ciudad y no por ser de etnia gitana, sino por cuestiones de marginación. El objetivo de esta reunión ha sido animar a que se haga una fuete apuesta por un cambio en el barrio, que deberá ir acompañado de importantes recursos económicos".
   También hizo hincapié sobre el absentismo escolar (en el que todos coincidieron), aportando una serie de conclusiones extraídas de un congreso de expertos organizado recientemente por la FSGG. A juicio de Pomares, "la conclusión mayoritaria es la necesidad de una intervención socioeducativa desde todos los ámbitos. Mientras no haya una coordinación real para trabajar con la familia y con el barrio a nivel real y comunitario (es decir, una visión global), tan sólo estamos poniendo parches. Pero para eso hay que tener voluntad y aportar todo tipo de recursos y medios económicos y humanos".
   El responsable de juventud de la Unión Romaní Andalucía, Guillermo Carmona, abogó por disminuir las cifras de absentismo escolar a través de la creación de talleres que hagan más atractiva la asistencia escolar.
   Además resaltó que "desde la Unión Romaní creemos que es fundamental que sean los propios gitanos los que tomen conciencia de su situación y que haya un cambio de actitudes. De todas formas, hoy día la situación es diferente, sobre todo entre la gente joven, y se están cambiando muchas realidades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que primero habría que cubrir las necesidades más básicas de los gitanos, y luego atender a las demás".
   Mercedes Organvides quiso apuntar que "los objetivos que en principio habíamos pensado que se podían cumplir, se han cubierto en un porcentaje bastante alto. Y en resumen, yo diría que ha sido un punto de partida muy importante y que valoro como muy positivo que todos los actos hayan podido celebrarse y que todas las personas que han participado se hayan implicado en todas las actividades".

 

La comunidad gitana de Oviedo acusa al alcalde de "intentar enjaularla creando guetos"

     1-15.09.2002 /    Representantes del colectivo Arate han denunciado una política de marginación por parte del equipo de gobierno municipal, liderado por el alcalde Gabino de Lorenzo, "que intenta enjaularnos creando guetos y ofreciendo ayudas y trabajos estériles que no posibilitan una inserción social y laboral que sea real".
   A lo largo de las próximas semanas los representantes de la asociación mantendrán encuentros con los distintos grupos municipales para abordar las necesidades y carencias más apremiantes de su comunidad.
   Enrique Jiménez, miembro de Arate, asegura que las políticas sociales del ayuntamiento referentes a las minorías sociales y étnicas adolecen de "falta de continuidad" por lo que no obtienen los resultados adecuados y deseados para reinsertar laboralmente a sus beneficiarios. En concreto, Jiménez hizo referencia a los programas de IMI y Garantía Social promovidos desde la concejalía de
   El representante de la asociación sociocultural Arate se mostró especialmente crítico con la política de erradicación del chabolismo que en los últimos años ha seguido el consistorio. "No te permiten vivir en poblados, pero te pasan a chabolas verticales que crean guetos dentro de los barrios", aludiendo a la distribución de las viviendas sociales que se adjudican a familias gitanas y citó como ejemplos los núcleos de Anieves, La Carisa o La Corredoria. "De un gueto nunca podrá salir nada fehaciente, sólo puede salir más marginación y en este sentido el ayuntamiento hasta ahora sólo hay hecho labores de cosido", concluyó Jiménez.
   La asociación Arate considera que esta concentración de familias gitanas en puntos tan concretos no contribuye a su adecuada integración "y acaba suponiendo una merma de derechos". Enrique Jiménez criticó la falta de preocupación y de inversiones del equipo de gobierno del municipio en este tipo de problemas "cuando si hay dinero para dar subvenciones de 60.000 pesetas a cada caballo estabulado en el hípico El Asturcón todos los meses".

Ayudas
   Por otro lado, Jiménez denunció la falta de eficacia en la distribución de ayudas concedidas a entidades de la comunidad gitana "de las que realmente sólo acaban por llegarnos las migajas".
   A la espera de que la responsable del área de Bienestar Social, Isabel Pérez Espinosa, confirme la fecha de su entrevista con los representantes de Arate los concejales de la oposición ya han iniciado la ronda de encuentros con el colectivo gitano.
   En estas reuniones Arate pretende transmitir sus aportaciones para mejorar las políticas destinadas a la inserción de la comunidad gitana y valorar todas las deficiencias existentes en las actuales líneas de trabajo del ayuntamiento en este sentido.

