1-15 de febrero de 2002. Número 327

 

La Unión Romaní reclama máxima dureza contra los asesinos del Maremagnum

     1-15.02.2002 / La Unión Romaní, Federación nacional de Asociaciones Gitanas, reclama de las autoridades judiciales de Cataluña la máxima dureza en el enjuiciamiento del comportamiento racista y asesino de quienes ocasionaron la muerte del joven ecuatoriano Wilson Pacheco en el complejo lúdico Maremagnum de Barcelona.
   El historial racista de algunos establecimientos públicos de este enclave es largo y pertinaz. En 1999 denunciamos el comportamiento de cuatro bares musicales que impedían la entrada de los gitanos bajo la excusa de que llevaban el pelo demasiado largo. Entonces, uno de los guardas de seguridad declaró que en dos de los locales le dieron la orden de impedir la entrada a moros, gitanos y negros.
   El derecho de admisión está regulado por la ley 10/1990 de la Generalitat de Cataluña y en ningún momento se contempla que se pueda impedir la entrada en los establecimientos de pública concurrencia por razones de raza o nacionalidad. El artículo 16.4 de la citada ley dice que "las condiciones objetivas en que se puede ejercer el derecho de admisión han de ser públicas y conocidas, para que el derecho de acceso a los establecimientos no pueda ser negado de forma arbitraria o improcedente". Tener el pelo largo, llevar una indumentaria tradicional que por su corte, modelo o colorido señale nuestra condición de gitanos, son circunstancias a las que no estamos dispuestos a renunciar para conseguir que se respeten nuestros derechos de ciudadanos.
   Los "vigilantes de inseguridad" de estos establecimientos musicales del Maremagnum, además de racistas, son cobardes. Fueron necesarios cuatro de estos energúmenos para apalizar a Wilson Pacheco. Y luego, en una acción de inequívoca voluntad asesina, arrojaron al pobre muchacho al agua con el fin de que muriera ahogado.

Llamada a la policía.
   Desde nuestra organización, que ha sufrido tantas vejaciones, insultos y agresiones por parte de estos mal llamados vigilantes de seguridad, no sólo en el Maremagnum sino en muchos otros lugares donde se desarrollan parecidas actividades, queremos reclamar mayor firmeza por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Frente al racismo, reclamamos la contundencia necesaria para evitar que los agresores puedan culminar sus actos de matones con crímenes como el que hoy lamentamos.

Llamada a los jueces.
  
Demasiadas veces se archivan nuestras denuncias. La Unión Romaní tiene constancia de ello. Reclamamos de la Fiscalía de Cataluña que acreciente sus investigaciones con el fin de elaborar un dictamen que alerte a los jueces sobre las violaciones constantes que de los derechos civiles y humanos hacen algunos matones que se amparan en el uniforme que les han dado las compañías de seguridad privadas para los que trabajan
   Igualmente requerimos a las autoridades judiciales para que investiguen los comportamientos racistas de los dueños y encargados de estos establecimientos. La mayoría de las veces se complementan la voluntad racista de los dueños, que reservan sus establecimientos para una determinada capa de la población -generalmente aquella a la que se presupone mayor poder adquisitivo-, y la naturaleza violenta de algunos individuos que dan rienda suelta a sus frustraciones personales atacando a los que ellos consideran "diferentes". Unos y otros deben encontrar en la judicatura el más firme valladar contra cualquier actitud racista o xenófoba.

