1-15 de abril de 2002. Número 331

 

Andalucía y la identidad gitana

     1-15.04.2002 / Una encuesta realizada por la Unión Romaní mestra la visión que la juventud andaluza tiene de los gitanos.

   La campaña de sensibilización ‘Andalucía: Cuatro Culturas, Una Sola Juventud’ ha presentado la memoria de resultados de la encuesta realizada por la Unión Romaní. Se trata de una campaña en la que se intenta concienciar a los jóvenes andaluces de que su cultura no está compuesta por la tríada judaísmo, cristianismo e islamismo, si no que hace falta añadir el sustrato cultural de los gitanos, que residen en Andalucía desde poco antes de la toma de Granada por los Reyes Católicos. En la rueda de prensa convocada para hacer públicos los resultados asistieron representantes de la Unión Romaní y del Instituto Andaluz de la Juventud. Durante el acto, el presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez-Heredia, manifestó el avance que se está percibiendo en la aceptación de los gitanos por parte de los jóvenes andaluces ya que aunque casi el 50% rechaza aún a las personas pertenecientes a este grupo étnico, el otro 50% no muestra ningún tipo de problema en la convivencia.
   Por su parte, el responsable de juventud de la Unión Romaní, Juan Silva, destacó "la seriedad metolodógica" de la encuesta realizada, aunque puntualizando que ésta es sólo "parte de una campaña de sensibilización más ambiciosa que pretende mostrar a los jóvenes la parte de la cultura gitana que está en la identidad de la cultura andaluza".
   Representando al Instituto Andaluz de la Juventud, asistió a la presentación su director, Joaquín Dobladez, que destacó la importancia que tiene el pueblo gitano en Andalucía y la necesidad de seguir trabajando para mejorar las relaciones y la convivencia entre gitanos y no gitanos.
   No obstante, la memoria de resultados del trabajo de investigación-acción no hace sólo hincapié en los resultados obtenidos si no que también explica la planificación y el desarrollo de la campaña ‘Andalucía: Cuatro Culturas, Una Sola Juventud’ poniendo de relieve la metodología, que incluye apartados como el perfil de los encuestados, el enfoque pedagógico aplicado a la campaña y la temporalización en fases de ésta, debido a la amplitud de ejecución tanto personal como geográficamente.
   Además, presenta el conjunto de acciones previas llevadas a cabo, divididas en tres bloques temáticos, como los contactos institucionales, la constitución del equipo para el trabajo de campo y el soporte gráfico a la campaña. Seguidamente, se detallan todas las acciones complementarias, agrupadas según el destinatario. El primer punto detalla las ruedas de prensa; el segundo, las conferencias realizadas; en tercer lugar, la relación de reuniones mantenidas entre Unión Romaní y los responsables locales de las instituciones, centros docentes y organizaciones juveniles; y, en último lugar se da cuenta de la participación en fiestas de difusión cultural y convivencia.

Perfiles psicológicos
   De acuerdo con las respuestas dadas en las encuestas, se han elaborado tres perfiles psicológicos de jóvenes con relación a su visión sobre el racismo, la xenofobia y la aceptación de grupos étnicos minoritarios como los gitanos.
   El primer grupo consiste en aquellos jóvenes que opinan que el racismo no tiene justificación alguna y que el problema tiene solución si la sociedad se lo propone. Además, concluyen que las reivindicaciones del pueblo gitano están justificadas, que los programas de ayuda de las administraciones son necesarios y que ellos mismos contratarían a gitanos si fuesen empresarios, y que tendrían gusto en tener vecinos gitanos ya que son personas con virtudes y defectos igual que los no gitanos. En general, este perfil es el que se da cuenta que los estereotipos son un tópico.
   Corresponden a este primer perfil un 54,25% del total de las respuestas, pero se observa que la población juvenil con un nivel de aceptación más elevado es la de Osuna, con casi el 68% de índice, a la que siguen las poblaciones de Gibraleón, Rociana, Córdoba, Cádiz, La Línea, Antequera, Marchena, Almería y Ronda, todas ellas con índices de aceptación superiores al 60%.

Los jóvenes
   Los jóvenes pertenecientes al segundo grupo, o perfil, dicen que el racismo puede justificarse, que es un problema sin solución y no tan grave. Consideran que las reivindicaciones de los gitanos son exageradas y que las administraciones dedican esfuerzos innecesarios para con esta comunidad a cuyos miembros no contratarían para un puesto de trabajo en caso de tener esta responsabilidad, a menos que fueran conocidos o con unas capacidades extremadamente elevadas.    Además, no los querrían como vecinos y sólo detectan en ellos cualidades negativas. Dicen que los estereotipos que se aplican a los gitanos son ciertos y que la fama viene por alguna razón. La correspondencia entre perfil y porcentaje medio de respuestas es del 34,06%. Este perfil está liderado por los jóvenes de Mancha Real, con un 50,7% de rechazo, seguido de Andújar, con el 49,89%.
   Y, como tercer perfil, aparecido en la encuesta del programa ‘Andalucía: Cuatro Culturas, Una Sola Juventud’, se define al joven que no toma partido, que evita responder. Éste se cobija en las evasivas contestando que el racismo no existe, que las situaciones no se dan en su ciudad o que le da igual tener vecinos gitanos. La media de jóvenes con perfiles psicológicos evasivos es de un 11,69% llegando en la población de Lebrija al 20,24%.