 

Seis mujeres gitanas de Ciudad Real se forman en un taller prelaborar

     1-15.09.2002 / Seis mujeres gitanas, que iniciaron su formación en los talleres de iniciación, se han beneficiado a lo largo de los últimos tres años de un taller pre-laboral, impulsado y desarrollado por Cáritas Diocesana de Ciudad Real, en el que han recibido una completa formación como auxiliares del hogar.
   Según informa la organización, el fin último de este taller es conseguir formar a las beneficiarias en las labores propias del hogar, como cocina y limpieza, al objeto de conseguir, posteriormente, su inserción en el mercado laboral.
   La monitora del taller, Justi Lara, destaca que se trata de un reto difícil. Seis de las siete beneficiarias son gitanas, hecho que supone una dificultad añadida a la hora de conseguir un puesto de trabajo, teniendo en cuenta que su nivel formativo es muy bajo (dos de ellas son analfabetas y el resto tienen un nivel equivalente al Graduado).
   En cuanto a la formación que están recibiendo, Justi Lara afirma que se centra sobre todo en la elaboración de menús, dedicando sesiones alternativas a repostería, nutrición, primeros y segundos platos, limpieza y organización del hogar, además de calcular costes de los menús. Asimismo, hay sesiones formativas sobre el mercado de trabajo y orientación laboral.
   El módulo de auxiliar del hogar es también un eficaz instrumento para la adquisición de habilidades básicas donde se trabajan hábitos como la constancia, puntualidad, autoestima, etc. Juani, Carmen, Remedios, Damiana, Luisa, Isabel y Felisa se muestran muy satisfechas de la formación que están recibiendo que les sirve también para ponerla en práctica en sus hogares ya que todas tienen familiares a su cargo.
   Por último, la monitora destacó que todas ellas están capacitadas para desarrollar un trabajo profesional "pero para ello es necesario que se les brinde una oportunidad". Este taller se enmarca dentro del programa de Empleo de Cáritas cuyo objetivo es conseguir la inserción de aquellas personas desempleadas que tienen mayor dificultad para dicha inserción.
   Además de este módulo de formación como auxiliar del hogar, Cáritas de Ciudad Real informa que tiene en marcha otros proyectos en la provincia como el taller de reutilización textil y el de peluquería que se desarrollan en Tomelloso, otro de reciclaje de papel, cartón y plástico en la localidad de Manzanares y los talleres de Avicultura ecológica y de tapicería, restauración y enea en Daimiel.

 

'Alicante Kalí' acomete unplan de integración con mil escolares gitanos para prevenir el absentismo

     1-15.09.2002 / La figura del mediador intercede entre escuela y familia para incentivar el interés del alumno

   La comunidad escolar gitana presenta unas peculiaridades que los educadores o la Administración no saben tratar. ‘Alicante Kalí’ desarrolla un programa de apoyo escolar a estos menores para prevenir el absentismo y normalizar su situación y la de sus familias. La figura del mediador es clave en este proceso.
   Llevan dos cursos con el denominado ‘Programa de apoyo y seguimiento escolar de las niñas y niños gitanos de Alicante’ y atienden a cerca de 1.000 menores de edades comprendidas entre los cuatro y los doce años. Según el presidente de ‘Alicante Kalí’, Asociación para el Desarrollo Gitano, Juan David Santiago, "lo importante del programa no es que los niños gitanos acudan al colegio sino cómo van".
   Juan David Santiago asegura que "los objetivos del programa son que los chavales tengan acceso a la escuela desde pequeños para fomentar la escolarización y evitar el fracaso, apoyar a los alumnos que hacen el trasvase a la Secundaria, implicar a las familias en el funcionamiento de la escuela, formar al profesorado y reducir el nivel de absentismo entre los menores".
   Dos mediadores de la asociación, Sara Sánchez y David Macías, hacen un seguimiento escrupuloso de los estudiantes en los cuatro colegios adscritos al programa: Casalarga, San Roque, Nou Alacant y Juventudes. Ellos se encargan de prevenir "el posible absentismo del chaval, visitando a la familia para hacerles ver que pueden pedir becas de comedor, para libros o les ponemos en contacto con Servicios Sociales para que les ayuden si están en una situación económica precaria", explicó David Macías.

Evitar los guetos
   Una comisión de convivencia, conducta y control de absentismo se encarga de seguir al menor. "El éxito del programa es que cada uno hace su trabajo y nos reunimos todos los viernes para ver los resultados y dar soluciones a cada chico y a sus familias", matizó Macías.
   Los resultados del programa de ‘Alicante Kalí’ son, como poco, alentadores. El problema es que con el volumen de trabajo que tienen no dan abasto y aunque hay otros centros en Alicante con alumnos gitanos, no se les puede ofrecer este tipo de atención a pesar de que Servicios Sociales y la Generalitat tienen también programas de integración y normalización.
   La traba es que la atención ni es la misma ni está personalizada. Sólo hace falta revisar las promesas del Gobierno del Consell para integración de las minorías para hacerse una idea de las medidas y recursos con las que cuentan estos colectivos.
   Según la Conselleria de Educación y el Ayuntamiento de Alicante, se ha de procurar la escolarización de los niños gitanos en centros donde no se supere el 20% del total del alumnado matriculado. En los colegios con los que trabajan activamente los miembros de Alicante Kalí, el 98% de los alumnos son gitanos y "se crean guetos a pesar de que los niños viven en barrios normales que no son chavolas. Pero en el colegio de enfrente sólo un 1% de los alumnos es gitano", denunció Santiago.