Llamada al Gobierno
  
Al ejercer España la Presidencia de la Unión Europea, pedimos al Gobierno que dé un impulso decisivo a la propuesta de la Comisión encaminada a perseguir las manifestaciones de racismo y xenofobia de acuerdo con el proyecto "Decisión Marco de Acción", que establece penas "efectivas, proporcionadas y disuasivas" contra el racismo. La propuesta de la Comisión Europea tipifica los delitos de racismo que deberán ser penalizados en todo el territorio de la Unión Europea.
   El Gobierno español tiene ante sí una oportunidad magnífica para conseguir que Europa tenga una base común para tratar los crímenes racistas, sobre todo a la luz del crecimiento de los movimientos de extrema derecha. Hasta ahora las autoridades judiciales europeas sólo han comenzado a considerar el odio racial como motivación posible de asesinatos o agresiones. La Comisión Europea se propone tipificar como delito, con pena de prisión, las amenazas e insultos públicos de carácter racista y la distribución de material de igual índole. Estos delitos también quedarán sujetos a extradición. Una pena mínima de dos años se aplicará a los casos más graves, como la "incitación pública a la violencia o el odio con un propósito racista o xenófobo". También quedará sujeto a dos años de cárcel el delito de "dirigir, respaldar o participar en las actividades de un grupo racista o xenófobo, con la intención de contribuir a la organización de actividades delictivas".

Una consideración final
  
Si a la acción eficaz de las fuerzas de orden público, al comportamiento diligente de los jueces y fiscales y a la voluntad política del gobierno se une la colaboración de los medios de comunicación, estaremos en la mejor vía para conseguir erradicar de nuestra sociedad la lacra sangrienta e inhumana que representa el odio y la violencia racial.

Juan de Dios RAMÍREZ-HEREDIA
Presidente de la Unión Romaní

 

Organizaciones gitanas de Bosnia y Herzegovina crean una plataforma conjunta

     1-15.02.2002/ Para preparar el terreno al desarrollo de una estrategia de Gobierno sobre los romà, cuya adopción está prevista para el presente año, representantes de 22 ONGs gitanas de Bosnia y Herzegovina establecieron una plataforma nacional conjunta en una conferencia celebrada en Vogosca. La conferencia, que tuvo lugar del 9 al 12 de noviembre de 2001, fue organizada por el Punto de Contacto de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH), la Misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea (OSCE) en Bosnia y Herzegovina, el Consejo de Europa y el Open Society Institute.
   Los participantes eligieron un cuerpo representativo para acompañar al Gobierno en el desarrollo e implementación de la estrategia, y para coordinar actividades de las ONGs gitanas de Bosnia y Herzegovina. Promoviendo el intercambio de conocimientos especializados entre gitanos, la OIDDH facilitó la participación de activistas gitanos y especialistas de Bulgaria, Finlandia y Rumanía, que compartieron sus experiencias en la contribución al desarrollo de políticas para asuntos gitanos.
   Una reunión complementaria con representantes del Gobierno discutió, el 12 de noviembre, el establecimiento de un Cuerpo Consultivo Nacional de Asuntos Gitanos. La Misión de la OSCE y la OIDDH continuarán prestando apoyo y proporcionando información técnica.
   En la conferencia, la Misión de la OSCE, junto con la OIDDH, el Consejo de Europa y el Open Society Institute presentaron el proyecto "Puertas Abiertas", que tiene por finalidad potenciar las capacidades de los romà y facilitar su acceso al Gobierno. El proyecto es parte del programa "Los Romà bajo el Pacto de Estabilidad del Sudeste de Europa", que está siendo implementado por el OIDDH y el Consejo de Europa.
   En el marco del programa, un oficial romà está actualmente colaborando con la Misión de la OSCE en Bosnia y Herzegovina, y dos gitanos locales han sido contratados en Sarajevo y Tuzla por el Punto de Contacto de la OIDDH de Asuntos Romà y Sinti. La OIDDH planea establecer entre 15 y 20 puntos de contacto gitanos similares a través del sudeste de Europa. Su papel es el de mediar entre las comunidades gitanas y las autoridades locales, las agencias nacionales, las ONGs y las organizaciones internacionales.

Cursos de formación
   En Skopje, en la antigua República Yugoslava de Macedonia, tuvo lugar un primer curso regional de formación, del 2 al 5 de noviembre, organizado por la Misión de la OSCE en Skopje y las ONGs "DROM" (antigua República Yugoslava de Macedonia), Romani CRISS (Rumanía) y Contacto con los Continentes (Países Bajos).