Las encuestas
   Las encuestas fueron realizadas a un total de 4.378 jóvenes estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.), Formación Profesional (F.P.) y Bachillerato de entre 14 y 20 años de edad, residentes en las ocho capitales de provincia, más 26 municipios de la geografía regional andaluza. Estaban formadas por 25 preguntas de respuesta cerrada más una, la pregunta 26, de respuesta abierta en relación directa con la respuesta dada a la pregunta 25 del cuestionario. Los jóvenes fueron encuestados sin previo aviso y sin información al respecto del tema tratado y, posteriormente, se les dio una charla que acababa con ruegos y preguntas de los jóvenes y un debate.
   La encuesta pretendía mostrar la visión que la juventud andaluza tiene de los gitanos, como vecinos de sus ciudades y poblaciones. La mayoría de los jóvenes, un 41,04%, tiene sólo contactos esporádicos con gitanos y casi siempre por motivos de amistad (49,31%) o por relación de vecindad (28,52%).

Otros resultados
   Más del 61% de los encuestados cree que el racismo es discriminación, e incluso, un 32,35% considera racista cualquier tipo de consideración negativa. Y casi un 58% opina que no hay justificación para ningún tipo de racismo aunque alrededor de un tercio de la población juvenil andaluza opina que a veces sí la hay. De todos modos, más del 65% de los jóvenes encuestados cree que el problema del racismo, aunque siempre ha existido, se puede solucionar si cada uno pone voluntad y una actitud amistosa.
   En el acto de presentación, Juan de Dios Ramírez-Heredia, presidente de Unión Romaní, recalcó que las opiniones "dependen de muchos factores, sobre todo, del desconocimiento". Así, el cliché de que "lo que más valoran los gitanos es la libertad" por delante de la salud o el amor se perpetúan aunque se vislumbra la esperanza de la mayoría en que el problema de la intolerancia étnica y cultural hacia los gitanos "con la ayuda de todos, se pueda aliviar".

La justificación

   Los motivos que impulsaron a la Unión Romaní y al Instituto Andaluz de la Juventud a realizar esta campaña de sensibilización dirigida a los jóvenes andaluces, tanto gitanos como no gitanos, quedan perfectamente claros en la presentación de la memoria que a continuación reproducimos:
   El racismo crece y lo hace de forma imparable en toda Europa. Sucesos tan lamentables como los vividos en El Ejido (Almería) o el hecho de que un partido de ultra derecha alcance el gobierno en Austria, son hechos sobradamente significativos.
   De forma paralela a la construcción de una Europa unida solidariamente hay que señalar el avance, en unas ocasiones larvado y en otras manifiesto, de grupos sociales que intentan difundir entre la ciudadanía la idea de que todos los conflictos sociales que viven los europeos están originados por la presencia de individuos pertenecientes a grupos étnicos diferentes al mayoritario. Así, fenómenos como el desempleo, la delincuencia o la marginación son achacados a minorías como la gitana, la magrebí, la turca o la paquistaní, a las que se concibe como extrañas aunque lleven varios siglos conviviendo en el continente.
Un 5% de la población andaluza es de etnia gitana, lo que significa un total de 300.000 personas
   Estas actitudes racistas y xenófobas son mantenidas por ciudadanos procedentes de todos los ámbitos sociales y encuentran una forma de difusión a través de los medios de comunicación y de los agentes sociales como los partidos políticos, tanto de extrema derecha como de la llamada izquierda nacionalista radical. En ese amplio proceso de rechazo, el pueblo gitano, una de las minorías más antiguas y numerosas del continente, lleva la peor parte. Hace casi 600 años que los gitanos viven en Europa y hoy se calculan en más de doce millones los gitanos europeos de los que más de dos millones viven en los países miembros de la Unión Europea.
   España no es ajena a esta tendencia. Aunque no se registren masivamente agresiones violentas contra los gitanos (como sucede, por ejemplo, en Rumania o en la República Checa), sí que existen todavía actitudes de rechazo contra esta comunidad. Actitudes casi siempre ocultas que consisten en la prohibición de acceder a los estándares de vida de la comunidad mayoritaria en terrenos como la vivienda, el trabajo o la educación alegando que los gitanos constituyen un foco de conflicto social. En esta tendencia, la comunidad autónoma de Andalucía es la que más destaca. Más de la mitad de los gitanos españoles, es decir unos 300.000, viven en sus ocho provincias, lo que supone un porcentaje del 5% del total de la comunidad andaluza. Desde su llegada a Jaén en 1462, los gitanos se han esparcido a lo largo de la geografía andaluza, impregnando con su forma de ser la idiosincrasia de toda Andalucía.
   Andalucía es una de las regiones con mayor grado de convivencia entre gitanos y no gitanos
Pocas tierras del mundo pueden presumir de poseer un grado tan alto de romipen (gitaneidad) en su cultura. Efectivamente, la aportación gitana al léxico, a la gastronomía, al modo de vestir, a la música o a las costumbres andaluzas es tan importante que es frecuente escuchar que en Andalucía "no se sabe dónde acaba lo andaluz y comienza lo gitano". De la misma forma existen referencias al mundo gitano en la literatura de autores andaluces, como Gustavo Adolfo Bécquer, Antonio Machado o Federico García Lorca, así como en los lienzos de los grandes pintores que ha dado esa tierra.
No es de extrañar, por tanto, que Andalucía sea una de las comunidades españolas donde existe mayor grado de convivencia entre gitanos y no gitanos. Los problemas de rechazo, de discriminación, o los ataques racistas tienen escaso eco entre los andaluces. Los pocos hechos de esta índole que se han registrado, como los acontecidos en Martos y en Mancha Real (ambos en Jaén), han sido condenados por toda la comunidad andaluza. En esta misma tendencia, por ejemplo, cabe recordar que la prensa andaluza es una de las que trata más positivamente a los gitanos en sus páginas, según los estudios realizados por la Unión Romaní (‘¿Periodistas contra el racismo? La prensa española ante el pueblo gitano’, estudios de 1995 a 1997). El número de textos publicados, el rigor con que se abordan, la pluralidad con que se representa la realidad gitana y la imagen social que se difunde mayoritariamente en los medios andaluces constituyen un ejemplo para toda la prensa europea.