 

Vaclav Havel recuerda a las víctimas del holocausto

     1-15.09.2002 / Con motivo de la inauguración de una exposición en homenaje a los judíos y a los gitanos checos y eslovacos masacrados durante el Holocausto, el Presidente de la República Checa, Vaclav Havel, advirtió que los prejuicios raciales aún persisten en Europa, y que han de ser combatidos. En una carta que homenajeaba a los más de 70.000 judíos y gitanos checos y eslovacos que perecieron en el campo de concentración de Auschwitz entre 1942 y 1945, Havel afirmó que "el espíritu de racismo, nacionalismo y hostilidad hacia las personas de culturas diferentes está vivo todavía". "Todo intento de adoptar una perspectiva relativista con respecto a los crímenes nazis, toda declaración antisemítica y todo ataque racista entrañan peligro de genocidio", escribía Havel en el extracto de la carta publicado por la agencia de información polaca PAP. La exposición, instalada en el Bloque 16 del museo, incluye fotografías y documentos de las víctimas, el uniforme a rayas blancas y azules de un prisionero, y un ajedrez hecho con pan por los reclusos de Eslovaquia. Entre 1940 y 1945, los nazis asesinaron a más de un millón de personas, la mayoría judíos, en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.

 

Antonio Salazar, premio Gitano 2002

     1-15.09.2002 / "Sólo soy un hombre de paz, que ha favorecido a los gitanos miles de veces, más de las que he podido". Con esas palabras, el mediador Antonio Salazar Cerreduela, el ‘tío’ Antonio, recogió el galardón que le reconoce como ‘Gitano 2002’ ante cerca de un centenar de personas, que acudieron a la ceremonia en el centro de cultura ‘O Ujaripen’ (La Esperanza). Su hijo, Ramón, calificó a su progenitor "como un hombre adelantado a su tiempo, que arregló los problemas de las diferentes familias e impulsó la libertad de la mujer gitana".
   A la creación del centro ‘O Ujaripen’ contribuyó en 1979 Caja España, uno de cuyos representantes, Miguel Ángel González, recogió en nombre de la entidad el segundo premio ‘Gitano 2002’, que reconoce el apoyo de la caja de ahorros a la defensa de la cultura gitana.

 

Homenaje a Sordera de Jerez

     1-15.09.2002 / La comunidad gitana celebró la distinción de Manuel Soto Monje ‘Sordera de Jerez’ (figura en torno a la cual se celebró el ciclo universitario de arte flamenco) por dos motivos: por la calidad humana de este gran artista -gran profesional, mejor persona-, y porque se trata de la primera vez que se ensalza la labor de un gitano con un acto de esta magnitud en Jerez. Reunir las condiciones de Sordera no es fácil ni frecuente: sus cualidades artísticas sólo estaban al alcance de los cantaores que protagonizaron junto con él una de las etapas más brillantes del flamenco. Tanto arriba como abajo del escenario siempre obtuvo un reconocimiento unánime, algo que se plasmó, en el Cabildo viejo, con la presencia de numerosos familiares, amigos y artistas que subrayaron esta premisa. Sin embargo, ha sido su talante personal el que le ha otorgado un cariño especial por parte de cuantos le conocieron. Fue un hombre con don de gentes que jamás olvidó sus orígenes, y ahí residió su filosofía a la hora de enfrentarse a la vida. Siempre se subió a tarima, nunca a la parra. Su sencillez sólo fue comparable a su bondad, como demostró abriendo su casa, en Madrid, a decenas de artistas jerezanos que comenzaban su andadura en el panorama jondo.

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-30 de septiembre de 2002. Número 340

 

"Nuestro objetivo en Unión Romaní Andalucía es trabajar por y para los gitanos"

     16-30.09.2002 / "El éxito del programa Butipén nos enseñó a saber quiénes éramos y hasta dónde podíamos llegar"