 

Un estudio revela el bajo rendimiento de los alumnos gitanos en Pamplona

     1-15.02.2002/ El alumnado en infantil y primaria "asiste a clase de manera más o menos regular, cumple más o menos las normas y nop crea conflictos, salvo en casos aislados". Sin embargo, los resultados académicos, en general "son muy bajos"

La elevada escolarización de infantil y primaria de alumnos gitanos lograda en los últimos años no es suficiente. Aún hay importantes problemas: aprendizaje deficiente, como se ve en las bajas calificaciones -"síntoma de una deficiente normalización educativa"-, alto abandono en la ESO y concentración en pocos centros, fundamentalmente públicos. Así ocurre en Pamplona, según un estudio de Mamen Zabalza Pérez-Nievas, miembro del equipo educativo del Secretariado Diocesano Gitano.
   El análisis se hizo el curso pasado con una muestra de 195 menores de etnia gitana, que estudiaban en ocho centros ubicados en la Rochapea y la Chantrea, tanto públicos (5) como concertados (3). Estos escolares suponen el 62% de la población escolar gitana de Pamplona y el 15% de la escolar gitana navarra, que abarca a 1.300 alumnos. Para la autora, sin una buena formación "se limitan las posibilidades en el futuro de encontrar un trabajo y mejorar la calidad de vida".
   Por un lado, se ha visto que en infantil y primaria el alumnado gitano de la muestra "asiste a clase de manera más o menos regular", 2cumple más o menos las normas" y "no crea conflictos, salvo casos aislados". Sin embargo, los resultados académicos, en general, "son muy bajos".
   Además, el rendimiento escolar "incluso empeora conforme pasan de curso". Y todo ello a pesar de que muchos alumnos gitanos son atendidos con adaptaciones curriculares y refuerzos educativos. Para Mamen Zabalza, la situación es "absolutamente alarmante".
También se ha comprobado que las calificaciones no son mucho mejores en los niños que acuden a centros concertados, e incluso "suspenden más en lengua y matemáticas". A esto hay que añadir que los gitanos inmigrantes (que vienen de Rumanía y Portugal) tienen notas aún peores.
   La situación en la ESO es todavía más grave. En primer lugar, por el alto abandono: hasta un 60% de los gitanos de 12-16 años no están yendo a la escuela, a pesar de ser enseñanza "obligatoria". Y ello ocurre tanto en centros públicos como en concertados (en estos últimos, sólo un poco menos). Por otra parte, entre los que sí estudian ESO, las notas son más bajas aún que en primaria.
   Otro problema es la concentración de gitanos en determinados centros, fundamentalmente centros públicos. Por ejemplo, el colegio Ave María tiene un 52% de alumnado gitano. Aunque el estudio considera negativa esta concentración, tanto para el aprendizaje como para la socialización interétnica, reconoce también que en los centros concertados, donde no existe ese fenómeno, los resultados no son por ello mejores. "Estudiar fuera de guetos es necesario, pero insuficiente para una buena escolarización", asegura la autora.
   Además, cree que el cambio de centro para estudiar en la ESO, en el caso de los públicos, "no justifica el rotundo fracaso escolar en esta etapa de los menores gitanos". Para Mamen Zabalza, todo ello demuestra que "las Administraciones competentes no han dado una respuesta efectiva a esta grave situación".

 

Un estudio genético sitúa las raíces del pueblo gitano en la India

     1-15.02.2002 / Una investigación genética internacional, con participación española, demuestra la unidad étnica de la comunidad romaní y sus ancestrales raíces indias.

   Una investigación genética internacional, con participación española, demuestra la unidad étnica del pueblo gitano y confirma que desciende de un pequeño grupo de ancestros asiáticos. Además de apoyar las evidencias lingüísticas que sitúan las raíces de la etnia romaní en La India, el estudio representa un respaldo para las iniciativas sociales y políticas que luchan contra su discriminación en muchos países.
   Dejó escrito un prestigioso crítico de flamenco del ABC que cierto artista tenía el "duende grapado en los genes" al aludir a su talento artístico heredado. Los investigadores no saben que parte de la aptitud creativa o artística procede de la herencia genética o si quizá es totalmente el resultado de un entorno familiar propicio. Sin embargo, con la investigación de pequeñas variantes en el genoma de numerosos individuos de la misma etnia, los científicos pueden reconstruir parcialmente el origen, las migraciones y otros datos claves sobre la historia de determinados grupos de población. Si a esa información se suman las pruebas aportadas por los lingüistas, los científicos pueden encajar muchas piezas del rompecabezas y llegar a convicciones convincentes.