Enriquecimiento mutuo

   La cultura andaluza tal como la conocemos hoy en día es el resultado del enriquecimiento mutuo de cuatro grandes culturas: la cristiana, la árabe, la judía y, por supuesto, la gitana. La convivencia entre diferentes substratos culturales, donde se mezclan el fatalismo árabe, el providencialismo cristiano o judío y la espiritualidad oriental gitana, han dado como resultado a la Andalucía que hoy conocemos. Frente al aumento del racismo en Europa, hay que adoptar medidas que posibiliten su desaparición o eviten su aparición. Las actitudes de discriminación son una forma de comportamiento fácilmente extensible socialmente y sólo mejorando el conocimiento que los ciudadanos no gitanos tienen del pueblo gitano se pueden sentar las bases para prevenir la aparición de brotes racistas en Andalucía.

TIERRA DE MESTIZAJE por Joaquín Dobladez

   Desde el conjunto de la Junta de Andalucía, en general, desde el Instituto Andaluz de la Juventud, en concreto, mantenemos la creencia de que Andalucía es una tierra de confluencias y de mestizaje. Andalucía se ha nutrido de todas las culturas y etnias que han convivido en nuestra tierra, a través de su paso a lo largo de la historia, hasta definir el andaluz de hoy.
   Si un pueblo, una cultura, se ha integrado en nuestra comunidad, esa es la gitana. Y lo ha hecho de tal forma, que tal y como se cita en esta memoria, no se sabe cuando comienza el concepto de gitano o de andaluz, y viceversa. No olvidemos, que son ya casi seiscientos años de convivencia desde que el pueblo gitano llegó a Andalucía. Y tampoco olvidemos que el 50%, aproximadamente, de los gitanos españoles residen en Andalucía. Para definir Andalucía hay que contar con el pueblo gitano.
   El pueblo gitano es una parte más, cotidiana, natural, casi innata, del paisaje que retrata la Andalucía de hoy. Sus costumbres, su lengua o su gastronomía nos son propias, y, en algunos aspectos, con mayor implantación de la que podríamos imaginar. Sus grandes nombres forman parte de la historia de Andalucía como nombres propios.
   Aunque bien es cierto que, por desgracia, todavía existen en nuestra sociedad comportamientos, o sujetos, xenófobos. Por lo que es necesario seguir impulsando todas aquellas iniciativas que nos inviten e inciten a la tolerancia, la convivencia y el diálogo entre las diferentes etnias y culturas.
   Este estudio que hoy presentamos forma parte de una ambiciosa campaña realizada por la Unión Romaní, en colaboración con el Instituto Andaluz de la Juventud, que cuenta con un título muy certero y apropiado, ‘Andalucía: Cuatro Culturas, Una Sola Juventud’, ya que refleja la convivencia que se ha producido en nuestra Comunidad en los últimos siglos. Es un acierto, igualmente, incidir en los jóvenes, como garantía para la construcción de una Andalucía más plural y tolerante.
   La multiculturalidad es cultura, es enriquecimiento, es tolerancia, es convivencia, es, en definitiva, respeto por todas las culturas y sus expresiones. Por tanto, esta campaña, dirigida a jóvenes entre 14 y 25 años, trata de fomentar la multiculturalidad y rechazar la xenofobia entre los jóvenes, encargados de construir la sociedad del mañana.

Datos reveladores
   Este estudio nos depara datos de especial importancia, que me gustaría recalcar. Para casi el 81% sí tienen cualidades positivas los gitanos; el 68% no tendrían ningún problema a la hora de tener relaciones con el pueblo gitano; más del 82% no tendría problemas a la hora de convivir con ellos; más del 60% considera que nunca está justificado el racismo. El casi 82% de los encuestados considera que lo que más diferencia a gitanos del resto es sólo su forma de vida, y más del 87% considera que son buenos todos aquellos problemas que inciden en la comunidad gitana.