  Antonio Torres Fernández, Presidente de URA

  
Antonio Torres Fernández fue uno de los fundadores de Unión Romaní (UR) cuando estaba despegando la democracia en España. Sabe lo que es trabajar de conductor en una empresa privada, de maestro, y de funcionario en las administraciones locales, autonómicas y nacionales, lo que le confirió gran experiencia a nivel organizativo.
   Dice de él mismo que desde que era muy joven colaboró en asociaciones gitanas pero que hasta que nació Unión Romaní Andalucía (URA) nunca se había ganado la vida con ellas. Antes de embarcarse en la presidencia de URA al frente de la cual lleva desde que se creó la división territorial, era jefe adjunto de la Unidad Operativa de Atención y Promoción Social del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, aunque parte de su tiempo se lo dedicaba a UR. Le gusta enriquecer una buena charla con citas y refranes y es respetado entre sus compañeros por su rigurosidad en el trabajo diario. A punto de cumplir los 60 años, asegura que el programa con el que más ha aprendido URA ha sido Butipén, porque les enseñó a cada miembro de la asociación a saber quiénes eran cada uno y hasta donde podían llegar; y porque implicó una depuración de aquellas personas que solo estaban interesadas en trabajar con URA en épocas de abundancia.

¿Cómo nace Unión Romaní Andalucía (URA)?
   La idea de formar URA nace en 1994, tras la celebración en Sevilla de una asamblea del Comité Nacional de Unión Romaní (UR), donde los compromisarios plantearon la necesidad de crear una división territorial de la Federación, ya que gran parte de las asociaciones adheridas no siempre participaban con UR. Durante un par de años vimos cómo la relación entre algunas asociaciones y la Federación dependía de su colaboración o no en los programas y por tanto de su percepción de las ayudas que la UR conseguía. En una federación hay que estar para lo bueno y para lo malo, y por aquel entonces se palpaba una desunión que demandaba un cambio en su estructura.

¿Qué les hizo pensar que una división territorial funcionaría?

   La estructura que mantienen los partidos políticos en España. Nos fijamos en ellos y quisimos probar esta fórmula. Además este nacimiento fue paralelo a una nueva división sectorial de la Federación, con Unión Romaní Juventud y Unión Romaní Mujer posteriormente. Lo que buscábamos era poder ser dependientes de forma muy directa de UR, pero al mismo tiempo ser independientes, y esto no lo podíamos conseguir siendo una "asociación adherida", o siendo una "asociación miembro" de UR.

¿Porqué en Andalucía?
   Porque es la autonomía con mayor número de gitanos, pero sobre todo porque era donde había un equipo de personas con capacidad y predisposición para llevar adelante este nuevo proyecto.

Hábleme de este grupo fundador.
   Lo formaba una media docena de personas dispuestas a tirar para adelante, comprometidas ya a levantar URA a toda costa. En mi caso concreto, los tres últimos meses de 1993 yo acababa de finalizar mi compromiso con el Congreso Gitano Nacional celebrado en Granada, que es donde tomo contacto con el grupo y posteriormente, finalizado el Congreso Europeo en Sevilla, se piensa como grupo fundador. Otras cuatro personas estaban muy comprometidas con el movimiento asociativo gitano en esta ciudad y además se estaban iniciando en el seno de UR.

¿Cómo pensaban que tenía que ser URA cuando la crearon?
   Teníamos claro que todos los programas nacionales de la Federación que tenían que ver con Andalucía a partir de ahora iban a ser gestionados por URA. Pero había una idea sobre la que insistimos mucho también, que todo lo que el movimiento asociativo gitano andaluz estuviera haciendo antes de la formación de URA, ni siquiera lo solicitáramos, salvo para colaborar con ellos si se nos requería. Así que decidimos ir al campo de acción donde no se estaba trabajando todavía.

¿En qué trabajaban las asociaciones andaluzas antes de que llegara URA?
   Había un programa subvencionado por la Junta de Andalucía que trabajaba ya en el seguimiento escolar gitano en poblaciones de más de 20.000 habitantes, así que no intervinimos para nada en este área. Todo lo demás, eran cursos esporádicos y muy primarios de formación que no tenían solidez.

¿Con qué proyectos empezó URA?
   Diseñamos programas integrales para poblaciones de menos de 20.000 habitantes a través de los ayuntamientos y de las diputaciones, porque eran zonas donde no se estaba haciendo prácticamente nada por la comunidad gitana. Pero desde 1994 hasta 1996 estuvimos realizando peticiones continuas a la Administración Autonómica sin obtener ninguna respuesta.

¿Porqué tardo la Junta de Andalucía dos años y medio en trabajar con URA?
   Nosotros entendíamos que había una organización federativa con la que ya trabajaba la Administración y nosotros, aunque a nivel nacional UR era muy conocido, desde el punto de vista autonómico éramos nuevos. Pero en cuanto pasaron los dos años de sequía empezaron a llovernos peticiones de las diferentes entidades públicas para preguntarnos quiénes éramos y qué pretendíamos hacer en la región.