En busca de los primeros gitanos
   Un estudio acometido por científicos de Australia, Estados Unidos, Italia, España, Bulgaria y Lituania aporta ahora las evidencias genéticas más convincentes sobre el origen y dispersión de la etnia romaní. Para seguir el rastro hasta la cuna de los gitanos que hoy habitan en todos los continente, este equipo estudió y comparó material genético de 275 individuos de esta etnia, pero pertenecientes a 14 poblaciones sin conexión entre sí. Este tipo de investigación genética había sido realizado con anterioridad, pero los resultados arrojaron más ambigüedades e incertidumbres sobre el origen y la relación de las poblaciones gitanas. Por este motivo, había crecido el número de científicos que cuestionaban que La India, como sostienen los lingüistas desde hace mucho tiempo, es la cuna de esta etnia.
   Pero en esta ocasión, el estudio se centró en una serie de marcadores genéticos muy precisos, tanto del cromosoma Y, que se hereda por vía paterna, como del DNA mitocondrial, que transmiten las madres. Los resultados, publicados en la revista de la Asociación Americana de Genética Humana, revelan la presencia de dos peculiaridades genéticas concretas, ambas de origen asiático, en las 14 poblaciones gitanas estudiadas en esos países. La diversidad en esos marcadores genéticos era tan pequeña que conducen a la conclusión de que esos genes son una herencia de un pequeño grupo de individuos asiáticos. Al juntar las nuevas piezas genéticas de este rompecabezas, la visión de conjunto es la siguiente: la etnia romaní se originó en La India hace unos 900 o 1.000 años a partir de un pequeño grupo de individuos, que un siglo después, comenzó a emigrar hacia Europa. Otro dato importante, según los investigadores, es que queda demostrada la unidad étnica de los gitanos, una cuestión con implicaciones políticas y sociales que han debatido antropólogos y lingüistas. La discusión se centraba en que si los gitanos son un único grupo étnico o una mezcla de linajes raciales definidos por su marginación social, fundamentalmente en Europa, donde los gitanos sufrieron durante siglos las consecuencias de una persecución y racismo que rayaba en la esclavitud.

Apoyo político y social
   La principal autora de la investigación, Luba Kalaydjieva, de la universidad lituana de Vilnius, declaró a la revista Sciencie que espera que este estudio promueva la unidad de los gitanos dispersos por todo el mundo y emplace a los Gobiernos a reconocerlos como a un verdadero grupo étnico que debe ser protegido por las leyes contra la discriminación social. Los resultados de este trabajo, también de utilidad para comprender enfermedades genéticas de reciente aparición en esta etnia, han sido valorados positivamente por acreditados especialistas, como el lingüista Ian Hancock, de la Universidad de Texas y representante de la etnia romaní en la ONU, y David Golstein genetista de la University College de Londres.
   En esta investigación internacional participaron Francesc Calafell y Anna Pérez-Lezaun, expertos en genética de poblaciones de la Universidad Pompeu Fabra, y la inmunóloga Rosario de Pablo, de la Clínica Puerta de Hierro de Madrid.

 