 

Los gitanos de Mérida piden recursos para luchar contra el absentismo escolar

     1-15.04.2002/ Los gitanos emeritenses, una comunidad que puede englobar a más de 800 personas y que cada año crece más por el flujo constante de familias que se trasladan a Mérida procedentes de pueblos de la comarca, se sienten "abandonados", faltos de proyectos concretos para ellos, según denunció el representante de la Federación de Asociaciones Gitanas de Extremadura, Emilio Santos.
   Él y otro representante de la Federación en Mérida, Natalio Vázquez, se entrevistaron con el alcalde de la ciudad, Pedro Acedo, y con la concejala de Servicios Sociales, Mariluz Calvo, a los que expusieron los principales problemas y necesidades de la población gitana en la capital autonómica.
   Emilio Santos destacó que siendo Mérida una población importante, a la que acuden a vivir cada vez más gitanos, existen multitud de áreas en las que éstos se encuentran "un poco dejados", como el empleo, la falta de vivienda que notan sobretodo los jóvenes, no poder acceder a recursos sociales como la ayuda a domicilio, y el absentismo escolar, que afecta a casi la mitad de los niños gitanos, según datos de la Administración.
   Santos planteó el absentismo escolar como uno de los grandes problemas que aqueja a esta comunidad, "porque un pueblo no se puede desarrollar sin educación", por lo que exigió la puesta en marcha de un proyecto específico para paliar los grandes índices de abandono temprano del colegio en niños gitanos.
   Aunque pidió al Ayuntamiento que ayudara con sus recursos, Santos opina que quien debe implicarse en esta tarea "es la Consejería de Educación, que es la que tiene todos los medios para que se pueda reforzar el sistema educativo de la población gitana". El representante de la Federación también cree necesaria la creación de una mesa de trabajo en la que se sienten todas las asociaciones gitanas y las administraciones.

Escasos frutos
   Como reconoció la concejala de Servicios, Mariluz Calvo, todo lo que se ha hecho hasta ahora contra el absentismo escolar en Mérida ha dado muy pocos resultados. El tema causó gran preocupación hace unos años y se consiguió que varias instituciones, organismos y asociaciones crearan lo que se denominó Plataforma contra el Absentismo Escolar, que empezó con mucha ilusión, pero que al poco se disolvió sin obtener los frutos deseados. También desde hace años el Programa de Desarrollo Gitano incluye medidas para paliar este problema, que acarrea muchos más al estar los chavales todo el día en la calle. Pero con los recursos del Programa de Desarrollo Gitano poco se puede hacer, comentó Mariluz Calvo, ya que su presupuesto apenas supera los tres millones de pesetas, y su plazo de aplicación es de nueve meses.
   Hasta el momento, se ha conseguido paliar el absentismo escolar en casos muy concretos y con niños que cursan Primaria, intentando concienciar a sus familias y apoyándolas con ayudas económicas.
   Sin embargo, cuando los escolares acceden a la Secundaria, el problema se agrava y resulta casi imposible obligar a los chavales a acudir a clase.

 

La Comisión del Holocusto sigue luchando por las indemnizaciones de las víctimas gitanas

     1-15.04.2002 /    La Unión Romaní Internacional (IRU) sigue trabajando para lograr las indemnizaciones que les corresponden a los descendientes de todos los gitanos que fueron víctimas del holocausto nazi. Para ello, estableció una Comisión del Holocausto, dirigida por el sueco Stefan Koci Palison. Durante los últimos meses, y mediante una serie de circulares, esta comisión ha hecho públicas algunos condicionantes y procesos que las personas interesadas deben seguir para lograr la indemnización que les corresponde. A continuación, reproducimos los párrafos más significativos de estas circulares:
   "Cada organización o asociación gitana de alcance nacional debe asegurarse de que las organizaciones regionales o provinciales reciban esta declaración de la Comisión del Holocausto de la IRU, al igual que las venideras.
Ha de hacerse llegar esta información a todos los gitanos que tengan derecho a presentar cualquier tipo de demanda por las pérdidas que sufrieron durante la era nazi, o bien una compensación equivalente.
   Existe una organización que se responsabiliza de recoger las demandas, y que más adelante compensará económicamente a quienes tengan derecho a recibir tal compensación.
   Todas las organizaciones gitanas han de informar a sus miembros al respecto. La información puede encontrarse en Internet, en la página web de la organización encargada del pago.
   Las organizaciones gitanas también han de prestar ayuda a quienes tienen derecho a esta compensación, preparando con ellos su demanda.
Todas las organizaciones, tanto de nivel nacional como de nivel regional o provincial, han de procurar que la memoria del Holocausto Gitano sobreviva, con el fin de asegurar que no ocurra jamás un nuevo Holocausto. Los medios para conservar esta memoria serán determinados por cada organización independientemente.
   Además, toda organización gitana de cualquier nivel debe trabajar para que los derechos de los romà, tanto los establecidos en la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas como los que figuran en la Convención Europea de los Derechos Humanos, sean conocidos, aplicados y practicados, procediendo cada organización en el marco de su campo de acción.
   De igual modo, esto es aplicable a las convenciones internacionales contra la discriminación, en favor de la protección de las lenguas minoritarias y muchas otras.
   Otros órganos dentro de las organizaciones gitanas se ocupan de las problemáticas referentes a la discriminación, el bienestar social, el idioma y la educación, entre otros. No obstante, cada organización o parte de una organización debe añadir a su tarea principal la de ofrecer esta información.