¿Qué administración apostó por primera vez por URA?
   La Dirección General de Juventud y Voluntariado de la Junta de Andalucía concedió a UR una primera parte de una campaña en la que trabajaba URA y que todavía se sigue haciendo: "Andalucía, cuatro culturas una sola juventud". Posteriormente, la Dirección General de Bienestar Social de la Junta de Andalucía nos concedió un millón de pesetas para el mantenimiento de esta entidad y tres millones para el programa de intervención en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaira con el que llevamos trabajando ya 6 años y que constituye el proyecto "estrella" de URA. A partir de ahí, los contactos que teníamos en la Consejería de Trabajo de la Junta de Andalucía nos ayudaron para emprender otro gran programa de intervención, el de los Cursos de Formación Profesional, un campo que todavía ninguna asociación había tocado y con el que hemos continuado también hasta ahora. Luego se fueron sumando otras administraciones como la Diputación de Sevilla.

Volviendo a los comienzos, ¿Cómo se mantuvo el grupo que trabajaba para URA hasta que llegaron las primeras ayudas?
   La mitad del equipo (de unas 6 personas) trabajaban como voluntarios y la otra mitad con incentivos puntuales. Fueron casi tres años de sequía en los que había que preparar los proyectos que queríamos hacer en Andalucía y esperar a que nos lo aprobaran.

Alguna recomendación para los interesados en trabajar en ONGs gitanas...
   Personalmente creo que no es bueno que, una vez que se sale de la Universidad, inmediatamente entren en una organización gitana por muy gitanos que sean. Debido a mi experiencia, considero que lo correcto es que los gitanos licenciados primero deben experimentarse en la calle en las diferentes empresas u organizaciones gubernamentales y, cuando ya adquieran un bagaje y una cierta experiencia, entonces se pongan a disposición para que se les contrate en las ONGs. O como mínimo que complementen esta experiencia con su colaboración en las ONGs. Porque ir directamente a trabajar a las ONGs conlleva un posible desencanto al no saber lo que es trabajar en el exterior.

¿Cuál es el obstáculo más importante contra el que se ha enfrentado URA en estos 7 años?
   El bache más importante que ha vivido URA fue en el 2001 cuando, paradójicamente, más dinero tuvimos para trabajar con un proyecto: Butipén. Aunque éste no fue el más importante de la asociación, sí fue el que definitivamente consolidó la capacidad de los miembros de URA. Administramos 266 millones de pesetas en un año y medio que, sumado a los demás programas con los que trabajábamos alcanzaban casi medio millón de pesetas diarios en gastos. Una responsabilidad muy fuerte que de cara al exterior se calificó con un notable, pero de cara al interior yo no acabé contento.
   Una empresa de tanta envergadura nos cogió inexpertos, pero aprendimos mucho para bien o para mal de nosotros mismos y de nuestros compañeros.

La causa gitana
   Desde entonces se han tenido que sacrificar unas personas por otras, y gente que tenía un discurso muy rimbombante sobre el movimiento asociativo gitano, en el momento en que acabó Butipén, y por tanto las vacas gordas, desaparecieron del marco de URA.
   Algunos decían entonces que una vez contratados para Butipén, luego estarían en el paro trabajando para generar otros proyectos para URA, pero la inmensa mayoría desaparecieron. Sólo quedaron las personas que realmente tenían un interés especial por URA.

 

De Galera a Virgen de la Cinta

     16-30.09.2002 / "Nuestro proyecto debe seguir funcionando en base a la planificación, en el trabajo día a día, en el reciclaje de todos los que trabajamos en URA, y en nuestra gitaneidad"