El Lebrijano incluye el himno de los gitanos en su último disco

     1-15.02.2002 / Juan Peña ‘El Lebrijano’, debuta en la discográfica Senador con ‘Sueños en el aire’, un disco que continúa en la línea de riesgo y exploración de otras músicas que suele caracterizar a este cantaor. En su nuevo trabajo, por ejemplo, ha propiciado el hermanamiento musical con los gitanos de Bulgaria, los cuales han interpretado junto al artista de Lebrija el himno internacional de este pueblo. "Cuando trabajé en mi disco ‘Lágrimas de cera’ conocí a estos músicos -aseguró El Lebrijano- y les pedí que me cantaran el himno, ya que sabía que existía. Era una pena que en Andalucía no se conociera, porque musicalmente es una maravilla". Cuatro clarinetes y un acordeón han sido algunos de los instrumentos necesarios para dar forma a un tema que culmina con una seguiriya de Juan Peña. "Ha quedado un bloque magnífico -dice-; ellos hablan de los niños en su parte y yo de la libertad de los hombres". Del resto de los temas de ‘Sueños en el aire’ destacan ‘En el soto’, realizado con violines, guitarras y armónicos; ‘Calle ancha, calle abajo’, en el que colabora un grupo de niños de las Tres Mil Viviendas; ‘Sueños en el aire’, la canción que da título al disco; ‘El camino de Zafra’, que recuerda una feria en esa localidad en la que los hijos de los gitanos pedían en matrimonio a las niñas; ‘El diálogo’, una letra de García Lorca en la que sólo hay voz y percusión; y, finalmente, ‘Una rosa’, una composición "con cierto tono picante" que también procede de la pluma del escritor de Fuentevaqueros.

 

El Papa dice a los gitanos que tienen "un lugar en el corazón de la Iglesia"

     1-15.02.2002 / El Papa Juan Pablo II se encontró en el Vaticano con los participantes del Encuentro Internacional de Pastoral de los Nómadas, ante los que reconoció que las poblaciones errantes han estado algo olvidadas en el pasado, pero que ahora se retoma con fuerza su atención. "Los nómadas son pobres en seguridades humanas y están obligados todos los días a vérselas con la precariedad y la incertidumbre del futuro -dijo el Papa a los participantes-. Precisamente por eso, profundizan el sentido de la hospitalidad y de la solidaridad, y al mismo tiempo se refuerzan en la fe y en la esperanza en la ayuda de Dios". Igualmente, añadió que desde tiempos de Pablo VI "han encontrado un lugar en el corazón de la Iglesia".

 

 

Volver a índice Nevipens Romaní

 


16-28 de febrero de 2002. Número 328

 

Una batalla a dos bandas

     16-28.02.2002 / Un nuevo perfil de mujer gitana se abre paso poco a poco en la universidad y en el mundo laboral

Evolución de la mujer gitana andaluza

   Las mujeres gitanas también piden su sitio en la sociedad, pero ante ellas se presenta un largo camino por recorrer. Porque además de ser mujeres, y tener que reivindicar sus derechos como tales y luchar por la igualdad, tienen que enfrentarse a una cultura y unas costumbres que les han dejado siempre en un segundo plano, sometidas a la autoridad patriarcal. Pero los tiempos cambian y ellas también exigen su oportunidad.
   Ellas no hablan de evolución sino de una revolución lenta pero firme. Así es como lo define Trinidad Muñoz. Tiene 38 años, está casada y es maestra. Ha sido desde siempre, como ella misma se ha calificado, la "rarita de la casa". Sin quererlo, pero consciente de lo que hacía, quiso romper con el estereotipo de mujer gitana, pero siempre bajo una premisa fundamental: el respeto. "Siempre se nos ha tachado de no ser feministas y guerrilleras, pero es que las gitanas funcionamos de otra manera, y para cualquier gitana es muy importante el sentido de grupo, estar a bien y sentirse parte de él, sin dejar de renunciar a este avance", comenta.
   Una opinión que comparten plenamente Francisca Fernández, de 43 años; Gloria Jiménez, 24 años; y Beatriz Carrillo, de 26 años. Tres generaciones de mujeres gitanas que, desde distintos puntos de Andalucía (Granada, Córdoba y Sevilla) luchan por conseguir su lugar en la sociedad. Y es que hoy en día, como afirma Francisca, la mujer se encuentra en una situación cambiante, en plena transformación de sus modos de vida, sus valores, roles y actitudes. Ella empezó hace años esta "revolución". Estudió Derecho y actualmente es la presidenta del Centro Socio-cultural Gitano de Granada. Lo tiene claro y opina que la mujer gitana no se puede quedar rezagada ante una sociedad que está en constante evolución. "Es un trabajo difícil, pero nos tenemos que marcar objetivos a corto plazo, porque de lo contrario nos perderemos", señala. Ahora las mujeres de etnia calé reivindican un puesto de trabajo, tener una mínima formación e incluso ir a la universidad.
   El ejemplo está en Beatriz Carrillo y Gloria Jiménez. Son universitarias, estudian Graduado Social y Filología Inglesa respectivamente y han creado la primera Asociación de Mujeres Universitarias Romaníes Andaluzas (Amuradi). Se consideran unas jóvenes con suerte, ya que gracias a la lucha y la labor desarrollada por las generaciones anteriores, "que han hecho una labor encomiable, hemos nacido en una sociedad que ya estaba cambiando y no hemos tenido que romper moldes". Y es que sus padres siempre se han volcado y desde siempre "estaba claro que yo iba a ir al colegio", recuerda Gloria. No les gustaba estudiar, pero a Beatriz le condicionó la vida de su madre, que se casó a los 14 años y con 33 se quedó sola con tres hijas a su cargo.
   Pero a pesar de las facilidades que han tenido, están convencidas de que queda mucho por hacer para romper ese doble obstáculo de ser mujer y gitana. "Estamos entre los dos polos, porque igualmente no somos tantas las mujeres gitanas que accedemos a la universidad, y también corremos el riesgo de que se nos cuestione nuestra identidad propia como gitanas, el hecho de no haber hecho lo propio, casarte, tener hijos; también choca dentro de la comunidad. Y fuera también es difícil", explica Beatriz.
   Recuerdan que cuando iban al colegio, por ejemplo Gloria, no decía que era gitana, por miedo al rechazo, pero reconoce que ahora no le supone ningún problema y que sus compañeros de facultad la aceptan tal y como es. Pero no por integrarse -palabra que no les gusta- al mundo laboral o universitario van a dejar a un lado sus costumbres y raíces.