 

Los gitanos reclaman una representación permantente en el Parlamento Europeo

     1-15.04.2002 / La celebración de una reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Bucarest (Rumania) fue aprovechada por el Comisario para el Holocausto, el sueco Stefan Koci Palison, para pronunciar una conferencia sobre la problemática de los gitanos titulada: "La igualdad de oportunidades para los romà y los Sinti: Llevando las ideas a la práctica".
   En su intervención, Palison recalcó que "para lograr una representación sólida que negocie por nosotros con las Naciones Unidas, la Unión Europea, la OSCE y el Consejo de Europa, entre otros!, era necesaria la unión y la colaboración de todos los gitanos. Igualmente, destacó la importancia de que sean personas gitanas especializadas las que negocien en nombre de esta etnia.
   Palison también quiso destacar otro punto: "Precisamos de una representación permanente en Bruselas, donde todos debemos estar representados. Y gobernados por líderes nuestros. Y de igual modo dirigidos por la Unión Romaní Internacional, el Romà National Congress y otras organizaciones de relieve".
   A la hora de hablar del tema central de la conferencia, la igualdad de oportunidades, y de los problemas existentes el Comisario para el Holocausto utilizó una clara metáfora. "Dos hombres están en un barco. Éste colisiona y se hunde. Uno de los hombres coge el chaleco salvavidas y salta al agua, nadando para salvarse. El otro hombre, que no sabe nadar ni usar el chaleco salvavidas, pierde la vida. Pero ambos tenían las mismas oportunidades de saltar al agua. A veces hay que aceptar que dar a todos oportunidades iguales puede salir más caro".
   La lucha por una representación del pueblo gitano en el Parlamento Europeo, para que la OSCE instituya un comisario de esta etnia, y por tener el derecho a estar informados de todas las cuestiones que les conciernen fueron otros de los objetivos que Stefan Palison defendió en su discurso.

 

El drama de los gitanos kosovares

     1-15.04.2002 / "El 10 de enero de 2002, el European Romà Rights Center (ERRC) envió una carta al Primer Ministro de Montenegro, Filip Vujanovic, para transmitirle su preocupación por la situación de los romà de Kosovo desplazados a Montenegro. El ERRC advirtió que, según los informes recibidos, un grupo de kosovares gitanos desplazados vive actualmente en condiciones de extrema pobreza, en un alojamiento inadecuado y con una alimentación y sanidad insuficientes. En su carta, el ERRC urge al Primer Ministro Vujanovic a no demorarse en tomar medidas para que estos desplazados sean acogidos convenientemente, así como en adoptar cualquier otra forma de asistencia necesaria para asegurar que se respeten sus derechos sociales y económicos fundamentales.
   El texto de la carta es el que sigue a continuación:
   "Distinguido Primer Ministro Vujanovic: El European Romà Rights Center (ERRC), una organización jurídica internacional de interés público que supervisa el estado de los derechos humanos de los romà y ofrece asistencia jurídica en los casos de abuso de los derechos humanos, expresa su interés por la situación de los kosovares de etnia romaní desplazados a la República de Montenegro, en Yugoslavia.
   El ERRC ha sido informado de que cerca de noventa personas pertenecientes a veinte familias gitanas, la mayoría de ellas desplazadas desde la provincia de Kosovo y actualmente establecidas en el campamento de Lovanja, han de luchar diariamente por la supervivencia. Lovanja está situado en el Campo de Tivat (Tivatso polje), dentro del territorio del municipio de Kotor, en la costa del Adriático correspondiente a Montenegrino. Según la organización no gubernamental emplazada en Campo de Tivat MARGO (Asociación de Ayuda y Soporte de Grupos Marginales), los gitanos de Lovanja viven en los márgenes de un vertedero local en unas condiciones de alojamiento muy deficientes, en barracas improvisadas.
   El campamento no tiene un suministro regular de agua potable ni energía eléctrica, y se encontraría bajo amenaza de inundación en caso de que se produjeran fuertes lluvias. Los servicios médicos más próximos se han localizado en la población de Kotor, a unos 8 km. del campamento, y no hay comunicaciones de transporte público en la zona. Al parecer, las autoridades locales habían decidido en 1999 reubicar el campamento en un entorno más humanizado, pero hasta la fecha no se han registrado cambios en la situación.

Extrema pobreza
Los romà de este campamento viven en medio de una extrema pobreza. Alrededor de la mitad de los habitantes del campamento son menores de edad, y ninguno de los niños asiste al colegio. Un tercio de los adultos de Lovanja padecen de enfermedades crónicas o tienen una incapacitación física, por lo que están impedidos para trabajar. La única forma de buscarse el sustento que tienen los gitanos de Lovanja es la recolección de desechos y, ocasionalmente, el trabajo manual pagado por hora.
   Según el Secretariado de Personas Desplazadas de Montenegro, Lovanja se clasifica como centro oficioso de personas desplazadas. Los campamentos oficiosos, que superan ampliamente en número a los oficiales, son refugios temporales construidos por sus propios habitantes. De acuerdo con las declaraciones de la MARGO, en los campamentos oficiales de refugiados de Montenegro no se ha dado alojamiento a ningún gitano.