Manuel García Rondón, Gerente de la URA

   Quisiera ser capaz de plasmar en estas notas cuál ha sido la trayectoria de Unión Romaní Andalucía (URA) en estos últimos siete años. Pero tengo la seria duda de que así sea, por un lado desde mi responsabilidad como gerente de la organización me conduce a presentar un amplio listado de nuestras intervenciones, crecimiento y logros. Y por otra parte, si la capacidad literaria fuese mi fuerte, podría novelar por la cantidad de escollos, situaciones desagradables y alegrías por las que hemos pasado.
   Como muchas veces ha expresado nuestro presidente Antonio Torres, hemos cruzado un desierto sin agua, pero yo le añadiría que cuando llegábamos al oasis o era un espejismo o el pozo estaba seco.
   Los dos años primeros fueron como para tirar la toalla pero era tanta la fe en la viabilidad del proyecto que ante la fatiga mayor era nuestra ilusión y que duda cabe el apoyo de la Unión Romaní (UR), verdaderos balones de oxígeno, la presencia periódica de nuestro presidente nacional Juan de Dios Ramírez-Heredia nos animaba. Recuerdo con nostalgia, a pesar del poco tiempo transcurrido, los días en que Antonio Torres y yo, como dos auténticos y genuinos vendedores de biblias con nuestras maletillas, íbamos de despacho en despacho de las diferentes administraciones públicas presentando nuestro proyecto. Nuestra carta de presentación era el prestigio de nuestra organización madre. Nuestro proyecto en Andalucía, la ilusión.
   Comenzamos nuestra andadura en un local de no más de 40 metros cuadrados equipado con tres veladores y sillas de bar como mobiliario, un ordenador prehistórico y una máquina de escribir, elementos prestados por dos compañeros de la organización.
   Pero el gran capital de esta iniciativa estaba por descubrirse, sus limitados recursos humanos a la hora de iniciarse el proyecto tanto por su concienciación como por su dedicación hizo que se produjera el efecto multiplicador que los responsables de la organización esperábamos alcanzar en un espacio de tiempo algo superior. Se produjo con tal inmediatez, que nos revistió de una gran fuerza que se convirtió en un flujo constante de elaboración de proyectos, actividades y presencia en un número notable de eventos dirigidos a la comunidad gitana y, sobre todo, una brizna de aire fresco en el sector de intervención en Andalucía, considerado por mi parte, a mediados y finales de los noventa, un tanto obsoleto, donde creo que ese aire fresco se convirtió en presencia, creatividad y rigor técnico.
   Después de algo más de dos años suena la flauta, desde la Dirección General de Acción e Inserción Social de la Consejería de Asuntos Sociales nos aprueban un programa. Y considero que nos pusieron el listón bien alto: Programa Reclusas. Un sector hasta ese momento no tocado por ninguna organización gitana, como decía, prueba difícil, la cual se aprobó con nota alta en su primer año de ejecución, a pesar de la limitación de sus recursos económicos.
   Los años posteriores fuimos teniendo un crecimiento notable a la vez que sostenido, no quisiera restarle importancia a ningún área o programa pero si he de resaltar nuestra gran apuesta: la inserción por lo económico.
   En 1997 se inicia un nuevo campo de intervención en nuestra organización, la Formación Profesional Ocupacional, lo cual nos da la posibilidad de ofertar instrumentos y mecanismos para la inserción laboral de nuestro pueblo.
   Además de una importante presencia en diferentes localidades del territorio andaluz, que nos permite transmitir la filosofía y objetivos de nuestra organización. Las gestiones de los mencionados vendedores de biblias, después de un ardúo trabajo, conseguimos conveniar con el Ayuntamiento de Puebla de Cazalla, lo que dio pie para establecer un convenio con la Diputación de Sevilla y para intervenir, como experiencia piloto, en cinco municipios de la Vega del Guadalquivir. En la actualidad la intervención llega a 16 poblaciones de la provincia de Sevilla.
   En 1998 establecemos una estrecha colaboración con la Delegación Provincial de Asuntos Sociales de Sevilla concurriendo a la convocatoria del Plan de Barriadas de Actuación Preferente subvencionando nuestro proyecto Escuela de Arte Gitano-Andaluz, ubicado en el Colegio Público Andalucía en la zona de Las Vegas de las "3000 viviendas" programa que en la actualidad se ha implantado en otras zonas de Sevilla con necesidad de transformación social.
   Seguimos avanzando y aumentando nuestras actividades. La Dirección General de Acción e Inserción Social nos aprueba diferentes programas, los cuales a la fecha pueden ser considerados de continuidad. Además de los Programas de I.R.P.F. subvencionado a UR por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y ejecutados por URA.
   En diciembre de 1998 se produce un hecho que puede ser considerado un hito en la corta historia de nuestra organización, se nos aprueba una Iniciativa Integra (Fondo Social Europeo), Proyecto Butipen, cofinanciado por la Consejería de Trabajo, actualmente de Empleo y Desarrollo Tecnológico, lo que nos dio la oportunidad de atender a un número de usuarios cercano a los mil, a los que les diseñamos Planes Personales de Inserción Laboral (orientación, asesoramiento, formación y empleo), cuyos resultados podemos considerar óptimos dado el número de contratos de trabajo conseguidos: 210; así como de las cooperativas creadas: 8.