 

Jornaleros gitanos de Lorca luchan contra la discriminación laboral

     16-28.02.2002 / La comunidad de gitanos residentes en el municipio de Lorca, en Murcia, ha anunciado que emprenderán movilizaciones si algunos empresarios agrícolas de la comarca continúan sin contratarles para las labores del campo al preferir mano de obra inmigrante, sobre todo de ecuatorianos. Dicen incluso que si no pueden trabajar irán al Ayuntamiento para que les den de comer. Hace unos días a un grupo formado por veinte personas de etnia gitana se le negó la entrada al autobús que transporta a los trabajadores.
   Esta situación ha sido denunciada tanto por el presidente de la Asociación de Jóvenes gitanos de Lorca, Pedro Moreno, como también por el mediador de las asociaciones juvenil y de la mujer en este municipio, Francisco Cortés. Ambos han denunciado que algunos empresarios agrícolas prefieren mano de obra procedente de Ecuador antes que la suya y culpan de ello a las autoridades locales y regionales competentes en la materia por no haber tomado aún medidas al respecto. Según Pedro Moreno, son los propios conductores de los autobuses en los que viajan los trabajadores quienes van diciendo que no quieren a los españoles sino que prefieren a los ecuatorianos para trabajar.

Explotación de inmigrantes
   En este sentido, Francisco Cortés ha ido más allá argumentando que "entre encargados, conductores de autobuses y empresarios se van pasando la pelota y el problema no está sólo en que sean castellanos o gitanos los que vayan a trabajar, sino que el problema radica en que los empresarios se están hinchando a lo pavo a costa de los inmigrantes a quienes hacen trabajar entre 16 y 17 horas diarias por un sueldo mensual de 80.000 pesetas". Cortés añade que muchas de las personas a quienes se les está negando el trabajo son padres de familia que no tienen otro medio para subsistir que el trabajo diario, manifestando además que si no pueden percibir el salario que necesitan "iremos al Ayuntamiento para que nos dé de comer"

Prácticas racistas
   Por otra parte, Moreno ha asegurado que algunos empresarios de la comarca están discriminando a la comunidad gitana a la hora de darles trabajo. En este sentido ha asegurado también que hace unos días un empresario agrícola negó el trabajo a una joven gitana "porque tenía mala pinta".