Auténtica desnutrición
   Además, la actual situación material de los romà de Kosovo en Montenegro está empeorando, debido al hecho de que muchas de las ONGs que proporcionaban asistencia humanitaria en Montenegro han finalizado sus programas, o bien se encuentran en las últimas etapas de la operación.
   Así pues, está disminuyendo la ayuda humanitaria restringida que se ofrecía a los necesitados, y los romà de Lovanja se encuentran actualmente mal alimentados, contemplándose como una seria amenaza la perspectiva de una auténtica desnutrición.
   El ERRC advierte que Yugoslavia ha firmado una serie de tratados internacionales de derechos humanos, de entre los que destaca el Convenio Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, por el que se compromete a garantizar, entre otros, el derecho a un adecuado estándar de vida "incluyendo alimentación, vestido y alojamiento apropiados" (Artículo 11), asistencia médica (Artículo 12) y educación (Artículo 13). Además, Yugoslavia ha ratificado también la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (ICERD), cuyo Artículo 5(e) compromete a los firmantes a garantizar, sin distinción de raza, los derechos económicos y sociales, incluidos el derecho a la vivienda, a la atención médica y a la educación.
   Asimismo, el ERRC observa que el Principio 18 de los Principios Directores del Desplazamiento Interno "elaborados en 1998 por la Representación Especial para Desplazados Internos de la Secretaría General de las Naciones Unidas" establece que:
   - Todos los desplazados de ámbito interno tienen derecho a un adecuado estándar de vida.
   - Como mínimo, con independencia de las circunstancias y sin que exista discriminación, las autoridades competentes deben proporcionar y facilitar el acceso de los desplazados de ámbito interno a:
   - Alimentación esencial y agua potable;
   - Refugio básico y alojamiento;
   - Indumentaria apropiada;
   La carta termina pidiendo al Primer Ministro que se tomen las medidas pertinentes para proporcionar un refugio adecuado, y a ofrecer cualquier otra forma de asistencia necesaria para garantizar que se respeten los derechos sociales y económicos fundamentales de los gitanos kosovares refugiados en Montenegro.

 

Nueva revista gitana en Vitoria

     1-15.04.2002 / La Asociación Gitana Gao Lacho Drom de Vitoria ha publicado el primer número de su nueva revista, llamada ‘Rom’. Para su presentación en sociedad han publicado la siguiente editorial:
   "Hoy ha nacido ‘Rom’, la primera publicación de Álava sobre la comunidad gitana. El nacimiento de este proyecto está basado en la esperanza de alcanzar el objetivo hacia el que se dirige la Asociación Gao Lacho Drom hace más de treinta años: Mejorar la convivencia entre el pueblo gitano y la sociedad mayoritaria. Para ello, el conocimiento entre ambas comunidades es fundamental.
   Por primera vez la población kalò dará a conocer su sentir, su forma de vivir y tantas otras cosas que se han mantenido en secreto hasta hoy. Ya es hora de desvelar el enigma de esta etnia minoritaria, definida siempre por un puñado de tópicos y estereotipos injustos que han desfigurado su imagen. A nadie le ha importado que la mayoría de la población no estuviera representada en estas expresiones, que tan sólo se estuviera hablando de los delincuentes e individuos que viven al margen de la ley y, como ocurre en todas las sociedades, se reducen a una minoría. Quizá lo más acertado hubiera sido pararse a buscar el origen de este tipo de acciones porque, no cabe duda, de que sus autores son hijos de todas las culturas.
   Y sus conductas no son congénitas a la comunidad gitana, sino a la marginación que ésta ha sufrido a lo largo de los siglos. Esta revista tiene la modesta pretensión de acercar a la sociedad mayoritaria el mundo kalò y mostrar su otra cara, esa que hasta hoy ha permanecido oculta en la sombra de falsos mitos y estereotipos.
   Pero no podemos olvidar que esta revista es el fruto de muchos años de esfuerzo, de mucho trabajo y, sobre todo, de la ilusión que los profesionales de la Asociación Gitana han puesto a lo largo de todos estos años. El apoyo de todos aquellos que nos habéis ayudado desinteresadamente ha hecho posible que uno de nuestros sueños se haga hoy realidad. A vosotros van dedicadas estas páginas llenas de entusiasmo y color".

 

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-30 de abril de 2002. Número 332

 

Los gitanos de Afganistán se enfrentan al final del camino

     16-30.04.2002 / El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que hay 55.000 gitanos en el campamento de Spinnboldak

   Con la guerra, la ayuda humanitaria está llegando finalmente a los gitanos de Afganistán. Pero, tras muchos años de una sequía que ha matado a sus camellos y a sus rebaños, su antiguo estilo de vida puede estar amenazado.
   Los nómadas, que a lo largo de la historia han ido alternando las cimas de las montañas con las desiertas estepas, llenan ahora las tiendas de campaña levantadas para acoger a los refugiados de guerra, uno de los pocos lugares donde pueden encontrar lo necesario para sobrevivir.
   Los trabajadores humanitarios creen que si los gitanos se quedan en los campamentos a la expectativa de conseguir ayuda, su estilo de vida nómada podría desaparecer para siempre, y las agencias humanitarias no quieren que se establezcan simplemente con la esperanza de que alguien vendrá y les traerá comida, medicinas y otros suministros.
   "El desafío es ¿cómo conseguir que estas personas empiecen a moverse otra vez?", se pregunta Lizzie Christy, encargada de la distribución de ‘Mercy Corps’, una organización con base en Estados Unidos y uno de los principales grupos de ayuda para los gitanos. "En estos momentos, seguir vivos es su principal preocupación", afirma. "Los gitanos, conocidos en Afganistán como Kochi, están agrupados en los campamentos erigidos en la frontera con Pakistán, cerca del paso de Spinboldak", dice Gul Mohammed, director de proyectos de ‘Mercy Corps’.