Proyecto Butipen
   Quisiera resaltar que de esta Iniciativa se beneficiaron principalmente usuarios procedentes de los diferentes programas de nuestra organización, usuarios que de entrada su perfil no se adecuaba a los requisitos exigidos. En esto fue de gran utilidad las acciones de los programas tanto del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales como los de la Consejería de Asuntos Sociales, que les iban preparando para acceder a un tipo de formación más cualificada y , por ende, se daba lugar a ese Plan Personal o Itinerario de Inserción que finalizaba con una Inserción Laboral.
   Una de las acciones de nuestro Proyecto Butipén fue la transnacionalidad, que nos propició la posibilidad de tener varios socios de la Comunidad Europea, lo que se tradujo en un nuevos proyectos europeos: Iniciativa Comenius, Proyecto Sócrates ( Espatos), Escuela para todos.
   A principios de 2002 firmamos convenio con la Fundación Esplai, instalándose en nuestro local de Virgen de la Cinta 20 el dispositivo Red Conecta, uno de los 16 existentes en todo el territorio nacional.
   Es obvio que este crecimiento no es fruto de la suerte, nuestro avance ha estado cimentado en un equipo de personas solidarias y concienciadas con los perfiles adecuados, además de una gran profesionalidad y esto culmina en algo imprescindible para cualquier organización, "EQUIPO", donde la conducta organizativa y la dirección de los Recursos Humanos ha primado sobre todas las cosas.
   Partiendo de una descripción, explicación y predicción de las conductas de los individuos en la organización con el propósito de mejorar la efectividad de estos y la satisfacción de los individuos en el trabajo, así como del conjunto de procesos y técnicas que hemos utilizado para dirigir y administrar el personal de la organización de una forma efectiva.
   Estas conductas organizativas han tenido un carácter multidisciplinar: en Sociología, los sistemas sociales y las interacciones de los individuos dentro de estos sistemas; en Antropología, la principal influencia sobre la conducta organizativa se ha realizado fundamentalmente en el estudio de la cultura de la organización, que cuenta con su propia cultura y que influye en el comportamiento de sus miembros; en Economía, fundamentalmente por medio de la Teoría de la Decisión y la comprensión de cómo los individuos desarrollan los procesos de decisión; y en Historia, la descripción de lo pasado, tanto los éxitos como los fracasos de la organización. Todo ello encuadrables dentro de la disciplina de los Recurso Humanos.

Crecimiento notable
   Como fácilmente se deduce ha habido un crecimiento notable, no solo a nivel de personal contratado, colaboradores y voluntarios, sino de un importante aumento de los recursos económicos, equipamientos e instalaciones. Desde los 40 metros cuadrados de la calle Galera a los locales de calle Virgen de la Cinta en los números 1, 6 y 20; de nuestra Casa de Oficio Averroes de Córdoba; de los diferentes dispositivos de la provincia de Sevilla; de nuestra implantación en la provincia de Granada, Huelva capital y provincia, Cádiz, y la zona del campo de Gilbraltar.
   Es evidente que hemos alcanzado unas cotas de actividad, presencia y reconocimiento aceptables, que pienso se verá aumentada por las exigencias del Proyecto Equal (Junta de Andalucía) en el que intervenimos como miembros de la Agrupación de Desarrollo que nos permite una implantación y trabajo en todo el territorio andaluz.
   Se podría decir que nos hemos consolidado como organización, pero que duda cabe que lo difícil es mantenerse. La única formula para que este mantenimiento se traduzca en crecimiento es el no creernos nada y no morir de éxito.
   Nuestro proyecto debe seguir funcionando en base a la planificación, en el trabajo día a día, en la actualización y constante reciclaje de todos, responsables y trabajadores de URA, y en nuestra gitaneidad. Nuestros hermanos gitanos que viven en situación de exclusión es lo que esperan de nosotros.
Gracias a todos los compañeros, a los que en su momento estuvieron y a los que están. Entre todos lo hemos hecho posible. Y SEGUIMOS AVANZANDO.

 

Equal: ¿La respuesta solidaria?

     16-30.09.2002 / Cuando Unión Romaní se sumó en 1998 al largo listado de entidades y ONGs que gestionaban proyectos financiados por el Fondo Social Europeo éramos conscientes de que una nueva puerta se abría en materia de intervención sociolaboral con la población gitana. Ahora, con la nueva iniciativa Equal en marcha y apoyándonos en el bagaje experiencial que supuso el proyecto Butipén, afrontamos los compromisos teóricos y prácticos que supondrá trabajar en equipo con el resto de socios de las Agrupaciones de Desarrollo donde participa nuestra asociación.
   Sin embargo, corremos el peligro de que tamaña empresa, tan compleja como un engranaje de relojería, resulte incomprensible para muchos de nuestros usuarios, y lo que es peor aún, se desdibuje en el marco de una intervención tan globalizadora como va a ser ésta.