 

Más de cien familias de Estella fundan la asociación Ker Kalí

     16-28.02.2002 / Más de cien familias de Estella, en Navarra, han respondido al llamamiento de Jesús Jiménez Amador para impulsar una asociación gitana en la ciudad del Ega. La agrupación, bautizada con el nombre kalò de ‘Ker Kalí’ (casa del gitano), solicitará al Ayuntamiento de Estella la cesión de un local en el que realizar los cursillos programados para adultos y niños.
  El objetivo de ‘Ker Kalí’ es integrar al gitano en la sociedad paya promocionando su propia cultura. "Somos gitanos y aspiramos también a que, desde nuestra idiosincrasia, seamos también ciudadanos de primera", indica Jiménez Amador. El presidente de la asociación añade que están abiertos a todos los vecinos de Estella. "Sería bueno que nos juntáramos los dos pueblos. Quizá así se nos conocería mejor y se evitarían algunas situaciones de racismo. Los jóvenes las padecen sobre todo en el mundo laboral, en el que resulta muy difícil que les contraten por ser gitanos", dice.
  Entre las actividades que tienen previstas organizar, los responsables de la asociación preparan un curso de lengua kalò. "En Estella, sobre todo entre los jóvenes, se va perdiendo nuestra forma de hablar y queremos que aprendan a valorar algo tan importante de su propia cultura", indica Ángel Amador Jiménez, secretario de la asociación. La junta se completa con Manuel Jiménez Amador, en labores de vicepresidente, y siete personas más de vocales.

Cursos de formación
  "De momento no hay ninguna mujer porque no se animaron. Desde luego no es por machismo, saben que tienen las puertas abiertas para formar parte de la junta", aclara Ángel Amador. Los primeros cursillos para los que se han solicitado ayudas se destinarán a las féminas, con clases de corte y confección y cocina. Otras actividades programadas son restauración de muebles y talla.
‘Ker Kalí’ finalizará los cursos con una semana cultural, en la que junto a los trabajos realizados en las clases, también se expondrán trabajos de cestería y sillería. "Es la mejor forma que se nos ocurre para mostrar a Estella cómo se plasma nuestra cultura en la artesanía", indica Jesús Jiménez. El presidente de la asociación comenta que cuando hace unos meses informó a las familias gitanas de Estella de la formación de ‘Ker Kalí’ todos recibieron la noticia con agrado. "Hasta los payos me animaron", dice.

 

La Organización Mundial contra la Tortura reclama una intervención urgente en Yugoslavia

     16-28.02.2002 / El Secretariado Internacional pide a las autoridades yugoslavas que tomen las medidas necesarias para garantizar la integridad física de las familias gitanas.