Situación dramática
   El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que 55.000 personas de uno de los campamentos de Spinboldak son Kochi. Otras están viviendo en desgastadas tiendas en los precipicios encima del ancho río Helmand, ahora seco a causa de la misma sequía que ha devastado la vida de los gitanos.
   Los Kochi se sientan en cuclillas, hambrientos, bajo los baluartes y las torres de los antiguos reinos afganos por los que pasaban una vez cada invierno con sus rebaños. "Teníamos una buena vida, y día tras día fue a peor", dice Kabula, con los tradicionales tatuajes tribales de puntos azules en su cara y con un bebé con los ojos enrojecidos por el llanto y la tos en los brazos. "Hemos viajado por muchos lugares, por muchas regiones", dice Kabula, recordando las caravanas anuales que llevaban a su gente a las ciudades de Ghazni, Herat, Uruzgan y a través de los valles del sur y el centro de Afganistán. "Ahora no tenemos camellos ni ovejas. Hemos acabado aquí".
   Como otros afganos, los problemas de los Kochi no han terminado con el fin del gobierno talibán o con la campaña militar estadounidense. Cuatro años de pocas lluvias y la falta de oportunidades de la pobre economía de Afganistán están bloqueando el retorno de dos millones de refugiados, según las agencias humanitarias.
   Cientos de miles de afganos están desplazados en el interior del país. Pero los nómadas Kochi presentan sus propios problemas, cosa que preocupa a las agencias humanitarias que distribuirán los billones de dólares de ayuda que los donantes internacionales han prometido invertir en Afganistán.
   Acostumbrados a tratar con refugiados o con las llamadas "personas desplazadas en el interior del país" -en palabras de las agencias de ayuda para aquellos que están sin hogar en su propio país debido a la crisis-, los trabajadores humanitarios han apodado a los Kochi como "gente internamente bloqueada".
Para los Kochi, la crisis no ha terminado, está arraigada. Su modo de vida consiste en estar en movimiento, llevando sus ovejas y camellos desde sus pasturas de verano en las montañas a las casas de invierno en las templadas llanuras.
   Manteniéndose al margen de la sociedad afgana y de sus costumbres, las caravanas de los Kochi, con sus mujeres convertidas en una ráfaga de color con relucientes adornos de plata y trenzas que se balancean, pasan por pueblos donde las mujeres viven cubiertas de velos negros. Pero la sequía ha matado la mayoría de su ganado, dejándolos sin recursos. Los animales que no han muerto de hambre son vendidos o se los comen, ya que están tan desesperados por encontrar comida que sacrifican su sustento de vida.
   En Qala Bost, en las secas orillas del Helmand, los antiguos nómadas han instalado sus tiendas bajo las ruinas de las altas fortalezas, palacios y villas construidas por los reyes que rigieron en Afganistán hace 1200 años.
   Para vivir, venden combustible de madera y abono en los pueblos, intercambiándolo por grano y trigo con la gente. Las agencias de ayuda incluyen a los Kochi en la categoría de ‘vulnerables’.
   Khan Zada cambió su vida nómada por la sedentaria hace dos años, después de que la sequía matara gran parte de sus ovejas y camellos. Ha cubierto de alquitrán su tienda para poder mantenerla seca y vivir en ella. "Si pudiera, me gustaría volver a mi vida anterior", afirma Khan Zada.

 

Dos nuevas revistas gitanas en Macedonia

     16-30.04.2002 / El 13 de diciembre de 2001, a las 7:00 de la tarde, tuvo lugar en el Hotel Kontinental de Skopje (República de Macedonia) la presentación de las revistas ‘Romana’ y ‘Vilo’. Estas dos revistas son un proyecto del Centro Internacional Gitano de Macedonia y se editan en colaboración con la Agencia de Información Gitana.
   Los romà de Macedonia son muy activos en la preservación y promoción de su lengua madre. La mejor prueba de ello es el lanzamiento de estas dos nuevas revistas, ‘Romana’ y ‘Vilo’.
   ‘Romana’ es la primera revista mensual para mujeres gitanas y, como expone su editora jefe, Maida Sulemanova, "el concepto de ‘Romana’ nació en respuesta a la necesidad de emancipación de la mujer gitana.
   Pero no sólo por su necesidad de autorreconocimiento, sino también para que el mundo aprecie sus auténticos valores y cualidades, tanto en el entorno doméstico como en su lugar de trabajo". La revista mensual ‘Romana’ se imprime en romanò, macedonio e inglés.
   Su editora jefe, Maida Sulemanova, informó de que la primera edición de ‘Romana’ incluye una entrevista exclusiva con la reina de la canción romaní, Esma Redjepova Teodosievska.
   ‘Vilo’ es una revista para estudiantes de etnia gitana. El editor jefe de esta publicación mensual es Muhadzer Sulejman.
   Los contenidos de la revista están en romanò y macedonio, dedicándose una página al inglés.
   La revista está dirigida a los niños de colegios primarios, entre quinto y octavo curso. Se distribuye en todas las escuelas primarias de Skopje con alumnos de etnia romaní.
  
Preservar el romanò
  
Según su editor jefe Igor Mickoski, la revista contiene variada información de utilidad para los alumnos. Tal como afirma Muhadzer Sulejman, ‘Vilo’ es actualmente una especie de extensión y continuación a la revista infantil ‘Chiricli’, que se ha venido distribuyendo gratuitamente en las escuelas primarias durante cuatro años. "Estas revistas se idearon no sólo por la necesidad de preservar el romanò y de afirmarlo como lengua culta, sino también con el propósito de presentar los valores del pueblo gitano al resto de la población", nos explicó Rashut Muarem, el director de la Agencia de Información Gitana.
   Además, desde el 17 de enero de 2001 los romà de la República de Macedonia pueden leer las noticias y los últimos acontecimientos en su propia lengua. El periódico ‘Roma Times’, publicado por RIA, sale a la calle los lunes, miércoles y viernes en romanò y macedonio.