Igualdad de oportunidades
   Desde Unión Romaní pondremos todo nuestro esfuerzo en hacer comprensible y útil este nuevo modo de encauzar las acciones, y a pesar de las normales reticencias, coherentes con un trabajo responsable, estamos en disposición de admitir, que al menos desde nuestro punto de vista Equal va ser una de las últimas oportunidades de conseguir resultados amplios, en las intervenciones, y sobre todo en el planteamiento futuro sobre el que se va a construir las políticas generales de inclusión laboral, políticas que, hoy por hoy, tienen por clientes a un importante número de gitanos y gitanas, situados en los límites de la exclusión social y laboral.
   Equal indica con su nombre la igualdad de oportunidades ante el empleo, objetivo éste marcado por Europa como prioritario, habida cuenta de los índices de desempleo, y de la distancia cada vez mayor entre determinados sectores de la población y lo que se ha venido en llamar el Estado del Bienestar; a través de esta iniciativa, se recogen las buenas prácticas de Íntegra (la iniciativa anterior) y el espíritu de trabajo en equipo presente en otra de las iniciativas europeas de mayor éxito, concretamente Leader.
   Los equipos, denominados Agrupaciones de Desarrollo, están compuestos por una variada representación de los segmentos sociales (empresas, ONGs, sindicatos, entidades públicas, etc.), bajo la tutela de un organismo público y en régimen de responsabilidad solidaria. UNIÓN ROMANI ANDALUCÍA participa en dos de estos proyectos, abanderados uno por la Dirección General de Bienestar Social de la Consejería de Asuntos Sociales (Junta de Andalucía), y otro por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla.
   Las intervenciones propuestas en ambos entran de lleno en la promoción del empleo y se diferencian en el marco territorial donde se desarrollarán. Pasada la primera fase de preparación del proyecto nacional y transnacional, y la consolidación de la Agrupación de Desarrollo, nos encontramos a la espera del comienzo de la segunda fase que, si todo marcha como está previsto, comenzará alrededor del mes de septiembre; las acciones se han articulado en torno a itinerarios integrales de inserción y se prevé que la participación de población gitana, como gerentes y como beneficiarios, se aumente en comparación con iniciativas anteriores.
   La duración de los proyectos enmarcados en Equal será de veinticuatro meses, en principio, con lo que llegaremos hasta el 2004. Tras esta iniciativa, parece que España habrá superado, al menos sobre el papel, la fase de país receptor y pasará a convertirse en uno más del grupo de los que aportan capital para atender a otros países recién llegados, o apunto de entrar, en la Comunidad Europea, como es el caso de Hungría, Polonia o Rumania que están esperando a las puertas y que se convertirán en demandantes de todas estas ayudas; en estos países viven muchos hermanos nuestros, que padecen, como norma general, situaciones vitales extremas presentes de manera minoritaria en nuestra sociedad española.

Trabajo responsable
   Por eso es tan importante asentar de manera clara y constructiva las políticas generales de las que se podrá beneficiar la población gitana española, porque pronto las ayudas dejarán de ser extraordinarias y habremos tenido que ser lo suficientes hábiles para perfilar los cauces por los que circulen políticas de inclusión social reales y eficaces que permitan la participación de la población gitana en todo los ámbitos sociales y colaboren en la consecución de ese Estado de Bienestar al que todos tenemos derecho. Desde nuestra asociación animamos a las entidades a desarrollar un trabajo, serio, eficaz y responsable, y nos reafirmamos en nuestro compromiso social con la población gitana, pues no en vano trabajamos con los excluidos de los excluidos sociales.

 

Cursos de Formación Ocupacional

     16-30.09.2002 / Desde el año 1996, Unión Romaní Andalucía (URA) ha tenido entre otros ámbitos de actuación la Formación e Inserción Laboral.
  El objetivo general de estos cursos es la formación en una determinada especialidad para hombres y mujeres jóvenes parados, pertenecientes a la etnia gitana y no gitana, que constituyen grupos en riesgo de exclusión social.
  Dentro del ámbito de la Formación destacan los cursos de Formación Profesional Ocupacional (FPO), cursos subvencionados por la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta de Andalucía, que se desarrollan en las diferentes provincias que conforman la comunidad andaluza.
  Durante estos seis años, URA ha realizado un estudio previo de las especialidades más demandadas en el sector de población donde posteriormente se va a intervenir.
   Entre las especialidades mas demandadas destacaron algunas como camarera de pisos, ayudante de restaurante y bar, criador de caballos, auxiliar de ayuda a domicilio, etc; y algunas en particular como floricultura, tapizado de muebles, aplicaciones informáticas de gestión y auxiliar de enfermería en geriatría.
  Estos cursos son sumamente prácticos aunque también se componen de una parte meramente teórica, y otra de orientación profesional y prevención de riesgos laborales, ambas obligatorias en la FPO.
  A lo largo del curso, los alumnos tienen la oportunidad de realizar su parte práctica en empresas que se dedican a la especialidad a impartir, facilitándoles de este modo una posterior inserción laboral. Al termino del mismo, el monitor que imparte la especialidad determina qué alumno es apto y ha asimilado la materia impartida y como consecuencia de ello se expide el correspondiente diploma a la Delegación Provincial de Empleo y Desarrollo Tecnológico, que es la que acredita la formación recibida.
  URA sigue en contacto directo con sus alumnos, incluyéndolos en una base de datos con el fin de seguir insertándolos en el mercado laboral una vez finalizados los cursos.

Volver a índice Nevipens Romaní