  El Secretariado Internacional de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) ha reclamado una intervención urgente en Yugoslavia, ya que ha recibido informes, de una fuente fiable, de que el Ayuntamiento de Cukarika se niega a buscar un terreno alternativo para construir unas viviendas destinadas a las ocho familias gitanas que fueron desalojadas de sus chabolas en el distrito Kosutnjak en Belgrado el 14 de junio de 2001.
  Según la información recibida, el gobierno holandés ha dado 15.000 DEM al Humanitarian Law Center (HLC) para construir viviendas para estas familias gitanas. A pesar de que el HLC ha hecho varias apelaciones al Ayuntamiento de Cukarika, su Departamento de Asignación de Terrenos Edificables se ha negado a emitir un permiso para estas viviendas. Igualmente, se han recibido informes de que el Presidente del Consejo Ejecutivo del Ayuntamiento, Slobodanka Despotovic, se niega a cooperar, afirmando que el municipio no dispone de ningún espacio alternativo para ofrecerles y que no tiene ninguna obligación de hacerlo. Mientras tanto, la situación de las ocho familias gitanas es cada vez peor debido al frío y a sus precarias condiciones de vida.
  El 14 de junio de 2001, ocho familias gitanas con unos 30 miembros, entre los que había 10 niños menores de diez años e incluso un bebé de cinco meses, fueron desahuciadas de un edificio situado en el distrito Kosutnjak de Belgrado. Los romà habían vivido en ese lugar desde 1988.
  El desahucio, que tuvo lugar a las 11 de la mañana, fue supuestamente llevado a cabo por las autoridades municipales con la ayuda de la policía y de guardias de seguridad privados. Las familias gitanas sólo tuvieron cinco minutos para recoger sus cosas e irse, sino la policía les amenazó con "estropearlo todo y romper el mobiliario y otras cosas". A la madre del bebé de cinco meses la amenazaron diciéndole que si se negaba a colaborar durante el desahucio, su hijo sería puesto a su cuidado. Según se afirma, la policía también advirtió a los romà que si volvían a aquel sitio los encarcelarían.
  El desalojo de las ocho familias gitanas sigue la iniciativa tomada por el Ayuntamiento para devolver los derechos de propiedad a los antiguos dueños (de antes de 1945) y fue llevado a cabo cuando el edificio fue desnacionalizado y devuelto a su anterior dueño. Debido a que las autoridades municipales no les habían proporcionado ningún alojamiento temporal alternativo, las ocho familias gitanas encontraron refugio en el parque público de Kosutnjak dónde han estado viviendo desde entonces, con el miedo constante a que les obliguen a irse de nuevo.
  Por lo tanto, desde el mes de junio de 2001 estas familias gitanas están viviendo en un parque, en refugios temporales de madera sin acceso a los lavabos ni al agua potable. No tienen comida, excepto la que encuentran en los cubos de basura, y frecuentemente les han apedreado por mover coches, mientras la basura se acumulaba en su asentamiento. Se ha informado que, debido a las intolerables condiciones en que viven, Isnija Stojovic abortó y todos los niños se han puesto enfermos.
  Se ha informado de otros varios casos de desahucio. En el año 2000, se notificaron cuatro desalojos de familias gitanas, el peor de ellos fue el del asentamiento gitano de Antena en Belgrado, dónde todos los habitantes, incluidos los niños, fueron golpeados por la policía. Desde enero del año pasado, se ha informado de 5 desahucios forzados de familias gitanas.

Ante esta situación la OMCT pide a las autoridades yugoslavas que:
  - tomen todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica de las familias gitanas.
  - tomen todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a una vivienda digna de las ocho familias gitanas. Este derecho incluye la obligación de las autoridades a asegurar la disponibilidad de una vivienda digna alternativa.
  - garanticen el respeto a los derechos económicos, sociales y culturales en todo el país, y en particular el derecho a una vivienda digna.
  - garanticen el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de acuerdo con las leyes nacionales y las normas internacionales de derechos humanos como el Convenio Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

 

Un hotel prohíbe la entrada a gitanos e inmigrantes

     16-28.02.2002 / Los sindicatos CNT y CGT, las asociaciones Ceain (Centro de Acogida de Inmigrantes), Taller de Paz, Ateneo Libertario ‘Eliseo Reclús’ y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía han denunciado en un comunicado que el hotel ‘La Albarizuela’, establecimiento de tres estrellas ubicado en el centro de Jerez de la Frontera, mantiene actitudes "discriminatorias, racistas y xenófobas" al no permitir la admisión de determinadas personas "de aspecto dudoso", gitanos o magrebíes.
  Los colectivos y sindicatos se hacen eco de la denuncia de José Cabilla, quien desempeñaba labores de recepción hasta que fue "despedido" el pasado 30 de octubre por "quejarse de las numerosas irregularidades que se producían en dicho establecimiento, tanto con los empleados, como con los clientes".
  En las normas de carácter interno dirigidas al personal de recepción, cuya supuesta copia remiten los denunciantes, aparecen las consignas: "nada de gitanos, magrebíes, árabes, norte o centroafricanos..." y "ninguna persona de aspecto dudoso será admitida". A continuación, en el mismo documento se señala que "en caso de que entrara alguno de los anteriores, la habitación será pagada íntegramente por anticipado y se retendrá el pasaporte hasta que se haya revisado la habitación. Sólo se alquilará por una noche hasta ver el comportamiento". El secretario comarcal de CGT, José García, avaló la autenticidad de estas normas internas. "Es lamentable que se produzcan este tipo de actitudes xenófobas y racistas", añadió.

 

 

Volver a índice Nevipens Romaní