 

Dos agentes de la policía serbia agreden a un niño gitano

     16-30.04.2002 / El ‘Humanitarian Law Center’ (HLC) insiste en que el Ministerio de Asuntos Internos adopte de inmediato las medidas pertinentes para identificar a los dos agentes de policía del Departamento de Policía de Novi Sad (Serbia) que rompieron un brazo a un niño gitano de 14 años y golpearon a sus amigos; y que seguidamente inicie un proceso legal contra ellos.
   Justo después de la medianoche del 22 de septiembre del pasado año, dos policías se aproximaron a un grupo de niños gitanos que estaban recogiendo papel viejo de un contenedor de basuras ubicado a la puerta del restaurante Atina, en el centro de Novi Sad. Los agentes preguntaron a los niños qué estaban haciendo, y de repente uno de ellos golpeó a E.M. en la cabeza. El segundo agente golpeó a una niña de doce años con su Motorola. Asustado, E.M. trató de huir, pero se detuvo cuando el agente gritó: " ¡Alto o disparo!".
El agente se acercó al niño y, dándole patadas en las piernas, lo tiró al suelo. El otro agente corrió hacia ellos y ambos empezaron a patear a E.M. El niño trató de protegerse la cabeza con las manos, pero se fracturó uno de sus brazos a causa de una patada. El abuso sólo se interrumpió cuando E.M. empezó a llorar. Los policías ordenaron a los niños que se fuesen a sus casas e insultaron a sus "madres shiptar" (denominación despectiva de los serbios para los albaneses kosovares). La madre de E.M. llevó al niño a la Clínica de Cirugía Pediátrica, donde le escayolaron el brazo roto.
   El HLC, según su comunicado, espera que el Ministro de Asuntos Internos investigue con efectividad todos los casos concretos de tortura, en particular cuando las víctimas son menores de edad; y señala el deber del Ministro de comunicar clara y firmemente a todos los miembros del cuerpo policial que no se tolerarán ni la tortura ni ningún otro tratamiento inhumano.

 

Manzanita apuesta por la fusión en su nuevo disco

     16-30.04.2002 / Hace unos días que se lanzó al mercado el último trabajo discográfico de Manzanita ‘Gitano Cubano’, en el que combina su tradicional estilo flamenco con los ritmos del son caribeño. Manzanita define este trabajo en el que colaboran artistas tan reconocidos como Lolita, Raimundo Amador, Lucrecia y David Montes, como "un paso adelante en cuanto a la fusión", que él ya viene practicando desde hace mucho tiempo. Manzanita aseguró que entre los cubanos y los gitanos existe una enorme coincidencia en lo que se refiere a ciertos elementos de carácter.
   "La gente en Cuba y los gitanos, yo soy gitano de nacimiento, tenemos mucho que ver en cuanto a la forma de ser, las vivencias, venimos de una condición humilde, de mucha persecución, de mucha represión", admitió.

 

Desciende el absentismo escolar en Murcia

     16-30.04.2002 / Las cifras dan al traste con el tópico. El número de los casos de absentismo escolar entre los niños gitanos e inmigrantes de la localidad de Murcia se ha reducido. Pese a que el absentismo escolar crónico básicamente se circunscribe a un grupo de familias que reproducen generación tras generación este problema, lo cierto es que el curso pasado sólo hubo 24 casos de "novillos" continuados entre los escolares gitanos, frente a los 65 del curso 1999-2000.
   Lo que en el curso 1999-2000 empezó a ser una experiencia piloto para luchar contra el absentismo escolar en algunos centros de enseñanza se va consolidando como un procedimiento de actuación de la Concejalía de Bienestar Social en la práctica totalidad de los colegios públicos del municipio (218). El objetivo es doble ya que el ayuntamiento trata de que el menor se reincorpore a su centro educativo a la vez que propicia el cambio de valoración del problema del absentismo en la comunidad educativa.
   Bajo el lema ‘Su derecho es ir a la escuela. Tu deber es que vaya’, el Ayuntamiento de Murcia, a través de sus centros de Servicios Sociales Municipales, comenzó hace cuatro cursos a desarrollar un proyecto de intervención sobre absentismo escolar. Este plan se lleva a cabo en la totalidad de los 218 colegios públicos del municipio, tanto en los cursos de Primaria como de Secundaria aunque es de carácter voluntario. El curso pasado participaron 62 colegios.
   Los motivos que provocan las faltas de asistencia continuadas a clase son diversos y van desde problemas familiares a la falta de rendimiento escolar, que conlleva la falta de integración del alumno entre sus compañeros, según explica Francisco Sánchez, director del Centro de Servicios Sociales Murcia Norte.

 

Volver a índice Nevipens Romaní

s 218 colegios públicos del municipio, tanto en los cursos de Primaria como de Secundaria aunque es de carácter voluntario. El curso pasado participaron 62 colegios.
   Los motivos que provocan las faltas de asistencia continuadas a clase son diversos y van desde problemas familiares a la falta de rendimiento escolar, que conlleva la falta de integración del alumno entre sus compañeros, según explica Francisco Sánchez, director del Centro de Servicios Sociales Murcia Norte.

 

Volver a índice Nevipens Romaní